Inicio / Predicas Cristianas / Mas que vencedores

Mas que vencedores

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Romanos 8:28-39

INTRODUCCIÓN:

Se dice que hay una cárcel en África donde se permite tener un solo libro. Un creyente dijo: “Si yo tuviera que  ir preso allí y me pidieran escoger un libro, ese sería la Biblia. Y si me pidieran escoger uno de los 66 libros, yo escogería el libro de Romanos. Y si de ese libro me dieran a escoger un  capítulo, ese sería el  8. Y si de todos esos versículos me dieran a escoger uno, yo escogería el vers. 37”. Lo primero que nos sorprende de la frase de Pablo es que no dice: “somos vencedores”,  pues  ya eso sería una gran promesa.

Anuncios

El texto dice que el creyente es “más que vencedor”.  Pero siga leyendo la frase. Note que Pablo no dijo “hay algunas cosas donde somos más que vencedores”. Él no dijo eso. La frase completa dice: “En todas estas  cosas somos más que vencedores”. ¿De cuáles cosas? Vea versículo  35, todas ellas poderosas, pero ni siquiera estas pueden derrotarnos.

En el griego hay una sola palabra para el mensaje de hoy: “hupernikao”. Cuando dividimos la palabra tenemos este resultado: huper “sobre y por encima de”, y nikao “conquistar”.  El sentido de esta palabra es de  uno que es victorioso en grado sumo, que gana una victoria más que ordinaria, porque está en condiciones de triunfar de forma absoluta. Que no puede ser derrotado, aunque en algunos momentos se caiga o se sienta debilitado.

¿Cuáles son las implicaciones de esta palabra? No significa que en todo lo haga nunca será vencido. El creyente sabe que puede ser sometido a la más dura tentación, pero él está señalado para ser un vencedor. Él sabe que no escapará a las tribulaciones y pruebas que la vida le presenta, pero está persuadido que de todas ellas saldrá vencedor.

El creyente tendrá momentos de tristeza, soledad, temor, inseguridad, pero él es el único que sabe que todo eso saldrá vencedor. Su lema será como el de Pablo (2 Corintios 4:8-9). El creyente nació para ser un vencedor aunque varias veces se caiga. Él está marcado para vencer.  Veamos por qué.

Anuncios

I. ANTES EN TODAS ESTAS COSAS

a. ¿Cuáles cosas?

Los versículos 35 y 38 nos hablan de esa serie de cosas. Algunas de esas tienen que ver con las angustias y los peligros. Son un total de 17 “cosas” mencionadas por Pablo y  ellas son potencialmente graves,  cuyo propósito central es separarnos de Dios. Vea que el creyente no está exento de ninguna de ellas, entre las que se cuentan las acechanzas de poderes demoniacos muy graves y fuertes. Tampoco está exento de los  peligros  de muerte.

Si este año que ha comenzado fuéramos sometidos a algunas de estas 17 “cosas’,  no debiéramos ser  sorprendidos. Es Pedro, quien en no pocas ocasiones fue sometido a pruebas adversas, que nos hace ver que ningún creyente evitará pasar por esas “cosas” al decirnos: “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese…” (1 Pedro 4:12).  Las pruebas nos confirman que somos hijos de Dios.

b. Como está escrito vers. 36.

Anuncios

En las profecías de las pruebas, Pablo hace referencia al Salmo 44:22 que tiene esta sentencia: “Pero por causa de ti nos matan cada día; Somos contados como ovejas para el matadero”. La verdad es que nosotros no hemos sufrido hasta la muerte por causa de Cristo, pero esta verdad se cumplió en el pasado y se cumple en nuestros días a través de distintas formas de persecución.

El asunto es que Dios nunca nos promete que si somos cristianos no seremos insultados o maltratados; al contrario, fue el mismo Cristo que nos dijo: “En el mundo tendréis aflicción…”. A todos los creyentes se nos hablan de pruebas, necesidades, angustias, tribulaciones.

Nosotros no creemos en las tonterías del horóscopo que “profetiza” siempre cosas buenas para cada uno de los que ha nacido en determinado mes. Pero si usted es un creyente genuino, yo le aseguro que usted no será librado de alguna tribulación, pues eso es lo que nos dice el texto. Pero en todas estas cosas “somos más que vencedores por aquel que nos amo”. Eso significa que vamos a vencer en esas cosas grandes, pero también en las cosas pequeñas. Durante este año

II. SOMOS MÁS QUE VENCEDORES

a. Esta promesa no es para todos. Note que esta es una promesa limitada. 

¿Quiénes son los que pueden decir somos más que vencedores? ¿Los súper cristianos? ¿Los hermanos que tienen muchos dones? ¿Los hermanos de tiempo completo, como los  predicadores, los misioneros? ¡No! Somos todos.

Por cierto, todos los hermanos somos de tiempo completo. Usted no es mitad cristiano y mitad el mundo. Así que todos los cristianos podemos ser más que vencedores en este en todas las cosas que enfrentamos. Pero, ¿quiénes pueden decir que somos más que vencedores?

b. Aquellos que aman a Dios vers. 28.

Son aquellos que han sido llamados por él Aquellos que han sido conocidos previamente por él. Todos aquellos que Dios amó con un amor eterno. Es un hecho que aunque Dios creó a todos los hombres, no todos los hombres aman a Dios,  ni son amados por él.

Los que aman a Dios son los que han alcanzado la gracia y la bendición del cielo. Son aquellos que han tenido una experiencia de conversión y en consecuencia toda su voluntad, dones, talentos y las demás cosas de su vida, la consagran a Dios porque le aman. Son los que aman a Dios porque él “les amó primero”. Estos son los destinados a ser vencedores.

c. Los que han sido predestinado vers. 29.

Note que estos que han sido predestinados es para que sean parecidos a Cristo en lo que respecta a su fidelidad, obediencia, consagración y entrega a Dios. Ellos mismos han sido justificados y a su vez glorificados.

Como usted puede ver ningún incrédulo puede estar en esta categoría si uno que ama a Dios. Es una persona llamada, justifica y glorifica por Dios. Solo una persona cristiana podrá decir esto. Solo él sabe que ha sido escogido de ante mano. Y vea que este “somos” tiene que ver con todos los cristianos. Los pobres, los débiles, los pocos insignificantes.

Todos somos vencedores. Pero también “somos” significa ahora. No dice que seremos. Eso nos da una certeza de victoria. El ejemplo de los israelitas cuando salieron de Egipto ayuda a entender esto. Estaban en apuros mas no derrotados.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas.. No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad; no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio

Un comentario

  1. Gracias por lo compartido, es de mucha bendición esta nota. Que el Señor le siga bendiciendo .Saludos, desde Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *