¡Atrévase a más!

Predicas Cristianas

Recuerdo que cuando éramos niños, en medio de nuestros juegos, existía una ronda llamada «El gato y el ratón». Antes de salir el ratón para ser perseguido por el gato y no dejarse atrapar, se hacía una apuesta que seguramente hoy en día recordamos: «Para ti la mestiza y para mi el chicharrón. »

Aunque la mestiza era la peor parte, y le tocaba siempre al ratón; éste se debatía en dos grandes preocupaciones: Una, perder y ser cazado por el gato. Pero si lograba superarlo, en la siguiente ronda, dejaría de ser ratón y pasaría a ser gato, y tendría la mejor parte ¡el chicharrón!; pero esa sensación de incertidumbre y zozobra aumentaba, y muchas mariposas en el estómago se alborotaban, de pensar, en qué momento, si en la siguiente ronda; volvíamos a ocupar el puesto del ratón. En lo personal, nunca pase tres rondas, pues siempre había uno mas veloz que yo.

Desde que fue diseñado el tabernáculo en medio del desierto, fue dado un lugar especial para la presencia de Dios. Este lugar era impenetrable para la gente del común. Solamente el sacerdote podía ingresar a ese lugar santísimo y estar en la presencia de Dios.

Anuncios

En ese lugar santísimo se encontraba el arca del pacto, la cual tenía un diseño especial: Éxodo 25:10-20. Y también, un propósito: 21-22. «Contendría el testimonio que Dios nos declararía; desde allí hablaría y demandaría al pueblo»; pero también contenía otra cosa: El maná.

Todos sabemos que la muerte de Jesucristo rompió el velo y ahora todos podemos gozar de su presencia bajo un Nuevo Pacto. Todos podemos acercarnos en cualquier momento y buscarle, ¿pero una cosa es hallarle y otra muy distinta, es permanecer en El?, ¡De seguro que es todo un reto.! Así como el que desea dejar de ser ratón y permanecer mucho tiempo en el lugar del gato.

Quizás muchas veces hemos entonado un cántico que dice: «Por un momento en tu presencia, por un instante nada más, por un destello de su gloria, por un minuto nada más. Todo daría, no importaría, lo que tenga que esperar. Tengo hambre de Ti, de Tu presencia, de tu fragancia de tu poder»; y qué bendición de cántico.

Ahora, se ha imaginado en su dimensión completa, que es estar verdaderamente en la presencia de Dios, y permanecer?

Anuncios

Muchos cristianos tiene la convicción de que la presencia de Dios se manifiesta en el instante en que se es salvado de un accidente atroz; en el instante, en que se entonó un cántico que toca las fibras del alma y en que se estremece esa comunión con Dios; en que se recibe una palabra o visión profética, o el día del culto de milagros, entre otras situaciones.

Hoy quiero compartirle que la presencia de Dios no un simple instante, la presencia de Dios es un estado o una dimensión a la que se llega luego de vivir ciertos procesos. No basta con llegar y presentarse por un instante; quizás como la posición del que es ratón, que pasa a gato en la ronga siguiente vuelve al puesto del ratón, o como hacen los padres cuando llegan tarde a la reunión de entrega de boletines o escuela de padres; solo para firmar la asistencia y tener al profesor satisfecho todo el resto del periodo.

Hoy vamos a estudiar varias de las formas por las cuales se puede llegar a la presencia de Dios, pero también vamos a descubrir que solo hay una forma segura de permanecer en esa presencia y que es a ese punto donde debemos llegar, a PERMANECER.

A la presencia de Dios se puede llegar por:

I. INTIMIDACIÓN

Intimidación es el acto de hacer que los otros hagan lo que uno quiere a través del miedo. La intimidación puede manifestarse como una manera de amenaza física, miradas amenazantes, manipulación emocional, abuso verbal, humillación intencional y/o verdadero maltrato físico. La intimidación puede ser empleada conscientemente o inconscientemente, y un porcentaje de gente que lo emplea conscientemente puede hacerlo como resultado de tener ideas racionalizadas de apropiación.

Anuncios

1 Samuel 2:12-17, 22-24.

Los hijos de Eli, conocían de Jehová, pero no le conocían en persona; no ofrendaban y menospreciaban sus ofrendas. Eran pecadores y no tenían testimonio.

Por esta causa, estando acampando el pueblo de Israel en Eben – Ezer, fueron atacados por los filisteos y muertos muchos israelitas. El pueblo se lleno de miedo por no haber visto el respaldo de Dios, se sentían INTIMIDADOS por los filisteos; y la primera estrategia fue enviar por el arca del pacto a Silos de manos de los Hijos de Elí. (1 Samuel 4:1-4)

Pero aún así, habiendo traído la presencia de Dios con ellos (el arca), Los filisteos arremetieron de nuevo contra le pueblo y hubo gran mortandad del pueblo d e Israel, 30 mil hombres, entre estos, Ofni y Finnes. (vs 10-11).

… E ISRAEL PERDIÓ LA PRESENCIA DE DIOS. Les duro, solamente un instante mientras decidieron llevarla para pelear.

Muchas veces pretendemos intimidar a los hijos a nuestro esposo, o esposa con la presencia de Dios y los juzgamos severamente. Mostramos a Dios delante de ellos como justiciero, y castigador, cuando la palabra dice que Dios es un Dios de amor, perdón y restauración.

Estos hijos y esposos, tarde o temprano terminan huyendo de la Presencia de Dios, y llegan a la muerte espiritual, no queriendo saber nada de Dios, o demorando su encuentro verdadero con El. Otros se ven intimidados por el cobro jurídico, por el cobro de la cuota del automóvil, el pago del arriendo, el cobro de la pensión… Y corren al culto a clamar a Dios, intimidados, con incertidumbre, a orar por un milagro; pero lastimosamente, llegan a pedir y se olvidan de entrar verdaderamente en su presencia donde todo ya esta resuelto y cancelado. Esta actitud trae enfriamiento, perdida de la confianza y muerte espiritual. La intimidación es el motor de

II. CASUALIDAD

Es la combinación de circunstancias que no se pueden prevenir ni evitar. Suceso inesperado, imprevisto, no planeado.

«Y los filisteos tuvieron miedo, porque decían: Ha venido Dios al campamento. Y dijeron: !!Ay de nosotros! pues antes de ahora no fue así. 8 !!Ay de nosotros! ¿Quién nos librará de la mano de estos dioses poderosos? Estos son los dioses que hirieron a Egipto con toda plaga en el desierto. 9 Esforzaos, oh filisteos, y sed hombres, para que no sirváis a los hebreos, como ellos os han servido a vosotros; sed hombres, y pelead. 10 Pelearon, pues, los filisteos, e Israel fue vencido, y huyeron cada cual a sus tiendas; y fue hecha muy grande mortandad, pues cayeron de Israel treinta mil hombres de a pie. 11 Y el arca de Dios fue tomada, y muertos los dos hijos de Elí, Ofni y Finees.» 1 Samuel 4:7-11

Cuando el arca del pacto es llevada a Eben – Ezer, Los filisteos desde Afec escucharon un gran grito de júbilo y sintieron temblar la tierra. «supieron que el arca había sido traída al campamento de Israel».

La reacción de ellos fue sentir miedo y temor del Dios de Israel, pero en ningún momento exclamaron: «Vamos y le robamos el arca para que Dios no los respalde y les podamos vencer». Ellos solamente tenía como meta, la batalla y con ella, el botín que obtuvieran, pero no exclamaron anhelar el arca por su protección, tampoco visualizaron el arca del pacto en su poder. Una vez dan muerte a Israel, y ganan la batalla, toman el arca y la llevan con ellos, (Por casualidad). (Vers. 11). Y el arca fue llevada de Eben Ezer a Asdoc.

>Mensajes de Interés



Acerca Alejandra Maria Borda Leon

Pastor Afiliado al Centro Familiar de Adoración, ministerio Centro Cristiano Internacional Cúcuta. Graduada en Técnico en Teología y Ciencias Bíblicas IBS. Graduada en Teología Bíblica y Ministerial Instituto Bíblico Asambleas de Dios. Licenciatura en Psicología Familiar Cristiana UNPI. Diplomado en Maximización de Potencial de Recurso Humano. Feliz mente casa, madre de tres jóvenes y servidora del Señor.

También Revise

Predicas Cristianas.. Central de Sermones

Un corazón afilado por Dios

Predicas Cristianas, hoy en día podemos ver como la iglesia cristiana sigue creciendo más, lamentablemente este crecimiento estadístico que se marca a nivel ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *