¿Por qué quieres el día de Jehová?

Abdías 15

«…Porque cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu recompensa volverá sobre tu cabeza…»

Saludos a todos en el amor de Cristo.

Al leer este pasaje bíblico, mi corazón se estremeció, pues se metió en lo más profundo de mi pensamiento; a veces leemos solo por leer pero pocas veces nos detenemos a pensar en un solo versículo.

Todos sabemos que el juicio pronto llegará, muchos nos regocijamos y deseamos ese día, pero mi corazón me dijo… En realidad lo quieres, ¿por qué lo quieres?

La verdad es que me di cuenta que no estoy preparada para enfrentar ese día,

Amos 5.18

!!Ay de los que desean el día de Jehová! ¿Para qué queréis este día de Jehová? Será de tinieblas, y no de luz;

Yo no estoy preparada para ese día terrible, si pasara en estos precisos instantes la ira de nuestro Creador me destruiría inmediatamente.

Muchos podrán decir… ¿por qué? Si tu eres cristiana, y esa es la razón más grande, ya que no podría defenderme ante nuestro Padre, pues ¿como defenderme cuando he dañado de alguna manera a mis hermanos en Cristo y a los del mundo?

Como defenderme cuando él me ha pedido pagar el mal con bien, a veces cuando nos dañan o desprecian por diferentes razones, actuamos con un corazón carnal, y dejamos que ese dolor corra por nuestro ser y lo dejamos habitar dentro, se instala y hace su nido dentro de nuestros sentimientos y no tratamos de sacarlo, no perdonamos las ofensas o los equívocos de alguien y solo despreciamos, yo lo he hecho, y esa es una de las razones por la que me sentí no estar preparada para el día del Señor.

Pensé qué terrible será ese día si sigo el camino que llevo, porque todos los actos que haga con uno de ustedes, hermanos; me serán devuelto, el Señor me recompensará de la misma manera, despreciandome y no me perdonará, si no perdono, si no me humillo, pues como esperar perdón si yo no aprendí a perdonar y olvidar.

Por mi parte el Señor me esta moldeando y esta haciendo de mi el mas finos de los trabajos, pues él es el mejor arcillero, y en estos momentos soy arcilla en las manos de Él.

Estoy dando los primeros pasos, al reconocer que no soy perfecta, que me hace falta mucho que aprender de él, y es esa una de las razones por la que él tarda en venir, nos esta dando la oportunidad día a día de mejorar para agradarlo a Él, cada día es una nueva oportunidad de salvación.

Que el Espíritu Santo los guíe si en su corazón nace es el deseo de meditar.

Bendiciones.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Soportemos las adversidades y dificultades

Soportemos las dificultades

Reflexiones Cristianas; Necesitamos poner nuestra mirada el Jesús en medio de las adversidades, y aflicciones debemos confiar que Él no nos dejara y que lo..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.