Inicio / Predicas Cristianas / Cuando Dios te habla otra historia

Cuando Dios te habla otra historia

Génesis 12:1 y 15:1-6

Introducción:

Muchas veces nuestras historias tienen cansado a Dios, por eso, este es un tiempo Iglesia donde Dios ya nos estará llevando a vivir a nuevas dimensiones de autoridad, de abundancia, de bendiciones, donde los sacudones están pasando y donde la gloria del señor, si o si ya se esta manifestando.

Anuncios


1. Pensando en Imágenes

1) Aquí tenemos a Dios diciéndole a Abraham, describiendo lo que sería su vida en los próximos años, que su descendencia será numerosa, yo te bendeciré, es decir un futuro extraordinario, el punto es que cuando Dios va a activar a un hombre en un propósito siempre lo conecta con un futuro magnífico, diga conmigo, mi futuro es magnifico.

b) Él sabe esto porque es quien nos fabricó, si tu no tienes un futuro extraordinario en tu mente, tu no vas a funcionar en el presente, ¿Por qué Dios lo primero que hace es llenar la red de peces a Pedro?, Pedro dijo: Si este hombre es capaz de resolverme un problema en tres minutos, entonces yo lo voy a seguir, nunca Dios te va a mostrar un futuro desastroso.

c) Se ha comprobado que cuando un enfermo se visualiza sano en el futuro, se sana más rápido, y cuando un enfermo se ve ya muerto, entonces se muere más rápido, Dios le dice a Abraham: Abraham está en su tienda, oscura solo alumbrada con una lámpara de aceite, pensando que no tenía hijos, y mirando a su esposa que estaba tan viejita como él, estaba deprimido, la depresión funciona básicamente con el principio de que esto nunca va a cambiar.

Anuncios


d) Cuando te encuentras con un futuro desastroso, pensando que todo va a seguir igual, que nunca va a cambiar, tu caes en depresión, te levantas pensando en eso, te duermes pensando en eso, te das vuelta todo el día en lo mismo, y empiezas a perder los deseos de vivir y de hacer cosas, ¿por que? Porque no ves ninguna esperanza a futuro, así se encontraba Abraham.

e) Un sicólogo podría definir que Abraham estaba sicológicamente destruido, tenía una promesa pero veía pasar los años y el hijo nunca llegaba, pero Dios lo activa, y lo primero que le dice es: Sal de tu tienda, sal de tu metro cuadrado, ¿sabe lo que hacen los depresivos? Se encierran en su pieza, y apagan todas las luces, y no quieren que nadie los moleste.

f) ¿No es verdad? Así son, luego por eso se suicidan, porque están sumidos en sus problemas, pero aquí el Señor le dice: Sal de tu tienda, en algunos momentos yo he tenido que salir de mi casa, a veces salgo a caminar cerca del lago, para no quedarme encerrado en mi pieza, celebrando mi fiesta de lástima, porque así te conviertes en víctima, mendigo de misericordia, ¡nadie me oye! Pobrecito de mí.

g) Cuando tu te encuentras en ese estado, y vienes a la iglesia, y te dicen: Id a haced discípulos a las naciones, tu no estas ni ahí con eso, porque tu estás en tu pozo, es decir, lo que menos te importa en ese momento es hacer discípulos ¿por qué? Porque estás encerrado, Dios le dice a Abraham: Sal de tu tienda, que bueno que Abraham salió, y miró las estrellas,

Anuncios


h) Entonces Dios le dice a Abraham; ¡mira las estrellas!, e inmediatamente Dios le cambia su paradigma, su imagen, porque no es lo mismo mirar el cosmos, que estar mirando el techo de tu tienda, hay algo maravilloso, milagroso que sucede cuando uno mira hacia arriba, Dios te quiere sacar de tu metro cuadrado.

i) Dios le manda a contar las estrellas a Abraham, pero no las puede contar, sin embargo Dios si puede, dice el profeta Daniel que Dios cuenta las estrellas, y no solo eso sino que las conoce y las llama a cada una por su nombre, ahora ¿Por qué Dios le manda mirar hacia arriba y contar las estrellas?

j) Porque cuando Dios le dice a Abraham cuenta las estrellas, le esta diciendo: Abraham, te voy a elevar a mi nivel de pensamiento, te estoy sacando de tu tienda para que funciones con mi modelo ¿nunca usted tuvo hambre y no tenía plata? Y pasa por afuera de una casa y siente olor a asado.

k) Sabe, nosotros pensamos en imágenes, no pensamos en palabras, nosotros hablamos en palabras y también las escribimos, pero nosotros pensamos en imágenes, porque a usted no le viene la palabra asado o fiesta, usted lo piensa en imágenes, ve la parrilla, ve la carne y se imagina las ensaladas, ah¡¡¡ para allá voy, espérenme, usted piensa en imágenes, así nos creó Dios.

L) Entonces cuando Dios le dice a Abraham: Sal de tu tienda, es porque quiere cambiarle la imagen, porque Fe es una imagen, incredulidad es una imagen en tu mente, cuando vives en incredulidad ves un mundo sin posibilidades, ves pobreza, te ves sentado en una silla de ruedas, te ves abandonado por tus hijos, y eso produce en ti un mundo sin esperanza, por eso Dios saca a Abraham de la tienda porque le cambia la imagen.

Ll) Le dice Abraham: Mira las estrellas porque así será tu descendencia, es decir número uno, le muestra un futuro magnífico, usted tiene que conectarse con esta palabra y debe salir de acá diciendo: Mi futuro es magnífico, dígale al que esta a su lado, no me mires como estoy hoy, sino como estaré mañana, y trátame bien, porque mañana puedo ser tu jefe.

m) Dios trabaja así, mire a Pedro, ¿quién era Pedro? Cefas, Cefas significa: Caña una caña cualquier viento por pequeño que sea la dobla, ahora viene Señor y le dice: Ya no eres caña, sino roca, Pedro, le cambia el nombre, le dice no me importa quien eres sino lo que voy a ser de ti, estoy mirando lo que viene, no lo que hay ahora, solo Dios puede ver en ti lo que puedes llegar a ser verdaderamente, algo convincente, hay algo grande que se encuentra dentro de ti.

2. Pensar o recordar

a) Vea usted, a veces cuando usted se sienta y se pone a pensar, ve cuando la gente se pone a pensar están como idos, tu debes entender que no es lo mismo pensar que recordar, la mayoría de las veces cuando tu dices estoy pensando, no estas pensando, estas recordando, y el recuerdo siempre te ata al pasado.

Anuncios


b) Sabe que dice (Filipenses 4) Todo lo justo, todo lo honesto, todo lo puro, todo lo de buen nombre, si hay alguna virtud, si hay algo digno de alabanza en esto pensad. Cuando tú piensas, estas en sociedad con Dios, diseñando tu futuro, deje de recordar para que puedas pensar, a veces voy en el auto, y lo que voy haciendo es recordando, ahora me di cuenta que hay esta diferencia, Dios le dijo a Abraham: Sal de tu tienda para que dejes de recordar y puedas pensar en un mañana glorioso.

c) Recordar siempre te mantiene esclavo al pasado, pero pensar te proyecta a un futuro con Dios, dice el libro de (Filipenses) En esto pensad, (Isaías 55) Porque mis pensamientos son mas altos que vuestros pensamientos, y mis caminos mas que vuestros caminos. Es decir el Señor te dice: Yo quiero que tengas mi nivel de pensamiento, y que puedas moverte en mi propósito. Lea conmigo (Santiago 1: 22-24)

d) Tu vienes a la iglesia y Dios te muestra el espejo, y tu te ves como eres, te ves, rey, sacerdote, mas que vencedor, águila, y sales de aquí con esa imagen, ese soy yo, nueva criatura, recién engendrado, Cristo vive en mi, pero cuando sales de aquí te olvidas de quién eres, y ya al otro día estas diciendo que todo anda mal, dice la palabra que si tu eres oidor de la palabra, ahora es bueno ser oidor de la palabra, pero saliendo de aquí tienes que ser hacedor de la palabra.

e) Mire, tu vienes a la iglesia, tu oyes la palabra, te compras el CD, y algunos vienen y me dicen ¡que tremenda la palabra pastor!, solo que el día Lunes no aplicas la palabra, ¿por qué? Porque no eres hacedor. ¡Levante su mano y diga voy a ser oidor y hacedor de la palabra!, vas a pasar un periodo donde no vas a ver resultados, pero tu te vas a mantener firme sin fluctuar porque eres hacedor de la palabra.

f) (Proverbios) dice que tu debes inclinar tu oído a la palabra, escribirla en medio de tus ojos, caminar en ella, solo en la palabra, ¿sabe por que? Porque usted no puede claudicar en dos pensamientos, cuando entras a tu pieza en busca de algo, por ejemplo, entras a la pieza a buscar un pantalón, entonces en ese mismo instante tú suprimes todo lo demás porque te enfocas en algo.

g) Me ¿entiende? O si lo mandan a la oficina y le piden que traiga un cuaderno amarillo usted lo único que va a buscar es algo amarillo pero también hay carpetas verdes, rojas, etc. pero usted lo único que le interesa es algo amarillo ¿cuál es la idea?

h) Que cuando usted se enfoca en algo, suprime todo lo demás, cuando usted se enfoca en el propósito de Dios, en el gozo, la pena no existe para usted, cuando usted se enfoca en la victoria, el fracaso no existe para usted, si usted piensa que no puede no va a poder, por eso la Biblia dice en esto pensad, focalízate en la palabra de Dios.

i) Por eso David dijo: Una sola cosa he demandado a Jehová, esta buscaré, él tenía un plan, un propósito, un blanco, cuando usted anda en dos pensamientos es como la espuma del mar, como un árbol dos veces muerto, que no tiene fruto, un día le cree a Dios otro día no le cree, un día le cree a la palabra otro día escucha al amigo o al enemigo, al compadre, al vecino, a lo que sea.

j) Así no va a llegar a ningún lado, escrito está: Así dice el Señor, envié mi palabra no volverá vacía, sino que hará aquello para lo cual fue enviada, la palabra de Dios no puede fallar, dice la escritura el que cree en mí, aunque esté muerto vivirá.

k) Lo primero que el Señor quiere sacar de ti es tu mentalidad de víctima, ¡no eres víctima, (dígalo) eres más que vencedor en Cristo Jesús! Hay victoria en Cristo, gloria a Dios, declare esto: No me dedicaré a recordar, sino que me dedicaré a pensar, porque mi futuro es glorioso, todas las cosas son hechas nuevas hoy con Dios comienzas un nuevo día.

3. Sabiduría es saber usar la revelación

a) Nos falta sabiduría, porque hemos sido entrenados solo para alcanzar los milagros, vea usted, el pueblo de Israel anduvo de milagros en milagros, pero no tuvieron propósito en la vida, (Jeremías) dice: Les daré pastores que los apacienten con ciencia y con entendimiento, de nada sirve tener un milagro y no tener ciencia e inteligencia, ¿Por qué venimos a la Iglesia?

b) Venimos a la iglesia para conocer más de Dios, para obtener revelación, aprender, tener mayor sabiduría, vivir en victoria y caminar de gloria en más gloria, no venimos a repetir de memoria un rezo y salir como entramos, sino a recibir una revelación, una palabra que nos entrene, habilite, capacite para que podamos tener bendición y victoria.

c) Debo amar la Palabra, (dígalo) Dios nunca te va a hablar si no lees la Biblia, todos los dones crecen en la medida que conozcas la Palabra y sus principios, no venimos a la iglesia a estudiar historia, ni geografía, ni ver tradiciones, venimos a estudiar la Palabra del Señor.

d) No venimos a oír a hablar de Dios, sino que venimos a oír a Dios, hablar de nosotros, no venimos a aprender de Dios, sino a que El nos hable, ministre, enseñe y capacite, en la medida que más conozcamos la Palabra, más sabiduría y ciencia tendremos en nuestro corazón.

e) Salomón dijo en (Proverbios 2) Si como al oro la buscares, si como a la plata… el problema es que la gente no quiere pagar precio por obtener revelación, cuando estamos muy graves pedimos milagros, pero cuando tenemos hambre por las cosas del Señor decimos: Señor te busco como al dinero.

f) Toda Palabra de Dios que recibas es la que te vas a llevar; tienes que tener hambre por las cosas de Dios, por ganar intensidad, entonces Dios te va a usar, y todo lo que oigas se te va a añadir, si oís negativo, en usted, crece lo negativo; si oís Fe, crece la Fe en usted, por eso hoy tu Fe se ha de disparar a niveles altos, porque estas oyendo a Dios.

g) Cuando predicamos sanidad divina ocurren milagros; cuando hablamos de Fe, ocurre Fe, lo que oís es lo que se te añade, por eso Jesús dijo: Mirad lo que oís, porque con la medida que oís así vas a ser medido, debes tener hambre por la Palabra de Dios, ganas de congregarte, de aprender, de crecer, si tienes hambre, sabiduría y ciencia vas a crecer en gran manera, todas mis decisiones estarán basadas en la verdad de Dios.

h) Tienes que decidir conforme a esta palabra de verdad, muchas veces no decidimos en base a la verdad de Dios, sino en base a lo que nos conviene o en base a nuestros propios valores, no confundas tus valores con la verdad del Señor, los valores no son la fuente para que decidas, la fuente tiene que ser la Biblia.

i) Todas tus decisiones deben estar fundamentadas en la verdad del Señor, cuando tengas que tomar una decisión, pregúntate ¿qué haría Jesús en mi lugar? ¿Qué dice la Biblia que debo hacer? Y no importa que te vaya mal, porque te puede ir mal al comienzo, pero si decidís lo que Dios dice que decidas, tu vida será como la luz de la aurora que, aunque pequeña hoy, mañana alumbrará como el sol del mediodía.

j) Debo ser una persona de acción, venimos a la iglesia, recibimos palabra para que al salir la accionemos, la pongamos por obra; el problema es que recibimos palabra y no hacemos nada, aprende a recibir la palabra y accionarla, transfórmate en gente de acción, por la palabra que estas recibiendo hoy.

k) Cuando Jesús está en Getsemaní, les dice a Pedro, Jacobo y Juan: Quédense acá y oren, y se va, por primera vez sus discípulos escuchan del dolor de Jesús, nunca, jamás, Jesús en su ministerio habló de dolor, fue en Getsemaní, fue tan impactante psicológicamente para ellos oír que Jesús estaba angustiado e iba a morir, fue muy fuerte, que por esa presión ellos se durmieron.

L) No es que estaban cansados, sino fue tan insoportable ver a su jefe, su amigo, su maestro y su rey sentir dolor, que se convirtió en negación  y se durmieron, (Hoy mucha gente que tiene problemas, duerme todo el día,
pero no es porque quieren dormir sino porque la realidad es tan dolorosa que un mecanismo psicológico los hace evadirse).

Ll) Jesús oró tres veces y en un momento se puso de pie, se acercó a los discípulos y les dijo: Despierten, vamos, ya viene el que me entrega, Enseñanza: cuanto más rápido pases por tu Getsemaní, más rápido vendrá tu resurrección, no te quedes mucho tiempo en Getsemaní dando vueltas.

m) Debe haber un momento en que te pongas de pie y digas: Basta, se acabó, voy a dejar de estar pensando todo el día, y voy a hacer algo, voy a dejar de andar preocupándome todo el día, y voy a hacer algo, voy a dejar de andar llorando, voy a orar, a predicar, voy a congregarme, ¡Sal de tu Getsemaní rápido!

n) A la gente que se queda en su Getsemaní llorando en el mismo punto (Mis hijos están en la droga, la droga, la droga), sudando gotas de sangre, les tiene que llegar un momento donde paren su dolor y digan: ¡Basta! Voy a la cruz, lo hago rápido porque después de la cruz hay una tumba vacía, voy a avanzar, y voy a usar el tremendo poder que tienen en mi vida las palabras del Señor.

ñ) Vamos Iglesia, deje de hablar lo incorrecto, lo que no construye y conlleva derrota, hable en bendición, en victoria, proclame la palabra buena, porque hay poder en tus labios para vivir en las cosas grandes de las cuales Dios ya nos estuvo hablando y que son para aquí y ahora, porque todo lo grande de Dios nos esta llegando al fin.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

La oración en boca de un hambriento

Debemos ser mejores

Predicas Cristianas Escritas; Este es el tiempo en que el Señor te llama para que hagas los cambios necesarios e incorpores las mejoras que te convertirán en...

Un comentario

  1. Excelente enseñanza, de verdad me sirvió de mucho. Los bendigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *