Los milagros de Dios

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Mateo 11:4-6

Introducción

Anuncios

Podrá ser que en tu vida no tengas muchas cosas. Puede ser que no hayas llegado muy lejos en tus estudios. Puede ser que después de trabajar tanto en la vida te encuentres en la misma situación de cuando empezaste.

Pero algo si tienes, tienes a un Padre Celestial sentado en un trono grande y fuerte. Tienes un Señor que te ama con todas sus fuerzas. Tienes FE.

Y te digo hoy, que en el pasado te han robado, en el pasado muchos se han alegrado de verte en momentos difíciles. Sin embargo, no importa cuanto sean esos momentos difíciles, ni cuanto te hayan robado o maltratado, hasta el día de hoy le sigues sirviendo, hasta el día de hoy le sigues amando, y nadie te podrá quitar eso jamás!

Tu sabes a quien has conocido y no lo sabes por pruebas ni lógicas ni palabrerías. Lo sabes por experiencia, por lo vivido, por lo sentido en tu ser.

Anuncios

Te atreves a amarle en momentos buenos como en momentos malos. Te atreves a cantarle, a orarle, a postrarte en su presencia, lo mismo en momentos de júbilo como en momentos de llantos. Porque pase lo que pase, Él sigue siendo Dios, Él sigue siendo Señor, Él sigue siendo tu creador y redentor!

I. Los momentos de ignorancia.

Cuando me convertí a Cristo, sentí la felicidad más grande que un hombre puede sentir. No encontraba las palabras para agradecerle lo que hacia por mi. Me enamore de Cristo, no quería saber de otra cosa que no fuera mi Señor.

Pero Satanás se enfureció. Continuamente lanzaba dardos de dudas en mi contra.

Pero al mismo tiempo, el Espíritu Santo nos llenaba de El. Sentía su presencia, su amor, su compañía.

Anuncios

Satanás se enfurece cuando te ve buscando de Dios, cuando ve que en tu diario vivir Cristo ocupa el centro de tu atención.

Cuando te empiezas a meter en serio con Dios Satanás empieza a quitarte todo lo que el supone que es de el o a darte lo que es de el. Problemas, tribulación, mala economía, etc., pero Dios siempre te esta dando paz, esa paz que fue pagada en la cruz del calvario, esa paz inexplicable, esa paz que solo refleja el rostro de Jesús.

Muchas viene las filosofías humanas, las diferentes doctrinas que quieren confundirnos, y Satanás aprovecha nuestra inmadurez, y muchas veces piensas, estarán ellos en lo correcto? Si apenas soy un bebe espiritual, pero a ti te digo hno., que cuando Satanás venga con esos pensamientos tu solamente di, declara, que lo único que te basta es el amor de Dios en tu vida, que aunque no tengas estudios teológicos, que aunque no seas un gran predicador, entiendes que Cristo te ama y que Dios Padre te ama eso si lo entiendes eso si lo crees y sobre todo que lo vives.

Me podrán hablar de teoría, y de lo que esta supuesto ser, yo les hablo de lo que he visto y oído. No lo he aprendido en ningún libro, pero cuando oro, el me responde, cuando le adoro, siento su divina presencia como ríos de agua viva corriendo por todo mi ser, eso no es imaginación, eso es relación!

El enemigo de las almas le gusta atacarnos en nuestra ignorancia. Pero he aprendido a guardar bien adentro de mi corazón cada testimonio de lo que El Señor ha hecho en mi vida. Cada vez que hace algo por mí, lo glorifico en mi corazón, y digo delante de El y en voz alta el testimonio, no importa que nadie me escuche, mi espíritu lo escucha, mi espíritu se maravilla y se goza. Y cuando alguien quiere atacar mi fe con ideas raras o teorías de hombres, yo me acuerdo de esos testimonios, me acuerdo de su Palabra, me acuerdo de su preciosa presencia.

II. Los momentos de aflicción.

Juan el Bautista envió a Jesús unos discípulos a preguntarle que si en verdad El era el Cristo.

Unos días antes, este mismo Juan, había declarado con su boca, que Jesús era el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Por que entonces vino la duda a su corazón? Porque ahora se encontraba en un Calabozo a punto de ser decapitado. Estaba en un momento de dolor.

Jesús responde diciendo: haced saber a Juan las cosas que oís y veis.

Jesús dijo ve y dile a Juan que los ciegos ven, que los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos resucitan!!!

Ese es mi Cristo. Un Cristo vivo, un Cristo dueño de todo poder y toda gloria.

Por eso yo si creo que el sigue sanando, sigue haciendo milagros. Yo creo en milagros y no me avergüenzo de proclamarlos. Yo creo en sanidad divina, yo creo que aun muertos son resucitados, porque todavía el SIGUE VIVO y SIGUE teniendo el mismo poder y autoridad. Cristo no ha dejado de ser Cristo.

Hebreos 13:8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

He visto a Cristo sanar piernas tiesas, sanar diferentes tipos de cáncer, limpiar vidas del Sida, sanar personas con problemas en el cerebro, en el hígado, en los riñones, en el corazón, he visto como Dios quita lepra.

Yo creo en un Cristo de Milagros. Y no es que tenga que ver los milagros para creer en Cristo o para amarle, no, de ninguna manera. Yo amo a mi Señor aunque nunca más vuelva a ver otro milagro. Yo lo amo por quien El es y no por lo que me da o me ofrece.

Pero Él en su naturaleza sigue sanando y sigue manifestando su poder. Y el día que nosotros dejemos de predicar este poder, hemos dejado de predicar a Cristo.

Yo no creo en espectáculos de hombres, ni de hombres que cobran por orar por los enfermos. El poder no esta en el hombre, el poder esta en Cristo. Yo oro por el enfermo, pero quien lo sana es Cristo. Yo oro por el ciego, pero el que le da la vista es Cristo.

Yo creo en este poder, y lo predico, y lo creeré hasta el día que me vaya con Él.

Yo no tengo una religión, yo tengo una relación impactante con mi Redentor!

Yo creo que si su pueblo ora, las montañas se moverán. Si su pueblo ora, no habrá poder de este mundo que nos pueda detener.

II. Tiempo de amar a Jesús

No voy a levantar mi voz para atacar religiones, ni criticar a pastores. Cada uno le tendrá que dar cuentas al Señor por sus acciones.

Pero no me avergüenzo de Cristo ni del Evangelio. Declarare en todo tiempo y fuera de tiempo quien es mi Señor.

De igual manera, no pondré en un segundo lugar a El Espíritu Santo que con tanto amor me consuela y me enseña, si alguien lo quiere despreciar, me entristece, pero yo nunca lo despreciare. Nunca por tratar de complacer a otros dejare de complacer a un ser tan maravilloso como es El Espíritu de Dios.

Mi voz se levanta no para discutir sino para testificar. Testifico con el corazón, testigo con el alma. No haciendo el testimonio más grande de lo que es, sino que en su simpleza se ve su grandeza.

Llamado

Quiero concluir este mensaje, y siento que el Señor me lleva hacer esto, proclamando el Poder de Cristo sobre tu vida, te invito a que pases a este lugar

Donde haya sequía espiritual, yo proclamo en el nombre de Cristo que El Espíritu de Dios soplara de los cuatro vientos y vendrá sobre tu vida y revivirá el fuego del Señor en tu ser, y que en este momento un nuevo avivamiento cae sobre tu espíritu y tu alma!

Donde haya enfermedad física, para la gloria de nuestro Señor y Salvador, yo declaro sanidad divina sobre el área de tu cuerpo que esta enferma, y mientras tu pones tu mano sobre esa parte de tu cuerpo, le pido al Señor que sea El poniendo su mano sobre ti! Recibe hoy tu sanidad porque no son por casualidad, es por su amor y por su poder, un poder VIVO! TU SANIDAD HOY EN EL NOMBRE DE CRISTO JESÚS! Por algo tu siente que tu Fe aumenta en este momento, y es porque así esta haciendo El para poder hacer el milagro en esta hora! Deja que ese milagro fluya por todo tu ser!

Donde haya escasez económica, Mi Señor es el dueño del oro y la plata, y declaro que mi Rey moverá y proveerá, Señor en tu nombre y para tu gloria suple esta necesidad, mueve lo que tengas que mover y haz lo que tengas que hacer. Tú conviertes el agua en vino. Tú multiplicas los panes y los peces, Tú haces que el aceite fluya hasta que se acaben todas las vasijas. Y creemos Jesús, que así como supliste para que Pedro pudiera pagar los impuestos tuyos y los de el, así suplirás a esta vida. Declaro en tu nombre Señor, que a ti te complace abrir el techo de esta casa y derramar tu bendición económica sobre este hogar!

Donde haya discordia, agonía, tristeza, trae paz, pero paz como solo tú la puedes dar. Que en este momento, ese corazón desolado sienta tu abrazo espiritual, sienta tu presencia manifestándose, levanta su fe, levanta su semblante, dale un nuevo amanecer! Para la Gloria de quien nos llamo, de Cristo Jesús!

Donde haya desanimo y depresión, Mi Jesús pone en esta hora nuevas fuerzas, que brotan de tu interior hacia afuera, porque ahí de donde esta su Santo Espíritu de ahí manaran tus nuevas fuerzas en esta misma hora, yo declaro en su nombre que nuevo alimento espiritual empieza a suplir tu alma!

Amen!

También Revise

Predicas Cristianas: La integridad puesta a prueba

La integridad puesta a prueba

Con Daniel entendemos que el valor más importante de una vida se mide por su integridad. Nos hará bien analizar a Daniel bajo esta perspectiva y cómo esa virtud

Un comentario

  1. Yo ore por mi hija y Dios hizo que mi niña sanará al instante, y por eso yo le alabo, porque él inclinó su oído hacia mí para escuchar nuestro clamor

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.