¿Quien es un ladrón?

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas – Texto Biblico:No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.” Mateo 7:1-2

Habían al final de la vida de Jesús en la cruz del calvario dos ladrones, me llama la atención que eran dos (Mateo 27:38; Marcos 15:27).

Ambos estaban allí para ser ajusticiados por ser ladrones, y tenían la dicha de estar al final de sus días a la par de Jesús, como una gran oportunidad en sus vidas.

Uno de ellos se creía más justo que el otro y comenzó a insultar a Jesús, el que había supuestamente robado más le dijo a Jesús que se acordará de él cuando viniese en Su reino y Jesús al ver su arrepentimiento le dijo: Hoy mismo estarás conmigo en el Paraíso (Lucas 23:40-43).

El otro que al parecer había robado menos no le quitaba el ser ladrón, pero solo se dedicó a insultar a Jesús (Lucas 23:39). Había algo dentro de el que se sentía más justo que el otro, y se perdió en las tinieblas y llamas del infierno.

Las personas que se creen justas

Casi siempre las personas que se creen justas miran de menos a los que ellos consideran pecadores, y eso aleja aún más a los pecadores del perdón.

Los verdaderamente justos sienten mucha carga por los perdidos que más bien interceden por ellos, y buscan el momento para poder compartir del verdadero evangelio, ya que también se estuvo en las mismas filas de la perdición y pueden entender a los perdidos que así como ellos. También ellos eran duros de corazón y alguien estaba intercediendo por ellos para que llegaran al conocimiento de Jesús.

Recuerda algo, el ladrón es ladrón por robar un centavo, y no se diferencia del que roba millones, ambos están pedidos y ambos requieren acercarse a Jesús para conocerle de verdad.

Ahora analiza bien y te preguntaré: ¿has robado algo que valga un centavo o un poco más?

Pues déjame decirte que eres un ladrón o ladrona, y no eres diferente al que roba millones. Ambos necesitan el perdón y cambiar el corazón corrupto.

Los que juzgaban a la mujer adúltera fueron sorprendidos en que ellos también eran igual que ella, y no se habían dado cuenta hasta que Jesús los delató y los evidenció en sus corazones, y no pudieron contra sus propias conciencia (Juan 8:3-10).

Recuerda si eres un hijo o hija de Dios muéstralo siendo compasivo y no justiciero, pues lo primero te eleva a hijo o hija de Dios, y lo segundo te reduce a un miserable hijo o hija de Satanás

No juzgues para que no seas juzgado. Juzga con justo juicio y ese justo juicio te llevará a saber que tu eras antes así también.

© Dr Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Reflexiones Cristianas

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Dr. Mauricio Loredo
Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

También Revise

Dios tiene el control

Dios tiene el control

No importa por que situación estés pasando en tu vida. Solo recuerda que Dios esta en control de todo. Confía en Dios y Su palabra, y tu vida sera bendecida.

5 Comentarios

  1. Muy linda reflexion… Es de mucha pero mucha bendición!!! Gloria a Dios!!! Desde Argentina 🙋‍♂️

    • Mauricio Loredo

      Muchas bendiciones! Me gozo que sea de bendición para Honra de nuestro Señor Jesucristo !
      Saludos hasta Argentina !

  2. María de los Santos Cahuich Sánchez

    Dios bendiga su vida Pastor muy bueno el mensaje, que nos indica que no juzguemos a nadie, porque también nosotros cometemos algunos que otros pecados

  3. william zambrano

    Gracias pastor por enseñarnos la Palabra de Dios y edificar nuestras vidas. Bendiciones, william Zambrano de Bogota Colombia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.