Inicio / Predicas Cristianas / Podemos preguntar

Podemos preguntar

Predicas Cristianas

La Seguridad de nuestra salvación es una necesidad en cristianos que han nacido o renacido por el Santo Espíritu cuan maravilloso seria si ellos pudieran tener la seguridad de su salvación. Esta inquietud nace basada en una preguntas ¿Esta seguridad debe reflejarse en el carácter del creyente? Entonces “porque” en muchos que decimos estar creciendo en Cristo ese gozo parece desaparecer.

¿Podemos ser nosotros efectivos en nuestro testimonio sobre Jesús cuando no tenemos seguridad de Salvación? En palabras simples y desalentadoras se podría decir “no ” no podemos ser efectivos y con una reacción superficial se podría decir que aquí radica unos de los problemas que enfrenta nuestra iglesia hoy.

La persona de Cristo nuestra seguridad

Puede ser que parecer redundante pero nosotros hemos recibido o podemos recibir un beneficio de la obra redentora de Cristo y esto no puede estar separada de su persona. Una persona muy ligada a Cristo porque camino con el y bajo el control del Espíritu Santo declaro: Salvación no puede ser encontrada en ninguna otra persona, por que no hay otro nombre dado bajo el cielo dados a los hombre en el cual podamos ser salvos Hechos 4:12 parafraseado. Para el éxito de este estudio debemos guardar en mente quien es y que hizo por nosotros. Jesús trato y probó que el era el que habría de venir según la promesa Lucas 4:16-21. ¿Crees esto?

Porque cuando unimos todas las promesas del Antiguo Testamento nuestro corazón puede arder con la seguridad de que Jesús de Nazareth es el Cristo o el Mesías de las profecías. Cristo puede hablarnos a través de las escrituras hoy , a través de su testimonio podemos afirmar como los samaritanos Podemos saber que este hombre realmente es el salvador del mundo (Juan 4:42).

La semana próxima hablaremos de Cristo como nuestra seguridad de vida eterna y responderemos las preguntas que sean realizadas por Uds. a través de los ancianos o de manera escrita.

Reflexionando: Toma un momento para contemplar la afirmación de Pablo en Filipenses 3:7-11, y luego pensemos, ¿qué significa Cristo para mi en relación con el mundo?

  • Cristo tiene un propósito con tu vida pregúntaselo y camina hacia Él.
  • Cristo seguridad de perdón

Donde hay perdón, hay paz y donde hay paz hay seguridad, y donde hay seguridad hay salvación, y donde hay salvación hay vida eterna, disfrútala.

Bien alto en el Himalayas nace el río Ganges y después de recorrer 2700 kilómetros a través de la India desemboca en el golfo de Bengala. Muchos consideran que este rió es Sagrado que una diosa lo creo con el fin de perdonar los pecados de la gente.

Muchos hoy van allí buscando perdón, sanidad, prosperidad, y vida eterna mediante la sumergimiento de sus cuerpos en dichas aguas. En la Meca, Arabia, se encuentra la Kaaba, una capilla en la cual se conserva una piedra negra que, según la creencia popular, el arcángel Gabriel le dio al patriarca Abraham. La piedra era blanca pero se ha vuelto negra de tanto absorber pecados al ser tocadas por los fieles. La gente recorre grandes distancias para tocarla su supuestamente milagrosa y así esperan resolver el problema de su pecado.

Una antigua tribu de los indios Huicholes en México tenían una costumbres muy peculiar en lo referente a el perdón de los pecados. Cada persona tomaba una cuerda, y cuando creía haber cometido pecado hacia un nudo en ella un día señalado, se reunían frente al templo de su dios; cada uno repasaba uno a uno los nudos y luego arrojaba la cuerda en el fuego que había sido preparado, con la esperanza de que al quemarse la cuerda se quemasen también sus pecados.

Parece que sin embargo la practica no era tan efectiva como se pensaba ya que al rato de haber lanzado la cuerda se preguntaban si habían o no hechos todos los nudos o si los pecados habían o no sido perdonados o solo se había quemado la cuerda en ese instante tomaban otra cuerda y empezaba otra vez el proceso.

¿Por qué todo este esfuerzo, porque estas tradiciones? Es que en el corazón de todo ser humano anida un anhelo de perdón, de limpieza, de paz interior. No importa que religión profesemos, ni si somos religiosos o no, en algún lugar de nuestras almas palpita la necesidad insistente ,el deseo del perdón de Dios, de estar en armonía con el cielo. Agustín el gran teólogo del siglo V dijo una vez “Oh Dios, tu nos has hecho para ti y nuestros corazones están ansiosos hasta que te encuentren a ti”

¿Cómo se puede hallar dicho perdón que inconsciente o conscientemente el alma humana desea y anhela profundamente?

Hace como 3000 años el patriarca Job reflexionando sobre esta realidad se hizo esta pregunta ¿Y como se justifica el hombre con Dios? (Job 9:2) ¿ Como podría llegar ha estar sin culpa el hombre de delante de Dios, el cual nace pecaminoso y vive presa de sus limitaciones, yendo con frecuencia de un yerro a otro?

La Biblia nos dice que hay un solo método eficaz para la limpieza del alma: la sangre de Cristo el hijo nos limpia de todo pecado 1 Juan 1:7 NOT HAVING OTHER WAY (no hay otro camino) Pablo puso estar gran verdad en una cápsula cuando dijo Justificado pues por la fe tenemos paz para con Dios por medio de nuestro señor Jesucristo (Romanos 5:1), en toda ciencia hay variantes pero solo una es la que es valedera por lo tanto debemos de conocer cual es cual.

¿Metodología exacta para la liberación? Es interesante que la Biblia discute dos métodos de salvación: uno de origen divino y el otro de fabricación humana. Generalmente se identifica como salvación por “fe” o salvación por “obras”.

Uno enseña que la salvación es un don gratuito dado por Dios, y que por ello la única manera de apropiarse de ella es por la fe, aceptando y agradeciendo la provisión Divina. El otro enseña que la salvación de bebe obtenerse, y que en parte el hombre esta a cargo de la misma, que depende de sus esfuerzos ya sea haciendo una peregrinación a la Ganges para sumergirse en sus aguas supuestamente sagradas, haciendo nudos en una cuerda para luego quemarla, penitencias, obras o cualquier cosa calculada que le granjee méritos delante de Dios.

A pesar de la claridad con que la Biblia lo presenta muchos profesos Cristianos sufren de un mal el no entender como obtener la salvación y en la praxis es un desastre porque no les permite vivir el gozo que solo Dios puede dar mediante el perdón y la seguridad de salvación. En la Biblia abundan los ejemplos donde contrasta entre estos dos métodos

Un perdedor que se creía ganador y un perdedor que se convirtió en ganador (Lucas 18:9-14)

La parábola del Fariseo y el Publicano

En los tiempos de Jesús la religión judaica se había degenerado casi por completo, convirtiéndose en un sistema de meritos, de obras , muy parecido al sistema pagano. Y Jesús al relatar esta parábola refleja la actitud de los hermanos Abel y Caín.

Unos de los adoradores era fariseo y ellos eran muy apegados a la ley. Trataban de observar aun en los mas mínimos detalles de la ley. Desarrollaron una cantidad de preceptos secundarios para ayudar en el cumplimiento de las dichas normas divinas.

No esta mal que se sea cuidadoso en el cumplimiento de la ley el problema es que este sea el centro de su Religión, y ellos hacían las obras confiados en los méritos que granjearían por ello. El publicano, por otro lado, que era un cobrador de impuesto, mal visto por sus conciudadanos, tuvo muy poco que decir acerca de si mismo. Fue al templo confiando en la misericordia de Dios.

Leer Lucas 18:9-14

¿Notamos los dos sistemas? Uno confiaba en lo que hacia, y se enorgullecía en relatarlo, pensando que merecía el favor de Dios por sus acciones y conducta. Igual a Caín. Por otro lado el publicano, sintiendo su indignidad, sin mencionar absolutamente nada acerca de si mismo, todo lo que fue implorar misericordia. Y la consiguió (Lucas 18:14), y no el fariseo con su conducta intachable y buenas obras no!!!

Pablo a quien el señor Jesús llamo para una encomienda especial tiene mucho que decir, a veces a manera de contraste, en cuanto a esos dos métodos, mientras explica el evangelio. Notemos algunas de sus expresiones. “Por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de Él {Dios}…” Concluimos pues que el hombre es justificado por la fe sin las obras de la Le (Romanos 3:20, 28).

Porque por la gracias soy salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros pues don de Dios; no por para que nadie se gloriéEfesios 2:8-9. ¿Podría estar mas claro? ¿Notamos las palabras “GRACIA””don de Dios”, “no por obras ?” En otras de sus cartas dice “Porque todos los que dependen de las obras de la Ley están bajo maldición” Gálatas 3:10.

Llamado o reflexión.

Es la depravación humana que hace que todas las obras del hombre sean pobres, limitadas, imperfectas en si misma. Por eso el mensaje claro de la Biblia es que la única seguridad se encuentra en mirar a hacia fuera, confiando en lo que ha sido provisto por Dios, en la obra de Cristo y no en la nuestra, siempre “puesto los ojos en Cristo el autor y consumador de la fe” (Hebreos 12:2).

© Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicaciones Cristianas

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Contentamiento: un rechazo a la ambición y al conformismo

Predicaciones Cristianas Escritas... La expresión que resumen el contentamiento cristiano es: Dios y lo que Dios me da, es todo lo que necesito...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *