Cinco obstáculos para recibir el Bautismo en el Espíritu

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Base Bíblica: Hechos 19:2

INTRODUCCIÓN

Anuncios

Existen enemigos de nuestra misma fe, la cual muchas veces es la razón para que algunos no reciban ésta grande bendición. En nuestro texto que nos ocupa hoy menciona que los discípulos ignoraban acerca de esto, pero los apóstoles les explicaron y ellos recibieron. De la misma manera debemos reflexionar cuáles son los obstáculos que nos impiden recibir el Bautismo en el Espíritu Santo. Veamos algunos

I. EL MIEDO

Cuando se resisten al Bautismo Pentecostal no son de Dios (2 Tim. 1:7). Algunos de por sí no les gusta orar en voz alta, menos orarán en otras lenguas. ¿Por qué nos debe de dar pena? Para lo que anduvieron en un tiempo en sus delitos y pecados, era más vergonzoso andar haciendo hasta el ridículo ante la sociedad, pero el obedecer y cumplir la Palabra de Dios ¿Porqué nos debe de dar pena?. Nunca tengamos temor ante las cosas cuando son de Dios.

II. EL QUE DIRÁN

Anuncios

Los que aprecian más la opinión del mundo (Prov. 16:18; Stgo. 4:16). Este es obstáculo más difícil de reconocer el orgullo y la soberbia.  Generalmente el creyente cuando cae en este pecado parece ser que no le hace falta nada, ni la Promesa de Dios. Si existe la soberbia en tu corazón arrepiéntete porque si no te vendrá la caída, además que Dios resiste a los soberbios, pero da gracia al humilde. Ven con un corazón contrito y humillado ante Dios y él te dará la Promesa del Bautismo en el Espíritu Santo.

III. LA OPOSICIÓN AL COMPROMISO

Algunos sencillamente no quieren responsabilidades con Dios, como bautizarse, diezmar, etc, y por eso no le quieren entrar más adentro (Hech. 2:38). El factor compromiso es algo por lo muchos que aceptaron a Cristo rehuyen para meterse más con Dios. No juegues con Dios, porque te hallarás contra él. Si ya recibiste a Cristo da un paso mas de fe. Dios no se agrada de la tibieza sino de la sensibilidad del corazón del que lo busca.

IV. LA DISTRACCIÓN POR EL RUIDO

Debemos acostumbrarnos a alabarle en voz alta porque allá en el cielo así lo vamos a hacer (1 Cor. 12-14). Hay muchos que en el mundo anduvieron en bailes estruendosos, anduvieron en el los estadios multitudinarios, anduvieron en marchas y mítines en fin en mucho ruido, sin embargo cuando se trata de Dios quieren frenarlo. ¿No será que es una excusa?. No tengas miedo y tu serás una voz celestial mas que alabe a Dios en otras lenguas.

Anuncios

V. LA TRADICIÓN DE LOS HOMBRES (COL. 2:8).

Muchos se oponen a esta verdad y quieren envenenarnos diciendo que ya no hay tal bautismo pentecostal, pero qué le está pasando a muchas denominaciones tradicionales es que están recibiendo la Promesa de Dios. Esto no es historia, ni fanatismo, sino el poder de Dios que se ha manifestado y se manifiesta también el día de hoy. Estas son las señales que seguirán a los que Creen en su nombre: Hablarán nuevas lenguas.

CONCLUSIÓN

Por lo tanto, al analizar estos obstáculos observamos que Dios tiene una respuesta para cada uno de ellos. Si tu tienes alguno de ellos pídele a Dios que te perdone y así recibas lo que tiene para ti.

INVITACIÓN

Creyentes: Ven al Señor en este momento, rinde todos tus obstáculos y entrégate a él. Si ya tienes la Promesa de Dios ora por lo que no la tienen, si has contristado al Espíritu Santo y nos has hablado en lenguas arrepiéntete, pide perdón y deja que él fluya en tu vida. Si no has recibido la Promesa de Dios: Hoy es el día. No Creyentes: A lo mejor usted tiene todo estos obstáculos, pero lo que debe hacer primeramente es arrepentirse de sus pecados y pedir perdón al Señor. Pase al altar y pida algún diácono o hermano para que le ayude a recibir a Cristo.

Acerca Vicente Castillo Jiménez

También Revise

Estudios Biblicos.. Discipulado Nº 42.. La presencia de Dios

La seguridad eterna del discípulo

Prédica Cristiana, la palabra predestinación le ha dado muchos dolores de cabeza a algunos pensadores bíblicos. De hecho, es una de las doctrinas que más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *