La mujer consagrada

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas.. Lectura Biblica: 1 Timoteo 3:11

Introducción:

Se cuenta una historia de un hombre que quería ser millonario, tener muchas mujeres y hacerse muy famoso. Busco muchos medios para conseguirlo y no pudo lograrlo hasta que atrapado por su lujuria pacto con Satanás.

El pacto que hizo fue que el le entregaba su vida a cambio de riquezas y muchas mujeres, el enemigo le dijo trato hecho.

El hombre se hizo rico muy pronto y también tuvo muchas mujeres todas las mujeres que tocaba con pañuelo satánico que tenía se la conseguía.

Pero este hombre un día se equivoco puso sus ojos donde no debía ponerlo se fijó en una mujer santa, en una mujer consagrada y sacó el pañuelo satánico y la magia no le funcionó.

Muy pronto el hombre se sintió desilusionado y vino donde Satanás y le dijo pero tu y yo hicimos un pacto que todas las mujeres que yo tocara iban a ser mías que ha pasado que toque una con el pañuelo y no me hace caso.

Y Satanás le dijo si pero yo he cumplido te he dado riquezas, te he dado muchas famas y también muchas mujeres del mundo, inclusive tu puedes entrar a la Iglesias y todas esas mujeres que no están firme, estable  tiene autoridad sobre ella.

Pero esa que tu tocaste yo no tengo ningún poder sobre ella porque esa es una mujer de oración, esa es una mujer consagrada una mujer santa y cada vez que yo la veo tengo que huir.

Aplicación:

El enemigo no tiene poder sobre hombres y mujeres santos consagrados sometidos a Dios. Pues dice la Biblia en Santiago 4:7:

«Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros

© Miguel Luciano. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Biblicos

Acerca Miguel Luciano

También Revise

Reflexiones Cortas.. ¿Qué es la pobreza y riqueza material?

El joven rico

Reflexiones Cristianas.. Las riquezas de este mundo ahogan a tanta gente y no pueden ver la obra más rica y maravillosa que son ellos mismos al darnos Dios..

Un comentario

  1. Maravillosa enseñanza!!!
    Gracias por compartirla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *