Inicio / Predicas Cristianas / Necesitas que Dios te transforme

Necesitas que Dios te transforme

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Mateo 17: 1-9

Introducción:

Hay cosas tan tremendas que nos están ocurriendo como ministerio, que a Dios le urge provocar una transformación urgente en cada uno de nosotros.

Anuncios

1. Todos son moldeables para el Señor

a) Jesús fue al desierto durante cuarenta días, y allí fue tentado, pasados unos meses, iba caminando y vio a Jacobo y Juan que eran hermanos (discípulos de Juan) que ya conocían a Jesús porque vieron cuando lo bautizó y oyeron decir: Este es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Y les dijo: Sígueme. Ellos dejaron todo y le siguieron.

b) De los doce apóstoles, siete eran pescadores, esta era una familia de clase alta que tenía una flota pesquera y su madre, llamada Salomé, era una de las mujeres que sostenía el ministerio de Jesús, el primer grupo de discípulos que Jesús iba a elegir estaba formado por Pedro, Andrés, Jacobo y Juan, ellos se conocían porque eran de la misma ciudad, se habían criado en la misma sinagoga y además eran compañeros de pesca.

c) Este grupo estaba liderado por Pedro, entre los discípulos, Jesús no llamó a ningún religioso, no había ningún rabí, ni con estudios teológicos, Jesús llamó a los dos hermanos Jacobo y Juan: Hijos del trueno porque eran impulsivos, brutos, violentos, imprudentes, arrebatados, ambiciosos, y tenían pasión descontrolada.

Anuncios

d) La mayoría de los apóstoles eran impulsivos, Jesús tiene un gran trabajo en cambiarlos, a ellos les gustó ver a Jesús en el templo a los latigazos, porque les gustaba la acción, Jesús tiene que educarlos y los lleva a la montaña para cambiarlos, allí les muestra su gloria y ellos estaban tan emocionados que Pedro le ofrece hacer unas casitas y quedarse allí, ellos se postraron ante la gloria de Dios.

e) Al leer el pasaje pensamos que habían cambiado pero no, porque cuando bajaron nuevamente discutieron quien es el mayor, el más importante. Entonces Jesús les dijo: El que quiere ser grande hágase el último, el que quiere liderar sírvame. El que recibe a un niño a mí me recibe. Y no entendieron nada, ahora, ¿Cuántos de nosotros hemos hablado a nuestros familiares, amigos y no cambiaron nada? y lo peor de todo, ¿Por qué a nosotros nos cuesta tanto cambiar?

f) Jesús le habló a Juan y le dijo: No es así y los envió a Samaria a buscar una habitación para albergarse antes de ir a Jerusalén, como no la consiguieron porque eran de Jerusalén, se enojaron y le preguntaron a Jesús si mandaban fuego para exterminar a todos, y Jesús respondió: No es con fuego, vayan a otra aldea, otra vez ¡No entendieron nada!

g) No hay nada hay más difícil que cambiar a una persona, porque siempre volvemos al hábito instalado por años, a la conducta repetitiva, y si una idea está muchos años en nuestras mentes se arraiga, y es más difícil arrancarla, la madre de Jacobo y Juan también se acercó a Jesús para pedir que sus hijos se sienten a su lado en el trono, y Jesús le respondió: Eso no me toca a mí.

h) Ellos querían tener poder por su baja estima, no soportaban el rechazo, porque tenían rechazo interior, Juan tomó a una persona que no lo seguía y lo reprendió, porque aquel que no se ama a sí mismo, siempre querrá controlar la conducta de los demás, será intolerante, impulsivo, hijo del trueno, siempre estará peleando, tratando de controlar las circunstancias y la gente.

Anuncios

i) Jesús les trasmitió las siguientes enseñanzas, 1° Cuando me rechacen, me iré a otra aldea, como no le dieron lugar en Samaria fueron enojados a preguntarle a Jesús si enviaban fuego del cielo. ¡Tranquilo! Cuando te echen de un lugar, hay en otro lugar que te aceptarán, hay otro lugar que te abrirá sus puertas.

j) No vayas a los lugares donde no eres bienvenido, tienes que dar gracias cuando alguien te rechaza, porque siempre hay un tiempo para la cosecha de bendición, por cada uno que te odia habrá otro que te ama, Jesús les enseñó que siempre que haya alguien que te rechaza, habra otro te aceptará.

k) 2° Cuando todo se descontrole, yo estaré tranquilo, No reacciones, no seas impulsivo, no reacciones por instinto. (Prov. 14:19) El que es paciente muestra más discernimiento. Cuando dejamos un tema por dos o tres días después lo vemos diferente, porque el que es paciente tiene más discernimiento, a veces nos llega la información incompleta, inexacta y reaccionamos pero eso es inmadurez, cuando todo se salió de lugar, no te apresures, diga: No sé qué pensar, dame unos días para meditar, y luego lo verás distinto.

L) 3° Algo de Dios quedará en el lugar donde me rechacen, donde rechazaron a Felipe, meses más tarde entró un evangelista predico y se convirtieron trayendo un avivamiento a Samaria, si te rechazan en tu casa no importa, habrá quedado una semilla que alguien terminará; si te sacan del trabajo también será bendecido porque cuando un hijo de Dios pasa por algún lugar siempre dejará algo, una huella quedara allí.

2. Cuando el amor de Dios te transforma

a) Es difícil cambiar, pero Jacobo y Juan lo hicieron porque descubrieron dos cosas: 1° El amor incondicional de Dios hacia ellos. El me ama tal como soy, me ha aceptado, y no necesito ganarme su amor, Juan, es el apóstol del amor, y en su evangelio cita la palabra amor ochenta veces, y en sus cartas también escribe del amor, porque se sintió amado.

b) Cuando a una persona se le revela en su corazón que Dios lo ama no necesita más nada (ni seguir en un grupo, ni drogarse, ni alcoholizarse); el rechazo ya no lo lastimará, y aunque lo rechacen caminará feliz, porque Dios lo aceptó tal como es, el amor de Dios tiene que revelarse, ser una experiencia.

c) No es necesario ganárselo, no es un premio porque te portaste bien, no es algo que recibís al final del día, sino es algo que recibís por gracia, por aceptación, (Juan 3:16) Porque de tal manera Dios nos amó que mandó a su hijo y todo el que cree, en Jesucristo, no se pierda y tenga vida eterna.

d) Juan lo descubrió, a el también se le revelo cuando Jesús sanó a Pedro preguntando tres veces: ¿Pedro me amas? Porque tres veces lo había rechazado y Juan lo sabía porque estaba ahí, el estuvo en ese momento tan crucial en la vida de Pedro, el fue testigo, creo que ese hecho impactó tanto la vida de Juan, que se le reveló el amor de Dios.

e) Crucificado Jesús vio a Juan al lado de María y le dijo: Mujer he ahí tu hijo; Juan ahí tu madre. Puso en las manos de Juan la vida de su madre para que la cuidara, era una señal de amor, y cuando entendió que era amado de Dios, empezó a cambiar, Juan y Jacobo siempre fueron hijos del trueno; pero ese no era el problema, porque ser hijo del trueno es bueno.

f) Cuando Juan era viejo, escribió Apocalipsis y dice: Salen truenos del trono de Dios. O sea, Jesús le dijo que también era impulsivo pero que, la impulsividad, la dirigiera en forma positiva, el Señor redirigirá todas las cosas negativas, las locuras de antes, para las cosas grandes de su reino, y todas tus locuras, se convertirán en dones para bendecir a los demás.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *