Cava tu propio pozo

Predicas Cristianas

Predica de Hoy: Cava tu propio pozo

Predicas Cristianas Lectura Bíblica: Génesis 26:17-25

Introducción:

Leí una historia, una joven un día le dijo a su pastor: Yo quiero un esposo para mí, el Pastor le dijo que Dios quería darle un esposo que sea de Él ¡No, no! le contestó, yo no quiero que sea pastor, ni siervo de Dios, lo quiero para mí, quiero tener una familia, y una casita en la playa ¡Y lo logró!

Cuando tuvo su familia y la casita en la playa, el marido la dejó por otra, la dejó con un hijo, sola, en la casita de la playa. Le escribió una carta al Pastor lamentándose, qué iba a hacer allí sola; en ese lugar hay ladrones, ¿quién la iba a proteger?

Los vecinos le cuidaban al hijo pero ahora le ponen mala cara; se preguntaba, a dónde iría ahora, el Pastor le respondió: ¿Pero no querías un marido para vos? ¿No tenías tus planes? ¡No te consagraste!

Ella argumentaba: Yo no hice nada malo, solamente quería un marido para mí, es que no puedes tener nada para ti, ni marido, ni esposa, ni hijos; todo es de Cristo, fue creado por Él, es sostenido por Él, le pertenece a Cristo, y lo que no es de Cristo y no es canalizado por el reino, lo vas a perder algún día.

1. El precio que deberás Pagar

a) Cada encuentro poderoso que Abraham tuvo con Dios, lo marcó con un altar o con un pozo, que él mismo lo cavaba, preparaba el altar, colocaba las piedras, cortaba la madera del árbol, en estos encuentros poderosos, Dios siempre le daba revelación o le hablaba de algo en especial.

b) Recuerde, que Abraham tuvo que salir de su familia, tuvo que pagar el precio, este hombre escogido de Dios debía marcar una nueva tendencia que se había perdido: Buscar al Señor Todopoderoso, el estaba solo, pero luego de cada manifestación divina, levantaba un altar o cavaba un pozo.

c) Para que al verlos las próximas generaciones (Deuteronomio, capítulo 4), recordaran los encuentros poderosos de su padre Abraham, el pozo y el altar eran en memoria de aquel que tuvo que pagar un precio, el que venció, amados, hoy vemos multitudes de personas que adoran al Señor por todos lados, pero no olvidemos nuestros primeros padres espirituales, que pagaron un precio.

d) Ellos oraron y ese mismo espíritu regó la tierra con lágrimas, la Biblia dice: Los que con lágrimas sembraron, con regocijo segaran. Ellos clamaron por una manifestación de Dios sobre nuestra tierra y sobre las naciones de la tierra, para que todo hombre, todo joven y toda familia fuese libre, no olvidemos que aquellos intercedieron, ayunaron por días, diciendo: ¡Dios has algo!

Acerca Daniel Tomas

Daniel Tomas
Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

También Revise

La necesidad del alma

La necesidad del alma

Predicas Cristianas; la necesidad del alma. Nuestra alma tiene sed de Dios, anhela ver Su gloria y se regocija cuando estamos delante de Él. Motivemos a...

Un comentario

  1. Angel Alberto Torres

    Daniel .. EXCELENTE .. un bosque que me da mucha información para sacar un estudio .. Dios te Bendiga en Abundancia ..!!!!

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.