Las enfermedades mentales

Devocionales Cristianos – Mensajes Cristianos

Las enfermedades mentales están invadiendo la iglesia

Estamos en tiempos difíciles y duros, donde es muy difícil sobresalir, y hay muchas personas que han tenido pasados muy difíciles en su infancia por problemas de autoestima, y al crecer crecen con ciertos trastornos que van a su lado y nadie lo nota.

Si llama la atención que siempre quieren ser los número uno en todo; llaman la atención, y esto hace que tengan muchos seguidores que tienen el mismo problema, y admiración por personas que se creen importantes. Personas que quieren ser servidas por otros en vez de servir ellos a otros, este es un signo de indicio del daño.

Anuncios

La iglesia actualmente está siendo invadida por personas así, ahora el estar lleno de títulos es una oportunidad de decir: yo soy postgrado en teología o licenciado o bachiller o profesor, y no bastando esto ahora se autoproclaman con súper poderes, les gusta llamar la atención con nombres de Profetas, apóstoles y etc. etc.

Esto trae consigo un tipo de patología mental implícita que debemos estar muy pendiente de descubrir, esta persona necesita ayuda psicológica, pues es algo que a tiempo puede ayudar a estas personas.

Un ejemplo de este caso fue de un niño que se dirigió al líder, y cuando el niño le dijo: pastor, pastor, el líder todo energúmeno le contestó: no me diga pastor, yo soy el apóstol, y no se dirija así, hable con alguien para que lo atienda.

Estas son las cosas que la megalomanía puede producir, debemos de estar claros que la levadura también puede entrar por un desorden mental y hacer creer a los demás que es normal.

Anuncios

La línea entre la normalidad y anormalidad desde el punto de vista de salud mental es muy fina, y cruzarla es aún mucho más fácil, pero estos desórdenes pueden ser detectados a tiempo.

Cuando alguien está bien ubicado en su lugar al que corresponde, y habla desde ese lugar, entonces está en la realidad.

Es como que si una persona indigente se vistiera con un traje de lujo, y empezará a hablar y comportarse como un ejecutivo empresario, y no solo eso, sino que él cree en su mente que es un empresario y ejecutivo, y encontrará personas que lo crean.

Estamos en tiempos muy muy difíciles, debemos estar atentos a cualquier indicio de daño mental que pueda afectar a las personas que se creen lo que no son.

Se entiende que posicionalmente una persona adquiere un puesto ante Dios. Sin embargo, Jesus declaró y bien fuerte: «…Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos…» (Marcos 9:35 [RVR1960]).

Anuncios

Este concepto debe imperar en una persona sana mentalmente que no pierde el piso, que se ubica en su lugar de trabajo y con el solo propósito que no es para que lo vean los hombres, sino Dios, el único Dios todopoderoso, por los siglos de los siglos Amen.

En las prácticas de los estudiantes de medicina, cuando deben ir a los hospitales psiquiátricos, el estudiante al entrevistar a los pacientes al inicio de su plática con ellos, el estudiante cree que son personas prácticamente normales, o sanas de su mente.

Pero cuando empiezan a hacer las preguntas pertinentes del caso, entonces se dan cuenta que dichas personas están en otra dimensión de sus pensamientos, y algunos con unos problemas y otros con otros, pero aquí se puede identificar qué es muy difícil a veces saber quién está con un problema de desorden mental si no hay esa práctica en reconocer los síntomas.

Muchas personas dentro de dichos lugares, algunos creen que son súperman, otros Dios, otros se creen ser el presidente de la nación, otros se ponen la bata del médico a quién se la piden prestada del estudiante, y se creen que son médicos y si se versan en dicha área, entonces podrían pasar de dichos profesionales y encontrarían a muchos que les brindarían atención.

Debemos tener cuidado con este tipo de problemas que están infiltrando a la iglesia en general, y así tener una pauta correcta de lo que Jesus dijo: «…Si alguno quiere ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos….» (NVI)

© Dr. Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados. 

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

También Revise

Central de Sermones... Mensajes Cristianos

Debes nacer de nuevo

Reflexiones Cristianas, Debemos proclamar el nuevo nacimiento de las personas siempre y que puedan tener esa nueva naturaleza que ama a Dios, la vieja no ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *