Aprovecha ese momento

Devocionales Cristianos… Mensajes Cristianos

«…Mas ahora, librados del pecado, y hechos siervos á Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna…» Romanos 6:22 (RVA)

Recientemente en la reunión devocional del sábado, estudiamos la porción la porción de Santiago  5:7 «… Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía…»

Dirá sin duda que tiene esto que ver con el tema o la lectura inicial. Bueno mucho. Porque lo que veíamos aparte de la historia y el propósito de las lluvias es el momento entre una y otra.

Anuncios

Cuando Dios en medio de una circunstancia difícil nos llama para buscarle más en oración y entrega, no para pedirle por la solución al problema, sino para disfrutar de su presencia y depositarnos en fe sobre sus brazos, sabedores que la respuesta está cerca. El propósito de la lluvia temprana es ablandar la tierra.

Aplicado a nuestra vida es ese momento en que Dios nos dice que debemos buscarle más y confiar en EL.

La lluvia temprana no es una prueba, no es una tentación, tampoco es una manifestación extraordinaria de milagros, etc. Es esa llamada de atención de Dios a su pueblo de preparase.

De comenzar a hacer cambios en nuestra vida, a tomar decisiones por Dios y las cosas que le honren, a sembrar la semilla de la fe en nuestra vida, a cambiar el rumbo y disfrutar de su presencia anhelándola cada vez más.

Anuncios

En los momentos de dificultad cuando somos más sensibles a su voz, Él aprovecha a hacer ese llamado. Deseoso esta Dios de llevarnos al otro lado.  No estoy creando una nueva teología ni contender con la doctrina específica de nadie.

Pero pareciera que los seres humanos somos más sensibles a la voz de Dios en los momentos que las cosas se ponen más feas, y no es que Dios quiera meternos en problemas para llamar nuestra atención.

Pero lo que si hace es aprovechar ese momento para poner en nuestra vida esa necesidad de cambiar, esa “cristiana” comodidad, y retarnos a dejar no solo hábitos y mañas, sino también a avanzar a una visión nueva de resultados que glorifiquen su nombre atreves de nuestra vida.

Dios está deseoso de usar nuestra vida, de hacernos partícipes de su obra. No porque lo necesite, sino más bien porque somos nosotros los necesitados.

Muchas veces perdemos el tiempo tratando de sacar agua de la barca con nuestras fuerzas y no disfrutamos de la compañía del Señor. Los discípulos se preocupaban del agua mientras Jesús dormía.

Anuncios

Jesús sabía que llegarían al otro lado, pero los discípulos a pesar de verlo hacer milagros querían solucionar un detalle con puros esfuerzos humanos. Disfrutar de su presencia y preparase para la llegada, sabedores que la barca no se hundirá por más fuerte que sea la tormenta.

Prepárate para un mover de Dios en tu vida personal, ese querido amigo si es un avivamiento… el más grande avivamiento que la historia no ha visto jamás!

Podrías imaginarte un lugar lleno de vidas avivadas, vidas que viven cada día disfrutando la presencia de Jesús, a pesar de las dificultades, sabedoras que la lluvia tardía hará florecer el fruto en sus vidas porque hicieron lo que tenían que hacer.

Porque no comienzas a disfrutar de su presencia, a cambiar la CC (cristiana comodidad), a escarbar en tu corazón y remover la tierra para que la buena semilla germine y de fruto. A preparar tu corazón para ese avivamiento en TU VIDA PERSONAL!

© Carlos Antonio Ramos

Acerca Carlos Antonio Ramos

No me gusta hablar de mi, me gusta mas hablar de los demás, pero a nadie conozca mas que a mi mismo (jajaja). En forma Breve: Ministerialmente,para la golria y honra de mi Señor Jesus, Trabajo con grupos de jóvenes en la iglesia a la que pertenezco. Mi deseo ferviente es que la imagen de Jesús sea formado en sus vidas. AMEN!

También Revise

Central de Sermones... Mensajes Cristianos

¿A quien iré sino a Ti?

Reflexiones Cristianas, ¿Sabías que yo ordeno tus pensamientos para realizar tan acertadas determinaciones, de las cuales ahora te jactas que eres tú? Nunca ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *