¡Apunte al blanco correcto!

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

«Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. » 1 Juan 2:1-6

El ser humano esta colmado de prohibiciones desde el momento en que nace.

A un bebe se le dice: NO llores; a un niño que comienza su etapa de caminador se le dice: NO toques, NO cojas; a los cinco años: NO más…; a los 10 años: NO te atrevas ó NO te permito; a los 15 años: NO lo vuelvas a hacer porque…. Ya después de los 18, cuando es difícil atajarlos, nos toca decir con responsabilidad moral: Ve, hazlo, pero NO peques.

Anuncios

Si a nosotros nos hubiesen formado y educado con el enfoque correcto, apuntando a lo debido, o hacia lo bueno que si se puede y debe hacer; a cambio de, lo que NO se puede o debe; tendríamos una visión direccionada hacia la meta verdadera de nuestras acciones. Muy seguramente nos sería más fácil NO pecar y el pecado no nos llevaría a situaciones de fracaso.

Como creyentes que nos proyectamos a vivir en Cristo, necesitamos encontrar la manera de derrotar el pecado de nuestra vida.

Hoy es un día de cambios y vamos a iniciarlo, resolviendo 3 interrogantes que nos ampliarán el conocimiento y darán convicción, para poder derrotar el pecado. Estos son:

I. ¿QUÉ ES PECAR? 1 Juan 2:1a

Anuncios

Pecar viene del término griego «jamartano» que significa «errar el blanco». Por consiguiente, pecar significa: Desviarse de un objetivo o dejar de alcanzar una meta, que ofrece un beneficio, satisfacción o premio.

Cuando leo el libro de la carta a los filipenses, me deja ver el texto cuan claro tenía el apóstol Pablo, lo que era No pecar. Filipenses 3: 13-14 Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante,14 sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.. Pablo tenía claro que para alcanzar la semejanza de Cristo la cual es perfecta, tenía que definir su meta, DEFINIR SU BLANCO e ir siempre adelante; el sabía que en la meta había un premio y ese premio emanaba de Dios; por tanto, no le interesaba desviarse del objetivo ni «errar el blanco».

Desde niños nos han enseñado, y de adultos enseñamos a nuestros hijos, que no debemos pecar, pero la estrategia que utilizamos es igual a la estrategia con la que fuimos formados. NO toque, no haga, No, y No… Si bien la naturaleza del hombre es rebelde, reflejada en cosas tan simples como cuando nos dijeron No toque la plancha por que se quema (por que quien no se ha quemado con una plancha). La reacción de niños, es escuchar, interpretar, y sacar deducciones, pero, con base en ¿qué parámetros?; si de niños no conocíamos el significado de ¡quemarse!. Finalmente el niño la toca y se quema. En cambio, si al mismo niño que juega con la plancha se le dice: Si la tocas, te va a causar un profundo dolor, es mas probable que no se queme; ya que desde que inicia su etapa de caminador, se golpea a diario y conoce que es el dolor.

Pablo podría haber dicho: «Hermanos, imítenme a mi que yo no peco». Pero no hubiese tenido resultados. Pablo se tomo el trabajo de demostrar que no pecar es más que una prohibición la cual el ser humano siempre quiere quebrantar. El nos demostró que no pecar es: alcanzar mis metas y objetivos fundamentados en Cristo; no pecar es no solo apuntar, sino, ¡ DAR EN EL BLANCO.!

Conociendo, que pecar es desviarse de su objetivo trazado en Cristo, cuando le hable a sus hijos ó a los pecadores, hágalo de la siguiente manera:

Anuncios

Reemplace: Cuidadito con ir a fornicar por que eso es pecado de muerte…

Por: Hija, recuerda que tu futuro esta en juego, tu viaje a Australia. Piensa en las promesas que tienes de Dios antes de tomar decisiones erradas. Mira que tu carrera demanda tiempo y sacrificio y si te embarazas en estos momentos, será muy difícil lograrlo… Y puede utilizar más ejemplos de este tipo.

Ahora confiese esto con migo: Hebreos 12:1 «Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús…»

II. ¿QUÉ HACER SI PECO? 1 Juan 2:1b-2

La palabra Abogado en el versículo, viene de «paracletos» que significa: «llamado al lado de uno, en ayuda de uno, intercesor».

Intercesor significa: Que ruega o media por otro.

Este versículo nos enseña que el que peca, debe comparecer ante el Padre, pero como toda persona que comete una falta tiene derecho a presentar su defensa, no se ha de presentar solo; sino que tiene uno que fue dado para estar a su lado, para darle ayuda, para rogar por el; y ese intercesor es Jesucristo.

Al morir Cristo, y al hacerse sacrificio por nosotros; el se pone entre nosotros y el Padre, y cuando venimos ante el Padre a comparecer ¡arrepentidos!; el Padre nos ve limpios y puros, por que nos ve a través de Jesucristo Santo y perfecto.

Ud. debe examinar su interior y tomar una actitud de arrepentimiento respecto a su pecado. Una vez lo hay hecho, solamente pida a Jesucristo que interceda ante el Padre por Ud., y solo de esta forma será visto sin mancha, sin pecado; a semejanza de Cristo. Efesios 2:5-6

III. ¿CÓMO DEJAR DE PECAR? 1 Juan 2: 3-5

a) Conociéndole: La palabra conocer viene del griego «ginosko» y significa o expresa una relación entre una persona y el objeto conocido, donde lo que es conocido, es de muy alto valor para el que lo conoce. (1 Corintios 8:3). Esta relación de conocimiento que no es intelectual, se obtiene por la operación del Espíritu Santo en nuestra vida luego de recibir a Cristo.

b) Obedeciéndole: Obedecer significa según el diccionario: Cumplir la voluntad de quien manda.

En la aplicación, yo puedo cumplir (obedecer) con algo que se me ha comunicado, y lo puedo cumplir, si tengo las capacidades para hacerlo.

Cuando nosotros conocemos a Cristo, Él nos conoce. Nos volvemos uno solo con su espíritu y asumimos su carácter y sus pensamientos; y es ahí, cuando comenzamos a cumplir su voluntad teniendo en cuenta que nunca nos pide algo que no seamos capaces de hacer por Él.

UNA VEZ COMIENZO A CUMPLIR SU VOLUNTAD, SU AMOR SE MUESTRA A MI VIDA, YO LO ENFOCO COMO MI OBJETIVO A ALCANZAR Y DEJO DE ERRAR EL BLANCO.

CONCLUSIÓN

Todas estos interrogantes, quizás nos parecen sencillos, pero su respuesta es algo compleja. Teniendo plena claridad de sus respuestas, tómelas como armas poderosas para derrotar el pecado en su vida. Ya no habrá sentimiento de culpa, ni querrá huir de la presencia de Dios cuando caiga en pecado, si no que, se acercará en arrepentimiento y obediencia, y será restaurado.

Tan semejantes somos nosotros a Cristo cuando le conocemos, que el enemigo también nos ve como su «blanco». Por eso dice la palabra en Efesios 6:16 «Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno»

Y cuales son esos dardos? Gálatas 5:19-21 …Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas…

Cuando estos dardos nos tocan, se convierten para nosotros en esos «BLANCOS ERADOS» que nos apartan de la presencia de Dios.

No se distraiga más, APUNTE AL BLANCO Y DERROTE EL PECADO.

Acerca Alejandra Borda

Pastor Afiliado al Centro Familiar de Adoración, ministerio Centro Cristiano Internacional Cúcuta. Graduada en Técnico en Teología y Ciencias Bíblicas IBS. Graduada en Teología Bíblica y Ministerial Instituto Bíblico Asambleas de Dios. Licenciatura en Psicología Familiar Cristiana UNPI. Diplomado en Maximización de Potencial de Recurso Humano. Feliz mente casa, madre de tres jóvenes y servidora del Señor.

También Revise

Reflexiones Cristianas.. Predicar yo, ¡Ni que fuera pastor!

Predica la palabra

El Señor nos insta a que prediquemos, que nuestra boca sea un instrumento de Dios para llevar las palabras de bien a los necesitados, porque el mundo necesita..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.