Necesitamos aprender a reflejar

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

«…Haz conmigo señal para bien, Y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados; Porque tú, Jehová, me ayudaste y me consolaste…» Salmo 86:17

Una señal es un símbolo, un gesto u otro tipo que informa o avisa de algo. La señal sustituye por lo tanto a la palabra escrita o al lenguaje. Ellas obedecen a convenciones, por lo que son fácilmente interpretadas.

Cuando se trata de símbolos, las señales están colocadas en lugares visibles y están realizadas normalmente en diversos colores y formas.

Tipos de señales:

  • Señales de seguridad
  • Señales de tráfico
  • Señales de banderas marítimas
  • Señales de ferrocarril
  • Señales analógicas
  • Señales digitales
  • Señal (ayuda)
  • Señal de higiene
  • Señal (informática)

Cuan importante es para los seres humanos contar con las señales, y como cristianos, como iglesia debemos de contar también con señales que demuestren lo que el Señor ha hecho en nuestra vida, lo que tenemos en nuestro corazón, lo que decimos tenemos que demostrarlo con nuestros hechos, hechos que den señales que Cristo vive en nuestra vida, que ya no somos los mismos, que hemos cambiado.

El salmista eso le pide a Dios, que haga cosas en su vida de tal manera que demuestre ¿a quienes?.  A sus enemigos, y no al vecino, no a la persona que nos ha herido, no al cobrador , sino al enemigo de nuestra alma, dice la Biblia,  Efesios 5:12 «no tenemos lucha contra carne y sangre sino contra potestades, contra gobernadores, contra gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en los aires»

Las señales mas importantes que tenemos que dar , Jesús nos dio ejemplo de ellas, vámonos a Gálatas cap 5:22 y 23 ahí vemos 9 elementos que tenemos que reflejar en nuestras vidas, 9 elementos que forman un todo, forman el fruto del Espíritu Santo, el fruto que van a ver los que nos rodean, y como te decía, Jesús nos dio ejemplo y vamos a analizarlo en esta noche y a partir de ya vamos a imitarlo, ¿quien quiere ser como Jesús?, ¿quien quiere seguir su ejemplo?, yo si quiero, yo quiero que la luz del Padre se vea en mi, yo quiero que la luz del Padre se vea en mi iglesia, yo quiero que la luz del Padre se vea en mi familia, repítelo hermano, yo quiero, ser como Jesús, yo quiero reflejar su luz, y sabes hermano que cuando reflejamos la luz de Cristo reflejamos su poder, reflejamos su autoridad, reflejamos su gloria, aleluya!!!!!.

En la última cena relatada en el evangelio de Juan 13  y en Lucas 22:39 nos habla de su reflejo de Dios Padre, del reflejo que como humano tenia que mostrar.

La tradición de los judíos era que cuando tenían a un huésped o invitado especial en su hogar, lo primero que hacían era ofrecerle a la persona un lebrillo y un sirviente para que le lavase los pies, para muchos de nosotros seria indignante hacerlo, como yo siendo «fulanita o fulanito de tal voy a hacer eso», ¿cuantas veces, Dios no ha hecho sentir que abracemos a alguien que tiene un aspecto descuidado, huele mal etc. y no lo hacemos porque se nos parece indignante?  Esa era la tradición judía; hay un libro muy bueno que se llama  «usos y costumbres de las tierras bíblicas», ahí uno puede aprender mucho de las diferentes costumbres, bueno, era un trabajo que solo el sirviente podía hacer, dice la Biblia, que Jesús tomando un lebrillo le hecha agua, toma una toalla y se ciño y empezó a lavar los pies de sus discípulos y a secarlos con la toalla; Pedro rapidito salto y Jesús le dice, esto tu no lo entiendes ahora pero lo entenderás después, y ahora iglesia, ¿lo entendemos?, ¿entendemos que tenemos que ser humildes?, ¿entendemos que tenemos que demostrar amor a nuestro prójimo, que tenemos que ser pacientes, tolerantes?  Ese es el primer resplandor que tenemos que mostrar; dar fruto digno de arrepentimiento.

Iglesia tenemos que demostrarle al mundo que no somos un club a donde solo asistimos porque no hay nada que hacer, tenemos que demostrarle al mundo que aquí venimos a llenar nuestras vidas y que salimos de este lugar con una disposición enorme de agradar a dios y de servir al prójimo. Amen!!!

Dice la Biblia que Jesús salio de ese lugar, él ya sabia lo que le esperaba, él sentía la traición, sabia la locura que se estaba formando en el sanedrín, él necesitaba estar solo, necesitaba estar un tiempo con su Padre…

Segundo reflejo… Tenemos que tener tiempo con Dios con su Santo espíritu para poder reflejar su brillo, recordemos a Moisés.  Él estuvo en contacto con Dios y su rostro resplandecía de tal manera que  le tuvieron que poner un velo sobre su él. Iglesia necesitamos meternos dentro del fuego de Dios, no conformarnos con lo que recibimos ayer, no conformarnos con lo que paso en la actividad, cada día tenemos que ir a solas con nuestro Padre.  Jesús estaba angustiado, era la hora que debía de cumplirse, pero en su humanidad él la rechazaba; su parte humana no estaba dispuesto a morir, su parte humana no estaba dispuesto a padecer quebranto, humillaciones, golpes, injurias, su parte humana decía nooooo!!!, pero sabia que necesitaba ese momento a solas, sabia que necesitaba fortaleza, necesito de Dios, iglesia puedes decir «yo necesito de Dios».

Aleluya!!! necesitamos de Dios

Tercer reflejo… Jesús en la oración dijo: «padre, pero que no se haga lo que yo quiero, sino que se haga tu voluntad».  La tercera manera que tenemos que reflejar es la obediencia y el sometimiento… Fue difícil para la parte humana de Jesús decir eso; la Biblia dice, que la carne se revela contra el espíritu porque quiere hacer su voluntad, pero el espíritu quiere obedecer a Dios.

Cada uno de nosotros nos enfrentamos día a día a esto, queremos hacer lo que nos plazca, lo mas cómodo, lo mejor, pero cuando el Espíritu Santo viene a tu vida y te dice… heyyy eso no es correcto, tienes que hacerlo así… ¿Cual es tu respuesta?… Amen!!!

Dice la Biblia que Jesús estaba en una agonía tremenda, tanto así que su sudor eran grandes gotas de sangre que corrían por su rostro y eso lo estaba pagando por ti y por mi, ahí estaba recibiendo tu pecado y el mío, ya era el tiempo, era su hora, era nuestro tiempo era nuestra hora, la palabra con la que iniciamos fue: «haz conmigo señal para bien…»

Conclusión:

¿Cuantos de nosotros queremos que dios ponga su señal del Espíritu Santo en nuestras vidas y nosotros nos comprometemos a reflejar su luz maravillosa poderosa, eterna y sublime?

Te invito a que pases a este lugar. Vamos a estar orando.

También Revise

Predica de Hoy: El Pastor y Su Oveja Perdida

Oveja perdida

Predicas Cristianas. ¿Estás tú rindiéndote a su amor que te busca, o estás alejándote más y más de él? Él ha venido a buscarte; no lo dejes buscar en vano..

Un comentario

  1. EXCELENTE DE BENDICION DIGNA DE SER PUESTO EN PRACTICA COMO TODA LA PALABRA DE DIOS

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.