No debes seguir así

j) Algo le dice en sus momentos de lucidez que lo que hace está mal, y entra en conflicto, y no puede salir de allí, pero es que hay algo que se reveló dentro de ese hombre/mujer que quiere estar en la casa y termina con una mente alterada, pensamiento extraviado, paralítico, en rebelión contra Dios que es su cabeza, y contra todo lo que signifique autoridad sobre él o ella.

Pablo dice que él estuvo inmerso en ese conflicto, pero gracias a Dios por Jesucristo que volvió a unir lo que estaba roto, por eso el paralítico al instante que él le habló obedeció. ¡Tú no debes seguir así! El problema del hombre no es externo, es interno, Dios como cabeza da la orden, pero el ser humano tiene un amotinamiento interno.

k) Su mente le dice que ir a la iglesia es bueno, tener una familia unida y feliz es bueno, ser fiel es bueno, pero el cuerpo hace otra cosa, obedecer es bueno, pero su espíritu le dicta otra cosa, vivir en victoria es bueno, pero su ánimo desfalleciente le marca otra realidad, porque tiene la angustia de la condenación por lo que hace, ese trabajo de ir acumulando mentiras, una tras otra, sin que ninguna se le pierda en el camino, eso crónico en la vida, se hace más que necesario cortarlo hoy mismo.

3. ¡El día de tu milagro ha llegado!

a) José era próspero aunque estaba en la cárcel; porque prosperidad no va en lo externo
sino en lo interior, y después que se ha formado sólidamente en el ser interno, es cuando se manifiesta, cuando Cristo penetra en tu interior, tú prosperas porque la bendición del Señor es la que te enriquece y dejas de estar amotinado como las piernas del paralítico y comienzas a responderle a la cabeza.

b) El problema es que las piernas paralizadas, amotinadas, de piernas solo tienen el nombre, pero en realidad no tienen ninguna función, sino que representan un peso muerto para el resto del organismo, mientras las drogas estén en la mente dominan, pero cuando Jesús entra todo se acaba, cuando alguien es sanado de cáncer su cuerpo quedará debilitado, seguramente no puede salir a correr una maratón.

c) Sin embargo, como ya fue sanado, cuando su cuerpo comience a recibir nutrición volverá a estar fuerte, cuando Jesucristo entra en tu vida todo lo de afuera va a tener que cambiar, eso va a levantar en ti ganas de vivir, porque la casa nueva está dentro de ti, puede que el malandro se quiera alzar pero Cristo ya está dentro de ti, y no debes seguir así.

d) En ese lugar de miseria en el que ese hombre estuvo 38 años de su vida, sin familia, sin trabajo, en la más completa ruina física, moral y espiritual, cada año él deseaba que fuera mejor que el anterior, cada año esperaba un cambio, pero cuando las aguas se movían su cuerpo le demostraba que estaba en rebeldía, y así sucederá una y otra vez, hasta que llegues a la conclusión de que quizás esto no es para ti.

e) Sometido a una tortura de ese tipo, se va perdiendo la esperanza, así fue como él paralítico transformó lo temporal en un medio de vida, en algo natural durante tantos años, y se dijo: Yo como que no merezco salir de aquí, eso de la felicidad es para los demás, la felicidad no es para todos, ¡Hasta que llegó el buen día! Jesús lo vio en aquel lugar y vio que ya era mucho tiempo que llevaba así.

f) Para toda persona ¡hay un buen día! marcado en la agenda de Jesucristo, Jesús se acercó y le preguntó si quería ser sano, porque cuando pasas mucho tiempo en el dolor crees que nunca vas a salir de allí, que no vas a triunfar, que no puedes cambiar, que no puedes sanar, que sería mejor morir, amado ya es mucho tiempo que llevas en esa condición, ¡Debes hoy salir!

g) Jesús le preguntó si tenía la voluntad para ser sanado, igual pasa con todo el que entra en drogas, lo hace inocentemente, por una aventura, por la presión de grupo o de quien le acompaña, por un flirteo, pero terminará atrapado; drogas duras, alcohol, cigarrillo, se convertirán rápidamente en costumbre, necesidad y luego vicio que lo atrapa en años de horror.

h) En medio de aquel horror, y del dolor, ¡Ese hombre llegó a su buen día! Hoy es un buen día para ti, llegó tú tiempo y aunque en este momento no pueda ser asimilado por tu mente, igual, sigue siendo tu buen día en la agenda de Dios ¿Quieres ser sano? Y aquí está la pregunta, ¿quieres ser sano? La gente te dirá: Hoy no es día de milagros, no es legal que recibas hoy la sanidad, eso ya no existe, otro que tenía lo mismo que tú ya se murió.

i) Pero Jesús te dice: Levántate, toma tu lecho y anda. No estaba en tu agenda, pero sí en la agenda de Dios, el Señor dice, voy a hacer algo en ti que ya no te pasaba ni por la imaginación, justo cuando te has entregado al dolor o al problema, El dice: La carrera comienza hoy para ti, ponte en tu marca porque vas a la carrera, que en seis meses te hará vivir la mayor gloria que has conocido.
j) Porque proféticamente hoy entramos en un semestre de gloria y bendición, el Señor en estos seis meses nos ha de sorprender, hoy debes decir: Estoy al borde del milagro más grande, porque mi Señor está vivo y mientras recibo la palabra los ángeles están trabajando a mi favor, el cáncer o cualquier enfermedad y angustia se van, ¡Hoy es el día del mayor milagro!

k) En Betesda había cinco pórticos, eso quiere decir que hay una nueva salida para ti, porque multiforme es la gracia de Dios, que siempre tiene una nueva salida para las situaciones que vienen en tu contra ¡No debes seguir postrado! Jamás volverás a estar así, hoy te vas de lo crónico y rompes con todo lo que habías sido atado.

L) Primero: Jesús te dice: Levántate, y El no le pregunta cómo, eso significa cambio por obediencia a la palabra, el Señor te dice, si me crees por esto nadie te va a conocer, ángeles van a ser activados por miles en tu vida, el lecho de paralítico se va a transformar en tu testimonio, Dios te va a cambiar por completo, eso no quiere decir que el diablo y la gente no te atacarán con dudas y temores, pero allí está el lecho, que es tu testimonio (nadie podrá negar lo que el Señor hizo por ti).

Ll) ¡Debes confesar mientras dure cada día de la tortura! Voy a tener una familia próspera y un futuro de bendición, porque Dios me dio una palabra que rompe todas maldiciones de años que se asentaron sobre mi vida; y si Dios me pudo sanar y cambiar a mí, también lo puede hace con toda mi familia, y con toda persona que pueda creer en El.

m) Segundo: Jesús le dijo al ex paralitico: No peques más. Quiere decir no aceptes en tu mente pensamientos errados, deja de cuestionar la palabra de Dios, porque ella es sí y es amén, cambia ese sistema mental mundano de cuestionar lo espiritual que viene de Dios, y El cambiará toda tu vida.

n) Tercero: Debes disponerte: ¡Voy a trabajar para Jesús! Tú vuelves al estanque del dolor, pero esta vez es para decirle a los demás lo que Jesús hizo por ti, les dirás: ¡No deben seguir así! no volverás a esperar por el hombre o por el ángel, porque para ti es Cristo la esperanza de gloria, y hoy se rompen en ti años de limitaciones.

ñ) El paralítico representó las primicias de todo lo que vendría sobre los miles que esperaban ser sanados en aquellas tierras, porque los apóstoles se soltaron a hacer milagros y en Jerusalén todos fueron sanados, lo que Dios producirá en estos días en nuestras vidas, son las primicias de lo que El seguirá haciendo de aquí en mas en nuestra tierra y con nuestra gente, usted y yo seremos los testimonios vivientes para la gente, de que si Dios lo pudo hacer con nosotros, también lo hará con el resto que crea en El.

Acerca Daniel Tomas

Daniel Tomas
Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

También Revise

Comiendo con los pecadores

Comiendo con los pecadores

Predicas Cristianas.. Sigamos a Jesús en la experiencia de asistir a las casas y comer con los pecadores, aquellos que le invitaban. Acerquémonos con él para..

Un comentario

  1. Doy gracias al Señor por tan grande ministerio y por el crecimiento espiritual derivado de sus enseñanzas que cada día percibimos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.