Thanksgiving – Día de acción de gracias

El hecho de que podamos expresarnos, cantar y alabar libremente es una razón por la que tenemos que darle gracias a Dios. Digo esto porque existen muchas personas en este mundo que viven en países donde la libertad que nosotros tenemos no existe. Digan conmigo: ¡gracias a ti mi Dios por la libertad que tu nos has dado!

El hecho de que hayamos abiertos nuestros ojos hoy es una razón por la que debemos darle gracias a Dios. Digo esto porque muchos son los que mueren a diario sin recibir a Cristo como su Rey y Salvador. Digan conmigo: ¡Gracias a ti mi Dios por revelarnos a tu Hijo amado!

El hecho de que tendremos una cena exquisita el próximo jueves es una razón por la que debemos darle gracias a Dios. Digo esto porque existen numerosas personas en este mundo que mueren de hambre a diario. Digan conmigo: ¡gracias a ti mi Dios por los alimentos y las bendiciones que Tu nos has proporcionado!

Estoy seguro que muchos están de acuerdo en que le demos gracias a Dios por todas estas cosas. Pero quizás algunos piensen, ¿cómo le vamos a dar gracias a Dios cuando estamos atravesando por una situación tan difícil? Pero les voy a decir algo que quizás los sorprenda.

Hermanos, el hecho de que estemos pasando por una situación difícil con nuestro cónyuge, hijos, hijas, familia, etc. es también una buena razón por la que debemos darle gracias a Dios. ¿Por qué digo esto? Lo digo porque Dios nos dio la bendición de poder tener hijos, hijas, esposas y esposos. Así que digan conmigo: ¡Gracias a ti mi Dios por mi familia!

Claro está en que nos tocara pasar por momentos difíciles, pero recordemos que aun en esos momentos Dios es bueno, y nunca nos abandona. Fíjense como dice Salmos 23: “Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. 3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.”

Este es el Dios que servimos. Un Dios que nos ama, y nos cuida. Un Dios que nos guía y protege. Este es el Dios que servimos, servimos a un Dios bueno. Digan conmigo ¡gracias Padre por tu bondad!

Démosle gracias a Dios “…porque para siempre es su misericordia.”

Hermanos la misericordia de Dios es algo que muchos no han aprendido a valuar, pero la realidad del caso es que sin ella, ninguno de nosotros estuviéramos aquí. Digo esto porque por muy bueno que pensemos que somos, ninguno de nosotros somos dignos de presentarnos ante la presencia de Dios.

Esto es algo que queda bien claro en Romanos 3:23 cuando leemos: “…por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios…” Pero por la misericordia de Dios ahora podemos llegar ante su presencia. Fíjense como nos dice Tito 3:4-6: “…Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador…”

Por la misericordia de Dios ahora nos podemos acercar a Él confiadamente, y hallar la solución a nuestras aflicciones o dificultades. Fíjense como dice Hebreos 4:16 cuando leemos: “…Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro…” Yo no se ustedes, pero yo digo ¡gracias Señor por tu misericordia! El Salmo que hemos usado hoy nos dice “Digan ahora los que temen a Jehová, Que para siempre es su misericordia.”

Hermanos y esto es algo que todos debemos hacer. Debemos proclamar la misericordia de Dios, debemos proclamar la bondad de Dios.

Quizás algunos no tengan la facilidad de palabras para predicar acerca de este tema. Quizás algunos no tengan el conocimiento bíblico para explicar todas estas cosas, pero lo que si todos tenemos es el Espíritu Santo que ahora mora en nosotros.

Fíjense como nos dice el Señor en Juan 14:16-17 cuando leemos: “…Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.” Dile al hermano que tienes a tu lado, el Espíritu de Dios mora en ti.

Y porque el espíritu de Dios mora en nosotros, porque hemos aceptado a Cristo como nuestro Rey y Salvador, entonces es como nos dice la Palabra en 2 Corintios 5:17 cuando leemos: “…De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas…”

Como les dije, quizás no tengamos el conocimiento bíblico para enseñar, quizás no tengamos facilidad de palabras para predicar, pero en esta fecha de acción de gracias (Thanksgiving), si tenemos la potestad de servir de ejemplo.

Si podemos servir de ejemplo en nuestra familia, con nuestras amistades, y con nuestros compañeros de trabajo. Si podemos decir que esta fecha es mucho más que una comida, o un juego de fútbol. Si podemos decir: “…Alabad a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia. 2 Diga ahora Israel, Que para siempre es su misericordia. 3 Diga ahora la casa de Aarón, Que para siempre es su misericordia. 4 Digan ahora los que temen a Jehová, Que para siempre es su misericordia...”

Para concluir. Este día de celebración tan bello lentamente, pero de manera segura, ha ido perdiendo su verdadero significado. Lentamente, pero de manera segura, Dios esta siendo borrado de la mente de las personas. Te digo hoy, no permitas que esto suceda en tu hogar.

No permitas que este día de acción de gracias (Thanksgiving) tengas una casa llena de familiares e invitados, pero que falte Dios. Existen tantas cosas por la que debemos darle gracias a Dios que no existe suficiente tiempo para enumerarlas todas. Como he dicho en más de una ocasión, existe una bendición de Dios en todo.

Cuando reflexionamos en nuestra vida, creo que todos nos daremos cuenta que tenemos todo a nuestro alcance. Pero que en ocasiones se nos olvida darle gracias a Dios. Es triste el pensar que ahora mismo, que en este momento, existen muchas personas alrededor del mundo que están pasando hambre. Que existen numerosos niños que morirán a causa de enfermedades curables, porque no podrán recibir la atención médica que necesitan.

Es triste pensar que a diario mueren miles de personas sin tener a Cristo en su corazón. Es triste pensar en todo esto, y a muchos no nos gusta hacerlo. Pero lamentablemente es la verdad. Son por esas mismas razones que no podemos decir que no tenemos nada porque darle gracias a Dios. Sino tenemos que darle gracias a Dios por todo y en todo.

En solo unos días celebraremos el día de acción de gracia. Pero para nosotros, el día de acción de gracia es todo los días. Será muy lindo reunirnos con nuestra familia. Será muy lindo compartir con nuestras amistades. Pero nosotros debemos darle gracias a nuestro Padre celestial por Su bondad y misericordia cada día de nuestra vida.

No te olvides de ser el ejemplo a seguir. No te olvides de la bella herencia que le estarás dejando a tus hijos y familiares cuando celebres este día por lo que es.

Un día dedicado a Dios

Un día dedicado a la oración, y a darle gracias por todo lo que ha hecho, hace, y hará en tu vida. No te olvides cuando te sientes a cenar decir “hoy te agradecemos oh Padre Celestial todo lo que has hecho por nosotros. Hoy te agradecemos Señor todas las bendiciones que tu has derramado sobre nosotros.”

Démosle gracias hoy a Dios por todas las bendiciones en esta fecha tan especial. Pero recordemos que esto es algo que no solo haremos ese día, sino que es algo que debemos hacer a diario.

El mundo ha tratado de eliminar a Dios de la ecuación, y por eso el mundo esta en las condiciones que esta. Yo te digo hoy, invita a Dios a tu casa, y sobre tu hogar reinara la paz, amor, y la misericordia por siempre. Yo te digo: “…Alabad a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia…”

[1] Thanksgiving History “From fall feast to national holiday” by: Damon Goldsmith
[2] Proclamation Establishing Thanksgiving Day October 3, 1863 by: Abraham Lincoln

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predica de acción de gracias

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández
José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Los días que tenemos por delante

Los días que tenemos por delante

Predicas Cristianas.. Este es un mensaje para el comienzo del año 2022. ¿Cómo viviremos este año? ¿Qué tan sabios seremos en vivir este año que comenzó?..

6 Comentarios

  1. Woh, me es de gran Gozo ver leído este sermón , no sé cómo llegue a él, pero encontré lo que pedí a Dios, me gusto mucho. Dios bendiga su ministerio hermano José Hernández.

  2. Siempre he oído del día de acción de gracias, hasta estos días estuve leyendo un poco sobre el origen, hoy participo en una reunión, esta prédica me ha servido de mucha bendición, gracias hno. José R. Hernández, un saludo desde Guatemala.

    • José R. Hernández

      Bendiciones hermano.. Le doy gracias a Dios que esta predicación le haya servido de bendición.

      • Wow Amen Dios siga bendiciendo su ministerio Siervo de Dios me encanto esas palabras muy muy importante info. Así es mi siervo hoy la gente esta rebelde no creen no quieren saber de Dios. O si son cristianos lo toman como un juego y Dios no es un cuento de ada. Jesucristo es real bendiciones

Leave a Reply

You have to agree to the comment policy.