Con paso firme

¿Suena a nosotros?

Y finalmente en el verso 13 del mismo capítulo nos dice

«Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.»

Con paso firme porque ese enemigo que tu ves ahora, ese problema que tu ves ahora, ese faraón que tu esta viendo ahora, Jehová nos promete que nunca mas lo volveremos a ver.

Con paso firme porque Jehová esta con nosotros y nos dice que abramos los ojos, que salgamos de las tinieblas y veamos la salvación que hoy El hará con nosotros.

Con paso firme porque el problema en el nombre de Cristo Jesús ya se esfumó, y la salvación en mi vida en el nombre de Cristo Jesús ya llegó.

Hermanos, alabe al Señor, si la salvación en su vida hoy llego.

Hermanos alabe al Señor, si hoy usted le dijo adiós a ese problema, porque en el nombre de Cristo Jesús, jamás ni nunca ese problema usted lo volverá a ver.

Hermanos alabe al Señor, si hoy va a empezar a caminar con paso firme sabiendo que Cristo Jesús esta aguantándolo para que no le pase nada. Porque aunque pase por el rió Jordán, si camino con fe, mi Dios a las aguas, ALELUYA, separara.

Dígale a la persona que esta al lado suyo… ¡Jesucristo te esta aguantando!

¡Alábalo!

La Palabra de Dios nos dice en la carta de Pablo a los Gálatas Capítulo 5 Verso 1

«Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.»

Como nosotros que el Señor nos rescato del pecado; nos saco de las tinieblas; nos sacó de esa esclavitud del pecado y ahora como tenemos un problemita queremos volver atrás. Queremos volver atrás porque aunque estábamos en tinieblas, nadie nos molestaba, nadie nos relajaba. Pero Cristo Jesús le dijo al ciego de Betsaida. ya te abrí los ojos, pero ahora no vuelvas a esa ciudad, no te atrevas volver a esa ciudad.

Hermanos ya a ti Cristo Jesús te abrió los ojos; ya a ti te rescato del pecado; ya a ti te rescato de las manos del faraón. Pero ahora no vuelvas a esa ciudad, ahora no vuelvas a ese pecado, ahora no vuelvas a esa vida de tinieblas. Porque Cristo Jesús mi salvador y tu salvador del yugo de la esclavitud ya nos sacó.

Hoy llegó la salvación a tu vida. Hoy el Señor a hecho una nueva melodía en tu vida. Hoy el Señor ha puesto un nuevo canto en tu boca. Hoy el Señor le ha dado libertad a mi vista, y si hoy el Señor de señores me a dado todo eso, lo único que yo tengo que hacer es caminar con fe. Lo único que yo tengo que hacer es vivir en su palabra. Hermanos, lo único que yo tengo que hacer, lo único que yo voy a hacer, es levantarme y en el nombre de Jesús, con paso firme, ALELUYA, caminare. Con paso firme viviré. Con paso firme me levantaré, porque aunque el viento trate de tumbarme, no pereceré, porque Jehová es mi pastor y ni a mi, ni a ti, nada jamás ni nunca nos va a ser falta.

Hermanos yo no se ustedes, pero yo con Paso Firme seguiré caminando. Con paso firme seguiré andando, porque yo no soy reprobado. Yo soy una criatura perfecta y con la sangre de Cristo Jesús yo fui comprado.

La Historia de hoy…

JUSTICIA DIVINA

Cuenta una antigua leyenda, que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer. En realidad, el verdadero autor era una persona muy influyente del reino, y por eso, desde el primer momento se procuró un «chivo expiatorio», para encubrir al culpable.

El hombre fue llevado a juicio ya conociendo que tendría escasas o nulas chances de escapar al terrible veredicto:¡¡la horca!! El Juez, también complotado, cuidó no obstante, de dar todo el aspecto de un juicio justo, por ello dijo al acusado: «Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del Señor, vamos a dejar en manos de Él tu destino: Vamos a escribir en dos papeles separados las palabras «culpable» e «inocente». Tú escogerás y será la mano del Dios la que decida tu destino. Por supuesto, el mal funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda: «CULPABLE» y la pobre victima, aun sin conocer los detalles, se daba cuenta que el sistema propuesto era una trampa. No había escapatoria.

El Juez conminó al hombre a tomar uno de los papeles doblados. Este respiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados, oro a Nuestro Santo Padre, y escuchó una voz que decía «come». Él orando preguntó «¿Señor que quieres que haga?» Y la voz volvió a decir «come».

Cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y con una extraña sonrisa, tomó uno de los papeles y llevándolo a su boca lo engulló rápidamente. Sorprendidos e indignados los presentes le reprocharon airadamente…» Pero ¿qué hizo? Y ahora, ¿Cómo vamos a saber el veredicto? «Es muy sencillo, respondió el hombre.» Es cuestión de leer el papel que queda, y sabremos lo que decía el que me trague.» Con rezongos y bronca mal disimulada.

Debieron liberar al acusado, y jamás volvieron a molestarlo.

Mensaje de Reflexión

¿Cuándo fue la última vez que Nuestro Santo Padre te hablo, y tú obedeciste su mandato? Las promesas de Dios nos dicen, que si obedecemos su mandato, Él construirá un nuevo camino en el desierto. La palabra nos enseña que si seguimos viviendo en Fe, Él abrirá un paseo en seco, para que a través del, el mar podamos cruzar y al otro lado una nueva melodía pudiéramos entonar. Hoy es el día de victoria, hoy es el día de liberación, hoy es el día en que el Señor nos esta diciendo que aprendamos a vivir en su Fe, caminando Con Paso Firme, sabiendo que lo que Él prometió, a su debido momento a nuestra vida va a llegar.

¡Son Bendecidos!

Acerca Freddy Valcarcel

También Revise

Durmiendo con las cadenas

Durmiendo con las cadenas

Predicas Cristianas. ¿Qué hacer en medio de la crisis? Bueno, hay que recordar que Dios tiene control de cada situación. Detrás de cada crisis hay un poder...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *