Inicio / Predicas Cristianas / Llena tu copa, el cielo se estremecerá a tu favor

Llena tu copa, el cielo se estremecerá a tu favor

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

INTRODUCCIÓN

En la vida cristiana conocemos el significado de algunas palabras como: Fe, “la certeza de lo que se espera la convicción de lo que no se ve”. Gracia, “Regalo inmerecido”. Oración, “ hablar con Dios, colocarse anímica, espiritual y y mentalmente en la presencia de Dios”.

Pero entre el conocer el significado de una palabra y experimentar el accionar de dicho significado en nuestra vida a través del poder del Espíritu Santo, hay una gran diferencia.

Anuncios


No puedo entender realmente que es fe, sino soy expuesto quizás a quedarme sin empleo y vivir la experiencia que Dios supla sobrenaturalmente lo necesario sin tener que ir a pedir prestado o negociar en la prendería una joya.

No puedo comprender qué es gracia, si no he experimentado la salvación por medio de la Sangre de Cristo, y sentir que pese a mi pasado ya fui perdonado y no hay nada que me haga sentir culpable ni que el enemigo me puede señalar.

Así mismo, no puedo entender verdaderamente el poder que tiene la oración, si me limito a saludar a Dios por las mañanas como quien se asoma a la ventana a saludar un vecino, o como cuando miro que clima asoma para el día; si me limito a buscarle para apagar un incendio, o para aplacar una tormenta.

¿Te sientes satisfecho con la manera en la que oras?. ¿Recibes a menudo la respuesta de Dios?. ¿Sientes que el Espíritu Santo habla a diario a tu vida?.

Zacarías 12:10 dice: “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por el cómo quien se aflige por el primogénito”

Anuncios


Quiero impartirle esta promesa divina y decirle que Dios está derramando un espíritu de gracia y de oración sobre su vida, y que hará algo extraordinario en adelante, algo que contará toda su casa.

Muchos quizás se colocaron una meta este año respecto a la oración: Ahora si voy a orar todos los días, voy a celebrar el altar familiar con los hijos, con la esposa, con mis padres. Pero llegado el momento surge una serie de circunstancias que hacen que eso no se cumpla y esas intenciones se quedaron en promesas y se las llevó en viento.

Esto a menudo trae frustración, indiferencia y apatía y dejamos de persistir y es cuando pensamos que Dios no nos escucha.

HAGA UN AUTODIAGNÓSTICO

Anuncios


Comience haciendo un autodiagnóstico, donde Ud. pueda reconocer en qué nivel se encuentra y de esta forma, tome una acción y determine cambiar su status de su oración, esto es como cuando Ud. siempre viaja en clase económica y decide viajar en adelante en clase ejecutiva, le aseguro que nunca más querrá volver a viajar en la anterior, porque la gloria y el poder de Dios será evidente en todo tiempo en su nuevo status.

NIVELES DE ORACIÓN

Mateo 7:7-8 dice: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallareis, llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá

¿En qué nivel te encuentras de oración?:

Clase económica: “Pedid, y se os dará”. Donde tu relación con Dios es transaccional. Desde que comienzas hasta que terminas pides y pides por tus necesidades. Pero y Dios que recibe de ti?.

Clase flexi: “buscad, y hallareis”. Donde aprendes a adorarle, a alabarle en medio de tu oración donde tú también das a Dios. Donde los beneficios son de ambas partes.

Clase ejecutiva: “llamad y se os abrirá”. Donde das a Dios, pero no tienes necesidad de pedir, porque tanto le conoces que sabes cuándo es el tiempo. Porque sabes que todo tiempo es bueno para acercarse, aun no haya para ti en el momento y valoras más ese estar a solas con El, y aún, tienes tiempo para orar e interceder por otros y es ahí cuando te ocupas de los asuntos del reino, que Dios se ocupa de las tuyas, aún sin haberlas pedido.

¿En qué nivel estás? Sube al siguiente, porque solo así podrás entender que el orar es el arma más poderosa, que tiene el ser humano desde su existencia para relacionarse con Dios. Antiguamente Dios mismo camina por el huerto y tenían un encuentro personal con Adán y Eva a diario. No tenían nada que pedir, todo estaba dado y a la mano, el asunto era de relación “face to face”. Luego de la caída del Hombre, es el único medio para poder volver a ese encentro, a esa intimidad. En el Huerto, allí estaba Dios mismo con su gloria; en la tierra, necesitamos un conector que una tierra y cielo.

LA ORACIÓN COMO CONECTOR

Anuncios


Mateo 18:18-20 dice: “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, ser atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo. Otra vez os digo que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidiereis, les será hecho por mi padre que está en los cielos

Cuando ordenamos en la tierra, la cual señoreamos; el cielo habrá de responder. No según nuestros caprichos, sino conforme la misma voluntad de Dios. Pero también vemos que muchas veces no recibimos y la misma palabra dice que es por que pedimos mal. ¿Ante esto? Entender en el espíritu si es la voluntad de Dios y si está dentro del Kiros de Dios.

Pero también el texto nos da otro condición muy importante: “Si dos de vosotros se pusieren de acuerdo

Acerca Alejandra Maria Borda Leon

Pastor Afiliado al Centro Familiar de Adoración, ministerio Centro Cristiano Internacional Cúcuta. Graduada en Técnico en Teología y Ciencias Bíblicas IBS. Graduada en Teología Bíblica y Ministerial Instituto Bíblico Asambleas de Dios. Licenciatura en Psicología Familiar Cristiana UNPI. Diplomado en Maximización de Potencial de Recurso Humano. Feliz mente casa, madre de tres jóvenes y servidora del Señor.

Revise también

La oración en boca de un hambriento

Debemos ser mejores

Predicas Cristianas Escritas; Este es el tiempo en que el Señor te llama para que hagas los cambios necesarios e incorpores las mejoras que te convertirán en...

4 comentarios

  1. Me gustó mucho, me hace comprender q me falta mucho por recorrer en la oración y q Dios no se olvida nunca de mi.

  2. Alejandra Borda

    Que bueno, gloria a Dios, hay que llenar la copa y velar para que los nuestros también la llenen.

  3. Gracias por tan bendecido mensaje, Dios me respondió a través de este mensaje. Pastora Alejandra que Dios la siga bendiciendo y usándola como instrumento de bendición para otros.

  4. Excelente mensaje, a veces somos tímidos para pedirles al señor, y esa timidez no nos deja alcanzar el nivel de oración que se requiere para compenetrarnos en nuestra entrega al señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *