Los Amigos de la Media Noche

2. El amigo cristiano es diligente v. 5.

El texto no nos dice esto pero es lógico pensar que el amigo que recibió al caminante de la media noche interrumpió su sueño y tuvo que levantarse. ¿Cómo se ve la diligencia de este amigo? Pues se ve no solo al levantarse a la media noche, sino cuando sale a esa misma hora a la casa de su otro amigo e insiste en tocar la puerta para pedir pan para el hambriento. Hablamos entonces del amigo que intercede por la salvación del que está perdido. Los hombres que se salvan diariamente han sido previamente presentados en algún “aposento alto” bajo las rodillas de algún intercesor.

Anuncios

La salvación de los hombres no es automática. A Dios le costó su propio Hijo. En el caso de nosotros nos cuesta la intercesión continua. Pero lo más distinguido de esta parábola es ver que entre el amigo inconverso y el amigo que da el pan, hay un amigo que intercede, pero sobre todo ese amigo sale de su casa. He aquí lo que hace interesante esto. El amigo cristiano es diligente. Bien sabe él que no podrá estar tranquilo mientras hay hombres afuera clamando por el pan que satisfaga su alma.

3. El amigo cristiano no tiene pan v. 6b.

Ninguno de nosotros puede llenar el hambre espiritual de otra persona. Si así fuera estuviésemos quitándole el lugar a la palabra divina y a la obra del Espíritu Santo. Por lo tanto tenemos que ir al único que nos puede entregar los panes para el necesitado. Este hombre pide prestado “tres panes”. Esta es una actitud humilde, decorosa y cortés. Puesto que sabía de su importunidad, pide prestado y especifica su pedido. “Tres panes” son suficiente para alimentar al hambriento. No pide más nada sino lo necesario para la salvación. Esa debe ser la oración por el hambriento de la palabra.

En este reconocimiento de “no tengo que ponerle delante” hay un sentido de dependencia en la provisión divina. Cuando el creyente reconoce esto sabe que el trabajo de evangelización es una tarea que hay que hacerla con los recursos del cielo y no con los recursos humanos.

Anuncios

Hay gente que es convencida por otros a seguir a Cristo pero necesariamente no es convencida por Dios. Tenemos que acudir a buscar el pan. Los discípulos reconocieron su incapacidad cuando Jesús les dijo: “Dadle vosotros de comer”. El hambre espiritual es satisfecha con la palabra eterna.

III. HAY UN AMIGO A QUIEN SE DESPIERTA EN LA MEDIA NOCHE (Cristo)

1. A Jesús no se le importuna nunca v. 7.

Las casas judías más pobres para el tiempo cuando Jesús presentó esta parábola eran muy distintas a las modernas en Palestina. Eran muy sencillas. Construidas de adobe con apenas una habitación y una ventada. Por lo general eran divididas en dos partes.

En tiempo de frío casi toda la familia dormía junta al brasero que les permitía calentarse mutuamente. Puesto que dormían juntos, el tener que salir a la media noche despertaba a todo el mundo. Y en efecto el padre de familia se levantó a esa hora de la noche, y a pesar de su disgusto finalmente entregó el pan.

Anuncios

Ahora bien, debemos recordar que esta es una parábola y como tal está puesta para mostrarnos diferentes verdades. Por un lado Jesús no es el dueño rudo y mal humorado que duerme con su familia. Tampoco tenemos que golpear la puerta e insistir para que nos abran o nos escuchen, como hacían los profetas de Baal para que les respondieran.

El Amigo Cristo se levantará a cualquier hora que lo solicitemos. A él nunca le molestaremos con nuestras peticiones y nuestras necesidades. La verdad es que el Amigo Cristo está presto para atender nuestro pedido a favor del amigo inconverso. “Molestémosle” con esto.

3. El Amigo Cristo da lo mejor que tiene v. 13.

¿Qué es lo que más quiere darnos? Vea lo que dice el v.13. Lo que el hombre más necesita no es dinero, no es más salud, no es más comodidad, no es más tiempo, no es más edad, no es más reconocimiento, no es más vida, no es más esperanza. Lo que el hombre más necesita es tener al Espíritu Santo obrando en su vida. Si usted lo tiene, lo tiene todo. Sin él usted no tiene nada. Él es el don divino que Dios tiene para todos los hombres.

¿Por qué decimos esto? Porque el Espíritu Santo te regenera y te sella para el día de la redención. Pero además de esto te hará vivir una vida de santidad; y sobre todo, te llenará de su poder para que hables a otros acerca de Señor Jesucristo. El Amigo Cristo está listo para levantarse, abrir su puerta y bendecirte.

Él habló de no dejarnos huérfanos, pues enviaría al Consolador (Jn. 14:18). Vea que este ofrecimiento no es exclusivo. Dice: «¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? V.13b. Ciertamente al caminante de la “media noche” se le dará el pan, símbolo de la palabra viva, pero sobre todas las cosas se le dará al Espíritu Santo que es el mejor regalo para todos los hombres. Cristo es el más grande amigo que tenemos. Venga usted él en su viaje de la vida.

CONCLUSIÓN:

Una de las revelaciones en la belleza del carácter de Jesús se ve cuando él dejó de llamar a sus discípulos “siervos” y los llamó “amigos”. ¿Por qué esta distinción? Bueno lo hizo porque él sabía la diferencia entre estas personas. El uno era esclavo y lo único que él tenía que hacer era cumplir las órdenes de su señor.

Las palabras que el esclavo repetía siempre era: “Si señor, lo haré…”. Nada más. En cambio Jesús dice que todo lo que él conocía del Padre se lo decía a sus amigos. Por supuesto que ser amigo es mejor.

Mis amados, en esta parábola tenemos tres amigos. Uno es el inconverso, otro es el cristiano y por supuesto el otro es Cristo. Están juntos en la “media noche”. Hay una movilización a favor del “amigo viajero”. La intercesión del amigo cristiano y el amigo Cristo hace posible el descanso y la satisfacción del amigo hambriento.

La tarea del evangelio es convertir a los hombres esclavos del pecado y del mundo a amigos de Jesucristo. Jesús le dará a conocer lo que sabe de su Padre únicamente a sus amigos. Hay un hombre que camina en la media noche a quien Jesús quiere convertirlo en su amigo. Vayamos y pidamos el pan al Señor para llenar su hambre de Dios.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Predicas Cristianas | La acción del hijo pródigo

La acción del hijo pródigo

Predicas Cristianas. Esta historia del hijo pródigo no se limita a una parábola de Jesús a quienes le escuchaban, es una historia que se repite en cada..

2 comentarios

  1. António B. Garay

    Siervo de Dios, Bendiciones,gracias por compartir sus predicas, me orientan, dan entendimiento…saludos de TIJUANA B. C.

  2. blank

    Hno. Me parece que el mensaje de «Los Amigos de Media noche» quedo un punto no desarrollado.
    El que provee o presta el pan.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.