Los problemas… No los esperabas pero llegaron

Tenga presente que la inmadurez espiritual es el fruto de ser oidores pero no hacedores de la Palabra, crecer está ligado a la perseverancia, tenemos que tener presente que hay una enorme diferencia entre envejecer en el Señor, y crecer en el Señor ¿En cuál estado se encuentra usted? Los problemas no desaparecerán porque los ignoremos, estarán siempre ahí, latentes.

En nuestra nueva condición de cristianos aprendemos que es necesario enfrentarlos, sin duda saldremos airosos en nuestro propósito, porque a diferencia de épocas pasadas, tenemos a Jesucristo morando en el corazón y Él nos lleva a sobreponernos a las dificultades, Isaías dice: Cuando pases por las aguas, no te anegaran, y cuando pases por el fuego no te quemaras, porque yo estaré contigo te dice el Señor. Iglesia ¡Obtendremos la victoria!

3. Siempre habrá algo que intentará detenernos

El enemigo conoce la Palabra de Dios, más que muchos cristianos, y él sabe que el creyente fiel en el tiempo de principios pequeños, será posteriormente bendecido grandemente, entonces hará lo imposible para que no sea aumentado sino reducido, el diablo siempre quiere que nos reduzcamos y no crezcamos.

(Deuteronomio 27:17) dice: “…Maldito el que redujere el límite de su prójimo. Y dirá todo el pueblo: Amén…” Dios llama maldito a todo aquel que intente reducir o achicar, la Biblia dice en (Juan 10:10ª) que el diablo es un ladrón que viene para hurtar, matar y destruir, todas estas palabras se pueden resumir en dos palabras Reducir, achicar.

El enemigo siempre, en el tiempo de pequeñeces, quiere frenar o abortar el proceso hacia el avance o incremento de Dios, por eso nos ataca una y otra vez para que nos empequeñezcamos, reduzcamos, su plan es desintegrarnos totalmente si fuera posible ¿Qué podemos hacer?

(Deuteronomio 19:14) dice: “…En la heredad que poseas en la tierra que Jehová tú Dios te da, no reducirás los límites de la propiedad de tu prójimo, que fijaron los antiguos…”

Aquí hay una orden de Dios ¡No te reducirás sino que te aumentarás! Esta es la consigna para esta iglesia en este tiempo. ¡No te reducirás, sino que te aumentaras!

Estas palabras implican: (1°) Por un lado, defender lo que Dios me ha dado por más pequeño que parezca, no creyendo las mentiras del enemigo y resistiéndole en el Nombre de Jesús y (2°) por otro lado, extenderme en Fe, creyendo que Dios va a darme lo más grande en estos días

No se frustre con lo poco que usted tiene ahora, sino comience a hacer lo opuesto que hizo hasta ahora, no crea las mentiras del diablo, que le dicen que usted se va a reducir o achicar, abra sus ojos espirituales y vea la realidad de Fe de Dios, que le dice: ¡No te reducirás!

Una de las cosas que el enemigo tratara de hacer será intimidarlo, reducirlo emocionalmente, que usted termine creyendo que no lo va a poder lograr, de que usted no va crecer, y que nada va a recibir, pero eso no fue lo que dijo el Señor, amado vas a crecer, te vas a expandir, y vas a tener abundancia del bien de Dios sobre tu vida.

Tome esta palabra por Fe para su negocio, empresa, ministerio, economía, salud, etc. empiece a darle gracias a Dios por lo poco que tiene, y declare su confianza en el Señor diciéndole: Te agradezco Señor porque si fuiste fiel para darme lo pequeño, también serás fiel para darme lo muy grande, tú lo dijiste, y yo lo creo, y asunto terminado.

Deja de quejarte y comienza a ver que lo pequeño de hoy es aumento, y aumento es la recompensa a tu obediencia a la palabra de Fe, así que prepárate para entrar por tu misma Fe en lo grande que El te ha estado hablando en este último tiempo, porque nadie que le ha creído a Dios quedará en vergüenza, Dios sabrá como honrar una vida.

Dígale al Señor hoy, ahora me doy cuenta que lo poco que tengo es Tu señal segura de que lo más grande está en camino, Señor, no quiero perder lo poco que tengo, por eso decido en este momento levantarme con Fe y defenderlo de los ataques del maligno, siembro mi semilla por ello, pero me extiendo a cosas mayores que estoy seguro que vendrán para mi vida en estos días.

Vamos Iglesia, levanta tu vida en Fe porque estos son los días de los que Dios nos estuvo hablando, días de respuestas, de milagros, de recursos, de salvación, multiplicación, y de expansión, los días por los cuales hemos estado orando por años ya están aquí, en medio de nosotros, celebra victorioso por este buen tiempo de Dios, porque estas entrando en lo ilimitado del Señor, por eso, Él hoy te ha ensanchado el corazón.

Los problemas, no los esperaba, pero llegaron, pero así como llegaron, se irán de mi vida, en el nombre poderoso de Jesús.

© Daniel Tomas. todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas

Acerca Daniel Tomas

Daniel Tomas
Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

También Revise

Amar como Jesús nos ama

Amar como Jesús nos ama

Predicas Cristianas. Si Cristo amo a todos con amor profundo, es precisamente para que nosotros hagamos lo mismo. Solos no podemos hacerlo, pero si con la..

Un comentario

  1. JESUS NOS DA LA FUERZA, SABIDURIA Y FORTALEZA. APRENDAMOS A RECONOCER QUE JEHOVA ES NUESTRO PRONTO AUXILIO. Y QUE NUESTRO SOCORRO VIENE DE JEHOVA, QUE HIZO LOS CIELOS Y LA TIERRA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.