De la desolación a la bendición

Devocionales Cristianos… Mensajes Cristianos

Daniel 9:3-5 – “…Y oré a Jehová mí Dios e hice confesión diciendo: Ahora, Señor, Dios grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos; hemos pecado , hemos cometido iniquidad, hemos hecho impíamente, y hemos sido rebeldes, y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus ordenanzas…”

En los anales de la historia, encontramos un sinfín  de relatos que nos muestran la fidelidad de la palabra de Dios, y por otro lado, la confusión de rostro del ser humano, (Equivocado)

No es muy difícil encontrar el origen de nuestro sufrimiento, basta con profundizar un poco, y nos damos cuenta que nuestras malas decisiones nos llevaron hasta ese lugar. Aprenderemos, no solo a salir de ese lugar, sino a evita llegar a tal situación.

Pero, ¿Cómo salir de esa situación? Todos anhelamos tener una vida libre de dificultades; si bien es cierto es imposible, si hay situaciones extremas en las cuales clamamos por ver la mano de Dios obrando a nuestro favor.

Acá hay algunos consejos que traerán luz a tu corazón, y te ayudarán a salir de esas situaciones extremas.

Encontrar la verdadera razón de nuestro sufrimiento

No sirve de nada revolcarnos como ligosas en sal, si no tomamos acción y corregimos el problema; la Biblia dice: “…Como el gorrión en su vagar, y como la golondrina en su vuelo, así la maldición nunca vendrá sin causa…” (Proverbios 26:2). Siempre que viene una dificultad, debemos analizar su origen para poder corregirlo.

Porque la aflicción no sale del polvo, ni la molestia brota de la tierra…” Fueron las palabras de Job, y siendo un hombre al cual Dios tenía en alta estima, debemos entender que sabía de qué hablaba. El hombre nace para la aflicción, exclamo, pero como hijos de Dios debemos saber qué hacer.

Aceptar la corrección de Dios, y cambiar nuestro malos hábitos

Ciertamente yo buscaría a Dios, y encomendaría a Él mi causa; el cual hace cosas grandes e inescrutables, y maravillas sin número…” Job 5:8-9

Siempre que busquemos a Dios, debemos entender que Él demandará algo de nosotros; no como pago, sino un cambio de sentido; sobre todo en cuanto a la fe y obediencia que debemos tener.

Cuando Juan el bautista predicaba y bautizaba, muchos venían a él, y sabiendo que necesitaban arrepentirse y demostrar con hechos dicho arrepentimiento, exclamaban: “Entonces, ¿Que haremos…? (Lucas 3:10) Y respondiendo, les dijo: El que tiene dos túnicas, de al que no tiene…” Ahora bien, hay cosas que no tienen nada que ver con el trato al prójimo, sino con malos hábitos que nos tienen endeudados, y eso debido a una mala mayordomía, eso también tiene que ver con las cosas que Dios nos demanda cambiar para vivir de acuerdo a su voluntad.

Poner nuestro ojos en las cosas celestiales, no en las terrenales

No hay ausencia de problemas, y más aún en la vida de un cristiano; pero el origen de los mismos cambia, “Aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas…” (1 Pedro 1:6)

Llegar a entender cuál es la voluntad de Dios nos hará aceptar las cosas que vivamos, y, si tenemos que sufrir alguna adversidad, aprender a confiar que Dios tiene el control, y sobre todo, que el Reino celestial está asegurado.

© 2017. Denis A. Romero

Acerca daromero

Pastor Evangélico, comprometido con la enseñanza y el discipulado personal...,

También Revise

Covid 19 y El Buen Samaritano

Covid 19 y El Buen Samaritano

Reflexiones Cristianas. Un Samaritano, que solía pasar por ese lugar y que era una persona menospreciada por su parte genética o su expresión en su piel..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *