Inicio / Predicas Cristianas / Evangelicemos como Jesucristo

Evangelicemos como Jesucristo

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

“…Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura…”  Marcos 16:15

Introducción:

Ahora, ¿Cómo lo hacemos? ¿Cómo podemos ser eficaces en ese mandato que el Señor nos da? Me imagino que algunos de ustedes como a mí me ha sucedido, hemos chocado con muros tratando de llevar el evangelio. Hemos experimentado desprecio, menosprecio, incredulidad, elusividad.

Esto nos dificulta y nos desanima para poder llevar el evangelio a otros. Hoy quiero exponer someramente, por medio de la Palabra, cómo Jesús hizo para llevar el Evangelio de Salvación. Cuáles fueron Sus métodos efectivos para acaparar la atención de las personas.

Obviamente, no somos Jesús, pero al igual que Él nos podemos poner en las manos del Padre y ser utilizados como Instrumentos de Su Paz y aprender del legado que nos dejó Jesús en la Palabra viva de las Santas Escrituras.

Cuerpo:

La característica principal mas mencionada en los pocos artículos que encontré de cómo predicaba Jesús es la autoridad con que Él lo hacía. La Autoridad,  dada del Padre. Incuestionable. El uso de la Palabra de Dios es fuerte como el trueno y como espada de dos filos.

Según nos narra Lucas en su evangelio, Jesús desde los doce años demostró que Su poder de elocución eran de gran envergadura que hasta los sabios y eruditos se maravillaban al oírle en el templo (Lucas 2:47).

Marcos nos dice: “Entraron en Capernaúm, y el sábado entró Jesús en la sinagoga y comenzó a enseñar. Y se admiraban de su doctrina porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas” (Marcos 1:21-22).

Todos convenían que jamás habían oído a un hombre como Jesús. Se arremolinaban para oírle. ¡Qué dicha haber estado en la presencia de Jesús y escucharle!  Aun sus enemigos se maravillaban. Hoy en día, nos queda de lo que Él dijo sólo lo escrito en La Biblia. Y si extraen sólo lo que dijo Jesús de Su boca sólo obtendrán varias páginas escritas.

El Reverendo James Stalker, quien escribió el libro The Life of Christ entre otros, dijo con respecto a los que dijo Jesús y cito “no es exageración el afirmar que forman la herencia literaria más preciosa de la raza humana. Sus palabras, como sus milagros, eran expresiones de Él mismo, y cada una de ellas tiene en sí algo de la grandeza de Su carácter”.

El primer mensaje de Jesús no fue del amor, ni sicología, filosofía, teología. Ni de ciencia ni religión. Fue de llamado al arrepentimiento como dice Mateo 4:17Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado“. Esto fue luego de que fue bautizado por Juan el bautista y tentado por Satanás en el desierto.

Las Palabras de Jesús eran concisas, breves, al punto. Conteniendo la mayor cantidad de enseñanza y verdades con el menor uso de palabras de manera que éstas palabras se fijan en la memoria.

Entre los métodos empleados por Jesús tenemos: historias, parábolas, milagros, oraciones, discursos, símbolos, alegorismos, preguntas y respuestas, estudio de casos, repetición, inducción, motivación entre otras. Por medio de las cuales hacia fijar en el cristiano los puntos teológicos que quería demostrar.

El uso de la parábola era usual en aquella época, pero Él le dio el toque espiritual y la expuso perfecta y magistralmente retratando en los oyentes un cuadro difícil de olvidar. Cerca de una tercera parte de todos los dichos suyos son parábolas.

Esto nos muestra con cuanta efectividad se les quedaron las parábolas a los discípulos. Más aún con cuanta efectividad se nos queda a nosotros. ¿Quién no se acuerda del hijo prodigo, el sembrador, los talentos, entre otras? ¡Aun los inconversos se acuerdan de éstas!

Comentario jocoso: Hasta hay una salsa famosa del hijo prodigo de Richie Rey y Bobby Cruz.

Nos dice un artículo acerca de la pedagogía de Jesús escrito por Carmen Julia Pagán de la Iglesia Bautista de Cupey, que una técnica muy útil en la enseñanza de Jesús es el uso de preguntas. El uso de éstas ayuda a clarificar los pensamientos, particularmente cuando éstas son bien planificadas y dirigidas.

La pregunta lleva a la reflexión profunda y al análisis. Jesús las usaba para confrontar al individuo, para estimular su pensamiento y para dirigirlos por sí mismos a la verdad.

El interés primordial de Jesús fue el de estimular el pensamiento profundo y reflexivo con relación a las verdades que presentaba. Toda persona que escuchaba seriamente lo que Jesús decía era movida a hacer un análisis profundo en su interior. Jesús vino a impartir una enseñanza provocadora. Una enseñanza que se encarnaba en la vida real de sus discípulos y producía cambios. Lo podemos ver en el pasaje de la Samaritana en Juan 4: 1-29.

Jesús aprovechaba los momentos de necesidad y los convertía en enseñanza. Optimizaba el momento cuando el corazón del creyente estaba más apto para escuchar. Por ejemplo, aprovechó la tormenta en la barca para predicar de la fe. Mateo 14:31. Hablo de la resurrección al resucitar a Lázaro. (Juan 11:25). Aprovechó la necesidad en las bodas de Caná para establecer Su poder (Juan 2:1-12).

Cuando se dirigía a alguien de persona a persona, lo hacía directamente brindándole toda la atención que se merecía para dar la palabra correcta y cubrir la necesidad. Sin preocuparse de razas, sexo, color, etnicidad, estado social o político. Y podía entenderse igual con el más rico como con el más humilde.

Él no se preocupaba de los títulos, grados o puestos de con quien hablaba, ni las opiniones de los demás.

Tenía una misión y lo único que le importaba era el mensaje salvífico que tenía que dar olvidándose aún de su humanidad. Era llevado adelante por el torrente de su misión, y ninguna cosa que pudiera sucederle podía detenerle o causarle temores o dudas.

Acerca Dr. Alvin A. Almodóvar

Revise también

Predicas Cristianas... Tú Tienes Algo Que Es Mío

Tú Tienes Algo Que Es Mío

Predicaciones Cristianas... ¿Cuantos han hecho oraciones con Fe a Dios? No es cierto que muchas veces por más que oremos como que algunas veces no recibimos de Dios respuesta..

Un comentario

  1. DLB. Este escrito es un buen recurso para hrnos. Que anhelen ministerios de llevar la palabra al pobre y necesitado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *