Inicio / Predicas Cristianas / Preparando la gente para lo Extraordinario

Preparando la gente para lo Extraordinario

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: Hechos 19:8-12

Introducción:

Estamos en días desafiantes, glorioso y acelerados, días donde veremos a Dios moverse en nuestras vidas de una forma sobrenatural, pero no en lo sobrenatural que usted ya ha visto, prepárese para ver y oír lo que no paso antes.

1. Formados para funcionar en un nuevo nivel

Tener sano el hombre interior, y formar hijos discípulos será clave para nosotros, es necesario revisar continuamente nuestro lenguaje (chistes, palabras, etc.).

No hay palabras inocentes, revisar nuestro lenguaje en cuanto a lo que enseñamos respecto de que es la iglesia.

Recordemos que la iglesia no es el edificio donde nos reunimos, porque eso la haría estática, sin embargo la iglesia es dinámica, está en todas partes, la iglesia debe aceptar y funcionar en su naturaleza Apostólica y Profética para ganar y consolidar la gente que El nos esté dando, mientras que esto no se active en nosotros, iremos dos pasos adelante y tres atrás, mientras exista la niñería entre nosotros, no podremos conquistar.

La iglesia debe estar en renovación y auto-examen constante, lo que no se renueva se envejece, hay gente en el reino que se ha envejecido, se han vuelto degustadores de reuniones, catadores de sermones, pero no han sido productivos en ganar gente para el reino, o en consolidar lo que se nos ha entregado, por eso lo que no se corrige se distorsiona por completo.

Debes renovar la espiritualidad, el servicio y las estructuras, de lo contrario corres el riesgo de que te consideren un auto motor V8, que tienen mucho poder pero que casi nadie adquiere por lo costoso de su valor y por lo costoso de su mantenimiento y funcionamiento, hay que tener la audacia para seguir firme en esta renovación personal, constante y remoción de estructuras.

La iglesia es un organismo vivo y no una estructura robotizada, es Cristo en nosotros la esperanza de gloria, su crecimiento es natural, normal, y continuo, se mueve con principios claves, hay interdependencia, hay multiplicación y no solo crecimiento, hay transformación de la visión, si la iglesia es un Organismo vivo es normal que crezca, manifestamos la vida de la iglesia, la vida práctica del Cuerpo.

Es viva pero tiene orden y organización, orden es la garantía de seguir prestando el servicio que haces, no son cargas asfixiantes, reportes, procesos de la Visión, todo apunta a que todo fluya, hay claves divinas para una multiplicación explosiva:

Estar dispuesto a salir, recorrer, no quedar estancado, si no sales no hallas, no encuentras, no consigues, hay que ser abiertos al Señor, corregir lo deficiente, colocarlos en el enfoque correcto, no negocie los procesos, la forma en que hacemos las cosas.

Asegurase que estén llenos del Espíritu Santo, imponer las manos, profetizar, etc.

Debemos invertir el tiempo en aquellos que si quieren cambiar, los religiosos que no quieren cambiar solo el Espíritu Santo lo hará, Pablo pasó 40 días tratando de convencerlos, si no se revela la visión en el corazón no se puede operar en ella, crecimiento y multiplicación viene por las bases.

Separemos a nuestros hijos discípulos de la sinagoga, de enseñanzas raras y enfermizas, enseñarles a discernir las cosas, se dan muchas enseñanzas con términos religiosos, hay que tener la mente sana para que Dios confié en nosotros, (Ejps.: El gadareno y la samaritana).

Una mente sana puede discernir lo personal, espiritual, ministerial e institucional, hay que chequear nuestra gente de comportamientos extraños, podemos ser normales, pero poderosos.

Fortalezcamos a los hijos discípulos y tomaremos la ciudad, si estamos sanos de la mente, podemos tomar el mercado, los dones del Espíritu son para fluir en la ciudad, preparemos a nuestra gente para fluir en los dones, lo que traiga condenación y confusión no viene del Señor, los hijos que Dios nos da sabemos cuánto nos cuestan, tenemos que cuidarlos y pelear por ellos.

2. Pensamientos Valiosos:

Lealtad no tiene precio, en medio de tanta politiquería religiosa, debemos ser honestos y transparentes, podemos ser amplios pero no descuidados, cuidar como líderes que nos mantengamos en renovación y auto-examen.

Debemos animar y renovar fuerzas, en el poder de los contactos personales, orar que la VISION se revele en su ESPÍRITU a la gente, tenemos que pasar del convencimiento a la revelación, eso los hará estar firmes en medio de las circunstancias.

El éxito o el fracaso dependen de una sola elección, y esta elección la hacemos cada día a y cada instante que nos vemos enfrentados a personas y a ciertas circunstancias, y esa elección que usted haga, depende su gozo, su éxito en la vida, la calidad de su matrimonio, de esa decisión que usted tome, de esa elección que haga, depende su éxito profesional, la felicidad de sus hijos, cómo le vaya en la vida.

Y de esa decisión que usted tome, depende aun el destino eterno de su alma, esta elección que usted hace a diario y en cada momento puede cambiar la tristeza en gozo, el odio en amor, el rechazo a una aceptación plena, usted puede cambiar la maldad en bondad, y el fracaso en triunfo.

Hace dos mil años el Señor dijo que: No son las circunstancias lo que determinan su calidad de vida, sino la decisión, o la actitud que usted tome, no son las circunstancias lo que determina su calidad de vida, sino la actitud que usted tenga frente a ellas, si usted lee (Mateo 7:12) lo que dice el Señor es sencillo, pero profundo.

Todo lo que tú quieras que los hombres hagan contigo. Haz tú con ellos.

¿Está complicado eso? ¿Se entiende bien? Si quiero atraer gente a mí ¿Qué debo hacer? ¿Si quiero que me rechacen?

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Central de Sermones - Cada quien su iglesia

¿Cuando prospera la obra de una iglesia?

Predicas Cristianas - Para que prospere la obra de una iglesia, deben despertar los dormidos. Cada uno debe ocupar su lugar de trabajo, y no debemos hacer caso a las críticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *