Inicio / Predicas Cristianas / El Amor de Dios

El Amor de Dios

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

1 Juan 4:19; Romanos 5:8

Introducción.

Cuando la gente nos oye decir que Dios ama a todos por igual, sin acepción de personas, reaccionan de diferentes maneras. Están los que sinceramente lo aceptan y los que en el lado extremo y peligroso, dudan de que verdaderamente Dios ame a todos por igual.

Y yo me preguntaba ¿por qué hay tanta gente en el mundo, que duda de que Dios les ame? ¿Por qué ese categórico rechazo a oír que Dios se interesa por ellos?

Dios me llevó a una conclusión interesante. Es que los patrones que mucha gente usa para juzgar y valorar el amor de Dios, están influenciados por su experiencia con su pareja, sus hijos, sus padres, familiares o sus amigos. Y lo peor es cuando el amor está influenciado por el interés personal.

Mucha gente se pregunta: Si Dios me amara, ya me hubiera resuelto un mejor trabajo. Si Dios me amara, no estuviera sufriendo esta enfermedad. Si Dios me amara no me hiciera pasar por esta crisis financiera. Si Dios me amara no hubiera perdido mi matrimonio.

Esta lista se torna infinita y al mismo tiempo interesante, porque son medias verdades que describen una realidad innegable. Lo que resulta totalmente cuestionable e inaceptable, es pretender responsabilizar a Dios de todos los resultados negativos que se experimentan en la vida, cuando deberíamos aceptar que la mayoría de los fracasos en la vida, son el resultado de nuestras malas decisiones.

Porqué juzgar que Dios te ama o no, si pierdes tu trabajo por ser impuntual y negligente en tus obligaciones laborales.

Porqué juzgar que Dios te ama o no, si tu matrimonio es disfuncional o se destruyó porque no supiste escoger la pareja, le fuiste infiel a tu cónyuge y no asumiste tu rol en el matrimonio.

Porqué juzgar que Dios te ama o no, si tu hijo se fue a la droga y es esclavo de la pornografía, porque como padre no dedicaste tiempo para establecer patrones de vidas correctos.

Porqué juzgar que Dios te ama o no, si tu crisis financiera es consecuencia de un mala administración de tus finanzas.

La tendencia del hombre es buscar siempre un culpable de lo que le sucede en la vida. La expresión de Adán todos la recordamos “la mujer que me distes” (Génesis 3:12). Se culpa a todos, e incluso a Dios, por tal de no asumir la responsabilidad de las malas decisiones, la falta de carácter o la violación de principios morales.

La Biblia revela que Dios no creó a un robot, sino a un hombre y a una mujer con responsabilidad moral. Precisamente esa es una de las razones por la que “Dios juzgará los secretos de los hombres mediante Cristo Jesús.” (Romanos 2:16). “Cada uno tendrá que dar cuentas a Dios de sus actos.” (Romanos 14:12 BAD). Dios nos hizo responsables de nuestros actos.

Quiero hablarte en esta hora, de tres características claves del amor de Dios.

I. Dios te ama incondicionalmente porque Él es amor.

El amor de Dios es descrito en la Biblia como el amor ágape, es decir, incondicional.

A. Dios te ama como eres.

Dios no te pone ninguna condición para amarte, Él te ama así como tú eres. No importa lo que hayas sido o seas en el presente: pecados, vicios o defectos, debilidades, Dios te ama incondicionalmente, sin limitaciones ni condiciones. Su amor no cambia, es eterno, inalterable e inmutable. La medida del amor de Dios al hombre es “de tal manera”. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16.)

Precisamente, nuestra condición pasada o presente es una oportunidad para que experimentemos que el amor es siempre fiel.

Si hoy experimentas el amor de Dios es porque Él tomó la iniciativa de amarte primero tal como eres. Si “Nosotros le amamos a él, [es] porque él nos amó primero.” (1 Juan 4:19).

La Biblia declara que…

Dios nos demostró su amor en que Cristo murió por nosotros aun cuando éramos pecadores.” (Romanos 5:8 PDT).

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.” (1 Juan 4:9).

B. Dios te ama sin necesidad de máscaras.

Para que Dios te ame, tú no necesitas aparentar otra cosa distinta a lo que eres. No necesitas aparentar piedad para que Dios te ame. No necesitas fingirte cristiano para que Dios te ame. La biblia dice que Dios descubre las intenciones del corazón (1 Corintios 4:5). Nada hay oculto a su presencia.

Acerca Pastor David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Y concluye en el 2008 el currículo de estudios de la Licenciatura en Teología y Biblia del ISUM Internacional de las Asambleas de Dios. El Pastor Zamora lleva 39 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo. http://www.ministeriodavidzamora.com/Biografia.html

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Contentamiento: un rechazo a la ambición y al conformismo

Predicaciones Cristianas Escritas... La expresión que resumen el contentamiento cristiano es: Dios y lo que Dios me da, es todo lo que necesito...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *