Inicio / Predicas Cristianas / Se buscan obreros

Se buscan obreros

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Mateo 9:35-38

Introducción:

Una de las cosas que yo veo, es que se ido perdiendo el amor por las almas, la pasión por ganar perdidos, la disponibilidad por servir en el reino, y si, los campos están blancos para la siega, pero que vaya otro, hemos entendido a medias el mensaje del reino, porque mientras que está bien que unos sean profesionales, ¿quién responde al llamado del Señor y su obra?

Anuncios

1. La ciencia enferma, la economía empobrece

a) Después de haber dicho esto, dice la Biblia que Jesús llamó a sus discípulos y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia, este panorama nos habla del gran amor y misericordia de Jesús.

b) Me llama mucho la atención cuando la Biblia emplea términos como estos que figuran en el pasaje bíblico que leímos, no es que Jesús sanó algunas enfermedades, o algunas dolencias sino todas las enfermedades y todas las dolencias. ¡Y no lo hacía en algunas ciudades o en algunas aldeas, sino en todas las ciudades y en todas las aldeas!

c) Me llama la atención también, cómo cuesta que la gente asista a la iglesia, pero el tema no es que la gente no viene a la iglesia , sino que nosotros no vamos a todas las ciudades y aldeas, y no estamos haciendo la obra de sanar todas las enfermedades y todas las dolencias.

Anuncios

d) Dice la Biblia que Jesús veía a la gente desamparada y dispersas como ovejas que no tienen pastor, la obra de Jesús es una obra de amor, de misericordia y de un poder extraordinario, todo lo que necesitas es llegar a conocer el gran amor y la gran misericordia de Jesús. ¡Necesitas conocer el poder de Jesús!

e) No es que la situación hoy en día es mejor que en aquella época, no es que la ciencia nos ha solucionado el tema de las enfermedades, lamentablemente las enfermedades se nos han ido multiplicando junto con los remedios y el avance de la ciencia, vea usted, la salud está deshumanizada.

f) Vas al médico, te examinan y te dicen: Tome este remedio y este otro, pero no te dicen lo que tienes porque no saben con exactitud, cuando yo era chico teníamos el médico de la familia, era casi una bendición estar enfermo, cuando ese doctor llegaba ya me sentía mejor, este doctor me examinaba y decía: Esto no es nada, se le va a ir en tres días ¡Cuando venía el médico, venía el amigo!

g) No entiendo cómo es que sabían tanto si la ciencia no estaba tan avanzada, lo único que tenían era un estetoscopio, ahora hay unos aparatos que te meten adentro, te dan vueltas como en un lavarropas y qué se yo, pero el doctor de la familia solucionaba todo, era una bendición, uno se sanaba con sólo mirar la cara del médico, ese amigo de la familia que se preocupaba por uno te daba tranquilidad.

h) Cuando había algo serio te lo decía, era tan amigo de la familia que mi mamá hasta le discutía por los remedios; cuando él se iba era como despedir a un amigo, pero hoy en día te dicen: Bueno, dentro de tres meses le vamos a sacar una radiografía, aunque vean que andas con el hígado en la mano, si quieres tener buena medicina entonces tienes que tener buena plata, vea usted una familia tipo en los EEUU (de 5 personas) necesita no menos de 6000 dólares por mes para cubrir solamente las necesidades básicas, anda a enfermarte allá.

Anuncios

i) ¡Debemos volver a descansar en los brazos de Jesús! Él veía las multitudes desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor, el anhelo de Jesús es pastorear tu vida, hablarte del reino maravilloso que Él tiene preparado para nosotros, y sanar toda enfermedad y toda dolencia.

2. De ti depende

a) Podemos ver en el ómnibus, en el parque y en otros lugares personas que tienen cara de desamparados, vemos gente necesitada en la calle y que no saben qué hacer con su vida, eso era lo que veía Jesús, su preocupación era, y sigue siendo, la gente desamparada y desolada, algunos dicen: La gente no quiere saber nada de Cristo, ni del evangelio; la gente está muy apática, Jesús dijo: La mies es mucha y los obreros son pocos.

b) Hay pocos que quieren ir a las ciudades y aldeas; hay pocos que quieren sanar a los enfermos de sus dolencias, y hay pocos que quieren echar fuera los demonios en el nombre de Jesús y despojar los poderes de las tinieblas que atormentan a las personas ¡Hay pocos obreros! Hay pocos que se quieren involucrar con la desgracia de la gente, podemos cantar y saltar, pero de ahí a mezclarnos con la miseria humana, estamos lejos.

c) Como Jesús no podía hacer la obra solo, tomó a sus doce discípulos, y dice la palabra que les dio autoridad, el término exousia que viene del griego, además de autoridad significa poder, poder para echar fuera demonios, para sanar enfermedades, es un poder que viene de Dios contra todo poder del infierno, Jesús les dijo: Vayan a las ciudades y sanen a los enfermos en mi nombre y prediquen el evangelio del reino.

d) La tarea que Jesús tiene que hacer, la quiere hacer a través de ti, Dios necesita obreros, Él quiere sanar a la gente y liberarla, Dios quiere predicarle el evangelio a la gente, El no quiere que seas un oidor del evangelio sino un hacedor, Dios no te necesita de calienta asientos, a Dios le sirve aquellos que tienen dos manos, dos pies y una boca para predicar el evangelio, sanar a los enfermos y liberar a los endemoniados.

e) La palabra de Dios nos enseña que Jesús a sus seguidores les llamaba discípulos, la palabra discípulo tiene una etimología que significa: Escuchar con un esfuerzo en pensar lo que se escucha, se refiere a aquellas personas que asimilan lo que escuchan, la palabra discípulos se refiere a aquellos que hacen parte de su vida la enseñanza de un maestro, esta palabra se distancia mucho de la palabra alumno.

f) Alumno es oidor, pero discípulo es el que asimila, o sea que hace carne y hace parte de su vida la enseñanza del maestro, y requiere disciplina, la palabra discípulo y la palabra disciplina tienen la misma raíz, lo que pretendía Jesús no era que los discípulos contaran de los preciosos milagros que hacía sino que hicieran preciosos milagros, si Jesús resucitaba muertos los discípulos también tenían que resucitar muertos.

g) Si sanaban enfermedades ellos también tenían que sanar enfermedades, y si Jesús veía a la gente desamparada y dispersa como ovejas que no tienen pastor, El quería que sus discípulos también vieran a la gente con la misma mirada y los pastoreen, esa es la diferencia entre discípulo y multitud, multitud es el que todo lo espera, discípulo es el que hace las cosas ¿Qué eres tú?

h) Cuando Jesús vio a Pedro después de la resurrección le dijo: ¿Pedro me amas? Y Pedro le contesta: Si Señor, te amo, Apacienta mis ovejas, por segunda vez le pregunta: ¿Pedro me mas? Sí, Señor, te amo, Apacienta mis ovejas, la tercera vez le pregunta: ¿Pedro me amas? Tú lo sabes todo, tú sabes que te amo, Jesús le dice: Apacienta mis ovejas.

i)Lo que Jesús le dijo a Pedro es lo que te dice hoy a ti, quien ama a Jesús apacienta sus ovejas, no considera que esto sea un problema para el pastor ni para el estado, considera que es un problema que debe abordar, si la gente deja de pensar en sí mismos y comienzan a pensar y a ayudar a otros, el país es transformado, las personas que tú dices que amas se van a ir al infierno porque tú no le predicas el evangelio, ¡eres un egoísta!

j) A ti te gusta pasar el tiempo con algunas personas, pero esas personas se van a ir al infierno porque no les predicas el evangelio ¿Qué clase de amor es el tuyo? Piensas en ti mismo, estás con esas personas porque te hacen sentir bien a ti, pero de ti depende que vayan al cielo, que conozcan el evangelio y el amor de Dios, de ti depende que conozcan la misericordia y el poder de Dios.

k) Porque el amor, la misericordia y el poder de Dios está en tus manos. ¡Tú eres las manos y la boca de Dios! Hay algunos que creen que libertad es hacer lo que uno quiere o le parece, eso no es libertad, eso es continuar en las ataduras del alma, encerrado en su propio círculo y pastorearse solo, afuera hay multitudes que no saben lo que necesitan o lo que quieren.

L) Que viven en angustias, desesperados y nosotros los cristianos pasamos ligero al lado de ellos, y no vemos su soledad, su angustia o su impotencia. ¡Ellos necesitan ser pastoreados! No faltan almas salvadas, están faltando obreros. Rogad al Señor de la mies para que envíe obreros a su mies.

Ll) Dios necesita gente que predique el evangelio, que sane enfermos y libere endemoniados. ¡Esta es la tarea del creyente! Hay gente que no se deja pastorear y mucho menos pastorea, dice Jesús: Vengan a mi todos los que están trabajados y cargados que yo les haré descansar. Ese es el descanso que necesita tu alma, porque no es un cansancio físico lo que tienes sino del alma.

m) Cuando el alma está agotada el cuerpo también está agotado, tú crees que el trabajo te agota, es tu cabeza la que te agota, tus pensamientos, tus temores, tus angustias y resentimientos son los que te agotan, tu falta de Fe y de confianza te agota, vengan a mi dice el Señor, yo les voy a hacer libres, vengan a mí que yo les voy a pastorear, Dios ve a la gente como ovejas dispersas que necesitan ser pastoreadas.

n) Deja que Jesús toque tu corazón, porque cuando te venga la compasión por la gente no vas a poder estar tranquilo en tu casa y en ese tiempo que dedicas en perder el tiempo al estar con gente a quien ni le predicas porque ni amas, que te toque la misericordia y la compasión y el amor de Dios.

ñ) Vas a empezar a ver las caras de las ovejas desamparadas y necesitadas, y no vas a poder frenar tu boca, porque como Jesús, vas a ver a la gente como ovejas que no tienen pastor, les vas a decir donde están las fuentes de las aguas, y cuál es el alimento que necesitan, tú vas a bendecir con el amor de Dios a esas personas, y el reino se ha se extender por la predicación de la palabra.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *