Haciendo Equipo

Las personas que siempre están dispuestas a compartir visión y fuerzas con los que forman parte de su equipo, son personas adaptables, las que se caracterizan por su seguridad. Las personas que no tienen seguridad emocional ven casi todo como un reto o una amenaza.

Miran con rigidez o sospecha el que otra persona talentosa se una al equipo, temen que afecte su posición o título o que las cosas no se sigan haciendo como se habían venido haciendo.

En cambio, a las personas seguras los cambios no los alteran. Evalúan una nueva situación o una modificación en sus responsabilidades basadas en los méritos de tal situación o cambio.

II. El que no se apoya en su equipo es alguien que práctica el individualismo, que no es más que el pecado de egoísmo y la indiferencia.

Daños que hace el individualismo a la Iglesia.

El individualismo es:

a) La negación del amor.

Mateo 22:37-39Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

b) La negación del principal fruto del Espíritu.

Gálatas 5:22-23Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

c) La negación de la imagen y semejanza que Dios nos ha dado.

1 Juan 4:7-8Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

III. Todo vencedor ha tenido un equipo en que apoyarse.

a) Hacer equipo puede hacer la diferencia entre ganadores y perdedores.

2 Samuel 10:9-14Viendo, pues, Joab que se le presentaba la batalla de frente y a la retaguardia, entresacó de todos los escogidos de Israel, y se puso en orden de batalla contra los sirios. Entregó luego el resto del ejército en mano de Abisai su hermano, y lo alineó para encontrar a los amonitas. Y dijo: Si los sirios pudieren más que yo, tú me ayudarás; y si los hijos de Amón pudieren más que tú, yo te daré ayuda. Esfuérzate, y esforcémonos por nuestro pueblo, y por las ciudades de nuestro Dios; y haga Jehová lo que bien le pareciere.Y se acercó Joab, y el pueblo que con él estaba, para pelear contra los sirios; mas ellos huyeron delante de él.Entonces los hijos de Amón, viendo que los sirios habían huido, huyeron también ellos delante de Abisai, y se refugiaron en la ciudad. Se volvió, pues, Joab de luchar contra los hijos de Amón, y vino a Jerusalén.

b) Hacer equipo ha convertido en heroicos a pequeños ejércitos.

Jueces 7:6-7Y fue el número de los que lamieron llevando el agua con la mano a su boca, trescientos hombres; y todo el resto del pueblo se dobló sobre sus rodillas para beber las aguas. Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y váyase toda la demás gente cada uno a su lugar.

Es bueno que sepamos que el ejército que debían enfrentarse los 300 soldados de Gedeón, contaba con 135.000 soldados, por lo cual cada soldado de Gedeón debió enfrentarse matemáticamente hablando con cuarenta y cinco enemigos. ¿Cuál fue la diferencia? El haber hecho equipo alrededor de aquel que Dios levantó al frente de la tropa.

Ilustración

Algunas victorias notables han sido ganadas por pequeños ejércitos. Oliverio Cromwell seleccionó a sus hombres hasta que no le quedó sino un regimiento de mil fornidos puritanos que temían a Dios y sabían por qué estaban combatiendo. Estos “ironsides” (hombres fuertes, enérgicos, valientes, terribles en los combates) que lucharon en la guerra civil inglesa, nunca fueron derrotados.

Garibaldi, el héroe italiano, con mil hombres escogidos salió de Génova por la noche, eludió a la flota, fue a Sicilia, derrotó a un ejército de diez mil, y en tres meses libertó de la opresión a la isla de Sicilia.

Leonidas, y sus trescientos espartanos, en el año 480 a. de J. C. defendieron el desfiladero de Las Termópilas durante dos días, y rechazaron un enorme ejército que Jerjes arrojó en vano contra ellos.

Conclusión:

Si hasta ahora has vivido como el llanero solitario, creyendo que tú solo lo puedes todo y minimizando el esfuerzo de los que están a tu lado, quiero decirte que cerrar filas con los que están a tu lado no es una opción, sino un mandato que el Señor te da en esta hora en la que nos preparamos para enfrentar quizás la última batalla contra el enemigo sobre esta tierra.

La final trompeta está al sonar y vivir vidas de cuerpo que lo glorifiquen a Él, es una premisa que deberemos cumplir, si queremos ganar la corona que Dios tiene preparada para nosotros.

1. Diccionario Aristos de la lengua Española, pág 246
2-3. Quinientas ilustraciones, Sistema digital Libronix

© 2016, Francisco Medina.

Acerca Francisco Medina

Conocí al señor en el año 1986. Soy miembro de la Iglesia Liga Evangélica de Cuba, donde me desempeño como Decano Nacional del Instituto bíblico de dicha denominación. He sido pastor terrirorial , Presidente del departamento de caballeros de la Iglesia. Soy graduado del MINTS (Miami International seminary) como Master en teología y Master en educación Cristiana. Graduado como Doctor en Divinidades en teological university. Miami florida. H e escrito libros y soy escritor de árticulos que son publicados en una revista de circulación nacional. Maestro conferencista y miembro fundador de la Agencia Cubana de estudios teológicos.

También Revise

Predicas Cristianas 2020 | La oración

La oración

Predicas Cristianas, la oración que nunca debe parar es aquella que demanda ser fortalecido en el espíritu para hacer realidad lo anterior y finalmente la que..

Un comentario

  1. Muy bueno,,,hagamos el cuerpo de Cristo enorme unidos con amor,dones y talentos .Para obtener la victoria de nuestro Dios,padre e hijo..Jesucristo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *