Inicio / Predicas Cristianas / Una nueva temporada

Una nueva temporada

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Salmos 8:1-9

Introducción:

La fuente de la Fe es Dios, el hombre no puede generar Fe, necesitamos un acto amoroso o soberano de Dios, y en esta noche no vamos a hablar de la Fe que consumimos todos los días, sino de una Fe que puede transformar desde la vida de una persona y hacer que a esta le funcione la Fe, hasta la vida de una nación.

Anuncios

1. La Fe que te va a venir, te va a venir de Dios

Estos son tiempos en que te va a venir una Fe que vas a poder creer, que lo que Dios dice es así, vea usted una cosa, el primer nivel de Fe es el que comienza a creer en la probabilidades, diciendo si a alguien le pasó, también me puede pasar, y si pasó en un momento de la historia, a mí también me podría pasar, allí está el comienzo de la Fe, una Fe casi como infantil, como la de un niño que cree todo.

Pero el Señor dijo: De esa Fe que comienzan a tener los niños, Yo voy a fundar una fortaleza sobre toda la tierra, entonces el mundo se sostiene porque todavía hay niños que creen en la vida.

Jesús cuando quiso dar un ejemplo del Reino de Dios dijo: Tráiganme los niños, los niños comienzan creyendo cosas que ni siquiera saben que existen; comienzan a creer de a poco pero desatan un poder impresionante.

Anuncios

Dios va a hacer un cambio en nuestras ciudades, en nuestras naciones, pero hay que comenzar a crear una masa crítica de Fe en medio nuestro, nunca hay que perder la capacidad de encender los nuevos ámbitos de la Fe, todo puede ser sometido a una maravilla de Dios cuando caminamos por Fe, porque de esa forma Dios se estará moviendo.

La primera forma como la Fe viene es como la estamos recibiendo ahora, alguien comienza a hablarme de ella, yo comienzo a oír algo que quizás yo antes no lo sabía, tú no puedes tener Fe en algo que no sabes, porque la Fe viene de Dios, Dios habita la eternidad, Él no está sujeto al calendario, su ámbito es la eternidad, por eso la Fe siempre fue.

(Amós Cap. 9: 13) “…He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán…”

Y esta es la palabra que tengo para ti en este día: He aquí vienen días en que el que ara alcanzará al segador, es decir habrá una fusión tan fuerte, tan repentina, se dará en un instante, será casi simultaneo.

Y este día (hoy) puede ser ese día, vea usted una cosa, lo único que puede hacer realidad ese día es la Fe, es decir, Dios está diciendo: Va a llegar el día en que voy a juntar dos temporadas en una sola persona.

Anuncios

Es Dios diciendo que la Fe en Él puede causar una alteración en los procesos humanos, solo por causa de la Fe, y por la aceleración divina que El le está dando al asunto.

2. Fe es la habilidad de Dios, para hacer fácil todo lo difícil

La Fe es un producto divino que se estaciona en tu vida de manera extraordinaria, no tiene nada que ver con religión, ni filosofía, sino que Dios viene y se la imparte a una persona ¿Sabe donde se habilita la Fe?

En la parte de tu cabeza que nunca se enteró que fue a la escuela, es decir, Dios sembrará Fe en tu espíritu, no en tu mente que si fue a la escuela.

Hay una confrontación de estaciones, que significa que algo que tienes previsto para más adelante, Dios por la Fe lo va a acercar más rápidamente, el Señor dice: Vienen días en que yo quebraré la obsolencia que se puso sobre ti. (Obsolencia: De obsoleto >fuera de uso<) Porque yo voy a unir en tu vida dos estaciones, vas a ir arando y de repente, vas a encontrar al que está segando.

Y el que está cosechando va a encontrar al que está arando, y tú vas a encontrar en tus días lo que Dios habló por años, Dios lo va a juntar en tu propia vida en un tiempo específico, que comienza, si tú quieres, hoy.

Mire la Fe viene porque oigo, la Fe viene porque entiendo que Dios va a comenzar un nuevo tiempo, Dios se ata para que los tiempos se aceleren en lo bueno, en nuestras vidas, y que las cosas ocurran.

Cuando Dios permitió que se escribiera la Biblia, Dios se ató a las escrituras, Jesús vino a la tierra para unir y fusionar dos estaciones.

Cuando Cristo vino toda la tierra, toda ella, estaba en oscuridad y sin esperanza; pero cuando vino produjo un fuerte impacto, hizo que el hombre y Dios pudieran volver a unirse, en los días de Jesús en la tierra, Dios se movía por la palabra escrita, Jesús nació en Belén porque así estaba escrito.

Antes, Dios se ataba a la palabra, ahora se ata a tu confesión hecha de acuerdo a lo que Él ha dicho sobre ti, donde tú hables y digas creyendo algo que Dios ha dicho sobre ti.

Dios queda amarrado, y queda allí hasta producir lo que has declarado con tu boca, el primer impacto de estaciones se cumplió en Cristo porque el absorbió el viejo pacto e inauguró el nuevo pacto, Cristo consumó un pacto y habilitó un nuevo ámbito, un nuevo tiempo.

En el nuevo tiempo de Dios tú no tienes solamente que conocer las escrituras, sino que tienes que confesar esas escrituras.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Un comentario

  1. Juan Jose Faiura

    Sus mensajes formaron mi vida como Cristiano… Excelente y Desafiante mensaje, como siempre !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *