Bajo su sombra

Devocionales Cristianos… Mensajes Cristianos

Todos, en mayor o en menor medida hemos atravesado por vicisitudes de todo tipo, y de carencias que aunque nos hemos esforzado hasta el límite de nuestras fuerzas, no hemos podido satisfacer. Ante situaciones como estas, nuestra primera opción para solventar el asunto, ha sido pedir la ayuda a un amigo, algún hermano, o a cualquiera que según nuestro criterio tiene recursos que pueden dar solución a nuestras necesidades. Nuestros métodos para ver satisfechas nuestras situaciones a través de otras personas, generalmente nos dejan el sabor amargo de la frustración, sencillamente porque el desprendimiento y la compasión por los problemas de otros, no son ingredientes muy comunes en estos días, en que el individualismo narcisista enarbola como consigna ese axioma que dice: “yo, yo, siempre yo, y nadie más que yo”

Sin embargo, a pesar de nuestras frustraciones, somos presas una y otra vez de la desilusión que nos ocasionan los hombres, solo porque olvidamos que tenemos a alguien que disfruta en ver dibujada la sonrisa en el rostro de sus hijos, ante el toque maravilloso de su mano, metiéndose en nuestros asuntos para convertirlos en carga de Él. Nos olvidamos de las veces en que clamamos a Dios en una necesidad y Él nos respondió a pesar de que sabíamos que no merecíamos lo que estábamos pidiendo. Es que Dios es así de bueno. El recibe nuestras oraciones, y nos brinda su misericordia.

¿Estás atravesando por carencias y vicisitudes, sin que hayas podido resolver?, Convierte la oración a Dios, en la oración del hijo y no del mendigo; ten fe en que quizás hoy Dios reciba tu oración y derrame su misericordia sobre ti.

Versículo para el día:

«..¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas…» Salmos 36:7

Que puedas descansar en la sombra protectora de su gracia, y tengas días plenos de gozo. Los hombres pueden frustrarte, pero Dios se place en ser tu guardián.

© Francisco Medina

Acerca Francisco Medina

Conocí al señor en el año 1986. Soy miembro de la Iglesia Liga Evangélica de Cuba, donde me desempeño como Decano Nacional del Instituto bíblico de dicha denominación. He sido pastor terrirorial , Presidente del departamento de caballeros de la Iglesia. Soy graduado del MINTS (Miami International seminary) como Master en teología y Master en educación Cristiana. Graduado como Doctor en Divinidades en teological university. Miami florida. H e escrito libros y soy escritor de árticulos que son publicados en una revista de circulación nacional. Maestro conferencista y miembro fundador de la Agencia Cubana de estudios teológicos.

También Revise

Covid 19 y El Buen Samaritano

Covid 19 y El Buen Samaritano

Reflexiones Cristianas. Un Samaritano, que solía pasar por ese lugar y que era una persona menospreciada por su parte genética o su expresión en su piel..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *