Inicio / Predicas Cristianas / ¡Cuando no involucramos a Dios en nuestros planes!

¡Cuando no involucramos a Dios en nuestros planes!

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Santiago 4:13-17

INTRODUCCIÓN:

A continuación a la luz de este pasaje bíblico, la advertencia que Santiago el hermano de Jesús (medio hermano) le hace a un grupo de judíos creyentes, especializados en el comercio y con un instinto fino por los negocios internacionales (los más ricos). Pero todo lo esperaban, lo hacían y lo planeaban de sus habilidades, autosuficiencia e independencia total de Dios o al margen de Dios o sin Dios. Veámoslo:

Anuncios

I. El plan que ellos tenían (vers. 13)

  1. Hoy y mañana: entre hoy o mañana. Ellos escogieron su propio tiempo.
  2. Iremos a tal ciudad: nos vamos, llegamos, viajamos. Ellos escogieron su propio lugar.
  3. Estaremos allá un año: pasaremos (NVI), nos quedamos, nos duramos. Ellos escogieron su propia
  4. Duración o estadía: todo un año (TLA).
  5. Traficaremos: haremos negocios (LBLB). Ellos escogieron su propia actividad: se dedicarían a los buenos negocios (TLA).
  6. Ganaremos: tendremos ganancias (LBLB), haremos dinero (Otra Traducción) o ganaremos “mucho” dinero (PDT). Ellos escogieron su propio beneficio, resultado u objetivo.

Todo estaba planificado para ejecutarlo y realizarlo ya. No un era un plan para corto, mediano ni a largo plazo: para mañana era tarde. 

A lo mejor ellos estaban acostumbrados a organizarlo todo y proponer “de su vida” de esa manera independiente de Dios (autosuficientes). Para ellos era el “plan perfecto” y el proyecto de sus vidas. Resumido en cuatro verbos: ir, estar, negociar y ganar (vers. 13).

Parecían estar muy seguros de ejecutarlo como lo habían pensado. Eran unos expertos, profesionales, buenos, hábiles para planear, programar, visionar, disponer y proponer de sus vidas rápidamente. Se creían “autosuficientes”. Esta fue una de las cosas que Santiago les censuró, exhortó y reprochó en ellos!

Todo lo planearon al margen de Dios o sin Dios. Sin recurrir, sin pensar en Él y sin tenerlo pendiente o en cuenta sin considerar Su voluntad, sin Su providencia y sin tomar en cuenta a Dios;  sin Su dependencia total , sin Su guía, dirección y sin Su brújula.

Anuncios

Ellos pretendían vivir como si Dios no estuviera presente en sus vidas. Ellos están proponiendo, organizando y disponiendo de su vida como si Dios no existiera o no interviniera en ella. Ellos planificándolo todo como si no necesitaran de Su ayuda, ni la de nadie más.

Ellos todo lo programaron con una “independencia” total de Dios, creyéndose autosuficientes. ¡De hecho este el pecado de ellos! (vers. 17). Dios no estaba en estos planes por ningún lado, ni para nada. Sin embargo parecían “estar convencidos”. Pero  se olvidaron o no quisieron involucrar, meter e integrar a Dios en sus asuntos: lo “ignoraron” totalmente.

Reflexión: ¿cuántas veces hemos actuado de la misma manera? ¡Recordemos que sin Dios nada podemos hacer! (Zacarías 4:6; Génesis 11:1-11; Juan 15:1-8; Filipenses 4:1-13).

II. La exhortación y la reprensión inicial (vers. 14)

a. No sabéis lo que será mañana ¿y qué es vuestra vida?

Anuncios

  • ¿Saben acaso qué les sucederá mañana? ¡Ustedes no saben lo que le espera mañana! (Otra Traducción). “Más ni siquiera saben que va a pasar con sus vidas el día de mañana” (PDT.)
  • ¿Cómo pueden hablar a sí, cuando ni siquiera saben lo que les va a suceder mañana? (TLA). ¿A caso saben si van a amanecer vivos o muertos? ¡Hoy estamos mañana no lo sabemos!

¡Ellos olvidaron lo que sería mañana y que la vida es corta y transitoria! (Job 7:7-9; 9:25-26; Salmos 39:6; 103:15-16; 90:10; 144:4)

 b. Los comparó como la neblina que aparece y desaparece

  •  “Pues la vida es como una nube de vapor, que aparece un instante y al punto se disipa” (Otra Traducción). “Su vida es como la niebla: aparece por un poco de tiempo, y luego desaparece” (TLA).

Reflexión: Todo lo que se programa, se proyecta, se planea, se traza al margen de Dios o sin Dios (sin consultarlo con Él) es vana, inútil, insegura, incierta y se pude venir abajo (Génesis 11: 1-11; 2 Samuel 6:11; 1 Crónicas 13:1-14; Lucas 12: 13-21; Hechos 16:1-10)

III. La actitud correcta que debían tener (vers. 15)

 a. “Si el Señor quiere”: ean jo kurios thelesei (vers. 15)

  • Es una condición de la tercera clase con “ean”: si Dios lo permite, lo desea, lo anhela, lo considera, si está en sus planes, si es de su voluntad. (Mateo 26:42).
  • Es lo mismo decir como lo hacían nuestros abuelos: “con el favor de Dios o Dios mediante o si estamos vivos o si Cristo no ha venido todavía.  ¡Deo volente! (latín).

Esto incluye todos nuestros hechos y así la actitud correcta en todos nuestros planes y para el futuro ha de estar consciente del hecho de que “El hombre propone y Dios dispone” y que todo lo que propongamos depende de su voluntad. Nuestros planes deberían siempre ser hechos con la provisión de: “Si el Señor quiere”.

 b. Nunca debería faltar en su lenguaje, léxico o habla

  • Por el contrario, siempre deberían decir: «Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello” (PDT).

 No como un costumbrismo, como una frase de cajón, para salir del paso, ni decirlo por decirlo ni mucho menos como una fórmula mágica. Sino una actitud e iniciativa de corazón que Santiago manda y que debe de caracterizarnos si hemos de tener una actitud correcta hacia Dios. ¡En el sentido correcto y bíblico de reconocer a Dios!

Así estamos reconociendo la dependencia de Dios. No solo en el existir, sino también en el movernos y en el hacer como dice la Biblia: “Porque en Él vivimos y nos movemos y somos  (existimos) (Hechos 17:28)

Así estamos considerando Su voluntad y Su providencia. Pensando, recurriendo y acudiendo a Dios como debe ser. Así estamos involucrándolo directa o indirectamente. Lo hacemos participe, lo metemos en el asunto, lo estamos comprometiendo. Este debe ser el principio por el cual vivir: “Si Dios quiere”

En mi caso particular me produce seguridad de que el presente y el futuro está bajo el cuidado protector de Dios e independientemente de lo que Dios decida y haga (Salmos 135:6; Daniel 4: 35b; Mateo 8:1-3).

Acerca GARYS LEANDRO

Desde niño en la iglesia Cristo rey Corozal, Sucre (Colombia). Bautizado evangelicamente a los 15 años, casado con Yorjani Salgado Hernández y dos hijos, (Karolyn y Joel), se capacitó en el instituto bíblico de su denominación: Corporación instituto para la educación pastoral (CIPEP), Seminario por extensión alcanzando las naciones (SEAN), Facultad Latinoamericana de estudios Teológicos (FLET), Corporación Teológica Betshalom e incluyendo seminarios y diplomados en teología con las sociedades bíblica de Colombia. Al servicio de Dios y Su obra 24/7 como evangelista y salmista, en el ministerio Kerygma: una palabra a tiempo. ¡Amén que sí! ¡Manos a la obra!

Revise también

Predicas Cristianas... Amaras a tu Dios

Amaras a tu Dios

Predicas Cristianas.. El amor a Dios es una de las principales cosas que nos acerca a Él; es el principio fundamental de nuestra relación con Dios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *