Siempre mantente alerta

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas Texto Biblico: «Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar» 1 Pedro 5:8

Érase una vez un león que envejeció tanto que no pudo matar a ninguna presa por su comida. Entonces, se dijo a sí mismo, debo hacer algo para mantener mi estómago, de lo contrario moriré de hambre.

Siguió pensando y pensando y, por fin, una idea le hizo clic. Decidió acostarse en la cueva fingiendo estar enfermo y luego quienquiera que vaya a preguntar por su salud, se convertirá en su presa. El viejo león puso en práctica su malvado plan y comenzó a funcionar. Muchos de sus simpatizantes fueron asesinados. Pero el mal es de corta duración.

Un día, un zorro vino a visitar al león enfermo. Como los zorros son inteligentes por naturaleza, el zorro se paró en la boca de la cueva y miró a su alrededor. Su sexto sentido funcionó y llegó a conocer la realidad. Entonces, llamó al león desde afuera y le dijo: ¿Cómo está, señor?

El león respondió: “No me siento bien en absoluto. ¿Pero por qué no entras? «

Entonces el zorro respondió: ¡Me encantaría entrar, señor! Pero al ver que todas las huellas van a tu cueva y ninguna sale, sería lo suficientemente tonto como para entrar.

Diciendo eso, el zorro fue a alertar a los otros animales.

Dios nos manda a estar alertas siempre, no seamos como como el camarón que se durmió y se lo llevo la corriente.

Velad pues la venida del altísimo esta cerca.

Dios me los bendiga.

© Maria Del Carmen Garcia Guerrero. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Reflexiones Cristianas

Acerca Maria Del Carmen

Pertenezco a la iglesia Tabernáculo de avivamiento. Acepte a Cristo desde temprana edad y desde entonces he servido al señor.

También Revise

Reflexiones Cortas.. ¿Qué es la pobreza y riqueza material?

El joven rico

Reflexiones Cristianas.. Las riquezas de este mundo ahogan a tanta gente y no pueden ver la obra más rica y maravillosa que son ellos mismos al darnos Dios..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *