Humildad, la virtud de los grandes

Reflexiones Cristianas

Reflexión Cristiana de Hoy: Humildad, la virtud de los grandes

Reflexiones Cristianas.. Lectura Biblica: Lucas 2:6-7

“Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron a María los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.”

INTRODUCCIÓN

El Rey de reyes, el Señor de señores, el único que pudo escoger las condiciones de su nacimiento, rechaza la fama, la fastuosidad de los palacios y la comodidad. En vez de eso prefiere un lugar apartado, incómodo, insalubre… Y su mensaje es fuerte y claro: No son las cosas externas ni las apariencias las que te hacen ser digno.

La humildad es una de las virtudes favoritas de Cristo y así lo demostró en su nacimiento, porque es la virtud de los grandes, puesto que “el que se humilla será enaltecido” (Lucas 14: 12).

LO ENVOLVIÓ EN PAÑALES

Jesús se somete voluntariamente a las inclemencias del tiempo, a las incomodidades de un viaje cuando su Madre estaba ya con trabajos de parto. Las decisiones de Dios no obedecen a la casualidad, así que debemos pensar que Cristo así quiso nacer.

Ninguna persona tiene oportunidad de escoger las condiciones de su nacimiento, ni su apariencia, ni su sexo, ni su nacionalidad, absolutamente nada de eso lo puede escoger. Somos libres sólo a partir de que tenemos uso de razón. Pero Cristo tomó todas esas decisiones con plena y soberana libertad.

Ciertamente, hace 2,000 años no existían los hospitales ni los hoteles de cinco estrellas. Las condiciones de vida en aquellos tiempos eran sumamente rudas y agrestes. Es decir, ya el hecho de nacer en ese momento histórico era muy difícil, pero Dios escogió para su hijo todavía las condiciones más humildes y rústicas de la época.

Acerca Miguel Angel Prado

Miguel Angel Prado
Pastor jubilado, trabajo para Central de Sermones predicando la palabra de Dios al mundo. Soy un fiel seguidor de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Dios es nuestro refugio

Dios es nuestra fuerza y nuestro refugio. No podemos confiar en momentos de dificultad, pero en alguien que siempre puedes confiar es Dios. ¡Confía en Dios!

Leave a Reply

Your email address will not be published.