¿Estas realmente preparado?

Reflexiones Cristianas

Prédica de Hoy: ¿Estas realmente preparado?

Reflexión Cristiana Lectura Bíblica: Mateo 24:42

Introducción:

Si te preparas para vivir físicamente, ¿por qué descuidas el prepararte para vivir eternamente?

El primero, (físicamente), se logra con el órgano de la visión o sea la ciencia cuando ves los adelantos que te maravillan y te generan miedo también.

El segundo, (eternamente), se logra con el órgano de la audición, al escuchar la palabra de Dios viene la Fe que entra por el oído (Romanos 10:17).

Este año es un año de oídos enfermos en todo el mundo.

Los otorrinos, audiólogos y médicos en general lo hemos detectado y la OMS declaró el año del cuidado del oído.

Apocalipsis 3:20 dice muy claramente y coge aún más vida este verso que nunca: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” Palabras de Jesús en Apocalipsis por medio del Apóstol Juan.

No te maravilles de lo que ves en este momento (Eclesiastés 5:8)

Maravíllate del efecto de la palabra de Dios en tu propia vida al recibir a Jesús y creer en sus promesas.

No te enfoques en lo terrenal (2 Corintios 4:18; Colosenses 3:2) como algo a que aferrarte y vivir, sino a lo eterno lo que realmente vale la pena aferrarse en Jesús.

Conclusión

Jesús es el único que puede abrir esa puerta de la audición si tú le permites escuchándole y estar atento.

© Dr. Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Reflexiones Cristianas

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Dr. Mauricio Loredo
Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

También Revise

Mensajes Cristianos... La buena obra de Dios

Hay buenas noticias para los justos

Reflexiones Cristianas .. Todos estamos expuestos a enfrentar días malos, dias de malas noticias. Pero los que hemos sido justificados por medio del sacrificio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *