Estoy enojado

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

El enojo es un componente negativo esto es un movimiento del ánimo que suspira ira, molestia y pesar, en el creyente y en el ser humano en general, a su vez debemos considerar que el enojo es algo que puede venir independiente si seamos cristianos o no.

El problema del enojo es que provoca el cambio del estado de ánimo, el cual provoca en el hombre (me refiero hombre y mujer) que en algunos casos llegue a cometer locuras que producen resultados que son perversos y demasiado malos «El que fácilmente se enoja hará locuras» (Libro de proverbios de Salomón) el cual tiempo dirá si estas actuaciones del hombre pueden ser subsanadas o no.

Anuncios

– ¿Cuántos conflictos, asesinatos, homicidios, accidentes se han producido por el enojo o por el carácter iracundo de algunos seres humanos independiente si son o no creyentes? ¿Cuántos malos entendidos podrían prevenirse producto del enojo y del carácter? Dios ayúdanos a formar la característica de un hombre que tarde en enojarse, este es aquel que tarda en generar conflictos producto de enojo «El hombre iracundo promueve contiendas; Mas el que tarda en airarse apacigua la rencilla» Proverbios 15:18.

Dejarse llevar por el enojo es para gente necia:

Como señale anteriormente todos nos podemos enojar, cada día tiene su afán y su problema y depende de nosotros si dejamos que esto nos haga llevar un buen día o un mal día, pero la Biblia nos da una referencia muy buena al respecto, dice Eclesiastés 7: 9 «No te apresures en tu espíritu a enojarte; porque el enojo reposa en el seno de los necios», Aun recuerdo un comercial de televisión el cual un hombre producto de dejarse llevar por el enojo rompe la computadora de su trabajo y su compañero le grita «Guatón tomate un armoníl» una actuación así es un gran ejemplo de gente necia que constantemente se deja llevar por el enojo y sus cambios constantes de ánimo, es «Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte» Proverbios 16:32 (Ver video).

Consideraciones en cuanto al enojo:

Anuncios

El hombre en especial el creyente (por que este pasaje está dirigido a nuestros hermanos en el cual estoy incluido), El Apóstol Santiago entrega un buen y excelente consejo, dice: 19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse, Santiago 1:19. El hombre debe aprender a oír, por lo general siempre actuamos y listo «disparamos y luego apuntamos», a su vez también debemos aprender hacer tardos en retener la lengua dado que en ocasiones esta ultima, se transforma en el instrumento que desbarata un gran incendio en la comunicación de un hogar en el mundo laboral, ministerial etc.- La lengua produce en ocasiones grandes y malos entendidos ocasionados por el enojo y la Ira. Proverbios 14:29 nos enseña: «29 El que tarda en airarse es grande de entendimiento; el impaciente de espíritu pone de manifiesto su necedad»

Conclusión, ¿Nos podemos enojar?:

Antes de responder si podemos o no enojarnos, debemos ver los ejemplos que nos da la Palabra de Dios:

– Jesús se enojó y se entristeció

Marcos Cap. 3 verso 1 al 5 1 Otra vez entró Jesús en la sinagoga. Había allí un hombre que tenía seca una mano. 2Y lo acechaban para ver si lo sanaría en sábado, a fin de poder acusarlo. 3 Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: —Levántate y ponte en medio. 4Y les preguntó: — ¿Es lícito en los sábados hacer bien, o hacer mal; salvar la vida, o quitarla? Pero ellos callaban. 5 Entonces, mirándolos con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: —Extiende tu mano. Él la extendió, y la mano le fue restaurada sana.

Anuncios

En este pasaje observamos que Jesús se enojó por la actitud de los fariseos, pero no solo eso, sino que también se puso triste por la dureza de sus corazones, pero esto no fue un impedimento para que Jesús cumpliera su ministerio de sanidad.

– Jesús se enojó con los principales sacerdotes y escribas

En este pasaje observamos que Jesús se enojo por la actitud de los principales sacerdotes y escribas, pero no solo eso, sino que también tuvo una actitud de celo por las cosas celestiales, pero esto tampoco fue un impedimento para que Jesús cumpliera su ministerio de sanidad.

Mateo Cap. 21 verso 12: 12Entró Jesús en el templo de Dios y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el Templo; volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas, 13y les dijo: «Escrito está: «Mi casa, casa de oración será llamada», pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones». 14 Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó.

– Dios también se enoja por no cumplir el llamado

Dios mismo también se enojo con Moisés cuando lo llama y moisés da sus excusas respecto del llamado, veamos:

Éxodo Cap 4:14 «Entonces Jehová se enojó contra Moisés, y dijo: ¿No conozco yo a tu hermano Aarón, levita, y que él habla bien? Y he aquí que él saldrá a recibirte, y al verte se alegrará en su corazón»

En definitiva podemos concluir que Jesús y Dios Padre se enojaron pero por su enojo no dejaron de cumplir sus propósitos, ni ministerio «ni se fueron de la Iglesia» Jesús no tuvo una actitud necia de no dejar de hacer lo enviado y la mandado, nosotros debemos tener esa actitud frente al enojo, esto es como dice la Biblia «Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo» (Ef. 4:26) que equivale si es factible tomar la reconciliación el mismo día del enojo y no dejarnos llevar por el por que podemos causar mucho daño.-

Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar. El enojo no debe durarles todo el día, (Ef. 4:26 BLS)

Dios Guarde a cada uno y conceda Gracia y Paz.

Acerca Fernando A. Lepiman

También Revise

Predicas Cristianas.. Predicas Cristianas... Serás de Bendición

Dios nunca llega tarde

Predicas Cristianas, ¿llega Dios tarde durante nuestros problemas? Las promesas de Dios no dependen de nuestras circunstancias presentes, por eso, en los...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.