Inicio / Predicas Cristianas / Un golpe de fe

Un golpe de fe

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Antecedentes

2 Reyes 13

La biblia presenta el reinado de Joacaz, un andar no grato delante de los ojos de Dios, por ello, Dios levanta a los sirios como opresores de Israel. Estos instrumentos fueron el Rey Azael y su hijo, que por largo tiempo afligieron al pueblo de Dios. En la biblia, regularmente encontramos un círculo vicioso en el que el hombre peca, recibe el castigo de su propio pecado, ora a Dios, Dios interviene y le restaura, y finalmente, se vuelve a repetir la constante del pecado del hombre, y este es un ejemplo.

Base bíblica

4 Mas Joacaz oró en presencia de Jehová, y Jehová lo oyó; porque miró la aflicción de Israel, pues el rey de Siria los afligía. 5 (Y dio Jehová salvador a Israel, y salieron del poder de los sirios; y habitaron los hijos de Israel en sus tiendas, como antes. 2 Reyes 13

En el caso específico del Rey Joacaz, los resultados de llevar a un pueblo al pecado con su ejemplo y liderazgo, le trajo consecuencias; las casas de Isarael quedaron en ruinas, y también su ejército. El verso 7 nos dice que de esta batalla quedó en Israel un inventario mínimo.

Base Bíblica

7 Porque no le había quedado gente a Joacaz, sino cincuenta hombres de a caballo, diez carros, y diez mil hombres de a pie; pues el rey de Siria los había destruido, y los había puesto como el polvo para hollar. 2 Reyes 13

El verso 14 nos dice que Joacaz ya ha muerto, sucediendole su hijo Joás. La misma constante se repite, Joás peca delante de Dios y asiria se vuelve a levantar. Ahora encontramos a Joás acudiendo con el profeta Eliseo y ,con gran lamento, le exclama:

14 Estaba Eliseo enfermo de la enfermedad de que murió. Y descendió a él Joás rey de Israel, y llorando delante de él, dijo: !!Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! 2 Reyes 13

De este encuentro entre Joás y el profeta Eliseo, quiero rescatar 2 consideraciones para nuestro desarrollo de fe.

  • I. NO PODEMOS ACERTAR GOLPES DE FE, SIN ANTES ALIMENTAR NUESTRA FE.
  • II. NO PODEMOS ACERTAR GOLPES DE FE, SIN ANTES CONTAR CON DIOS.

I. NO PODEMOS ACERTAR GOLPES DE FE, SIN ANTES ALIMENTAR NUESTRA FE.

Lo primero que observamos es que el rey, débil y temeroso busca y se acerca al hombre de Dios. El resultado de su pecado, se refleja en su total inseguridad y temor ante el “poder” de otros hombres. La biblia dice que Dios nos dotó por medio de su Espíritu, con poder, y dominio propio, lo contrario a Dios, en este caso es la cobardía; esta se refleja en el carácter, un carácter que se manifiesta con evidencias de cobardía y temor.

“Todos los hombres son pecadores y el pecado afecta a la totalidad de la humanidad. El carácter y la conducta del hombre manifiestan la pecaminosidad tanto de su naturaleza como de sus actos.”
(Ryrie, 1999, pág. 157)

Este círculo vicioso en el que el hombre se envuelve, solo puede ser roto por el poder de Dios, el hombre por sí mismo nunca logrará alcanzar la paz con Dios; por consiguiente, tampoco con el prójimo, se requiere la intervención de Dios para que lleguemos a una vida en libertad en todo sentido. La biblia nos trae buenas y excelentes noticias:

Base Bíblica

Romanos 5,20cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia 21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.

Cuando revisamos la historía de Joás, observamos parte de su lamento: ¡No tengo ejército para pelear! Su mente y corazón estaban afligidos porque no tenía suficientes hombres de guerra, su mirada estaba en los carros de guerra. Mirar el inventario antes de pelear es una lógica común, incluso Jesús sugiere a los que fueran a batalla, que antes, consideren sus tropas y las tropas enemigas para definir si van a batalla o se establecen términos de paz.

No puedo imaginarme a Joás recorriendo los campamentos de su pueblo, solo puedo verlo temeroso enviando a su gente a que le hagan un inventario de sus tropas, al fin le traen la lista y es aquí cuando acude al profeta. La pregunta es ¿Por qué no hay un inventario de los arcos y de las saetas?

Eso que ignoró Joás, es a lo que el hombre de Dios lo lleva. Eliseo lo lleva, no a las tropas, no a los hombres, sino a los instrumentos básico como un arco y unas flechas. Aquello que el hombre natural ignora o menosprecia, Dios lo toma un sus manos para mostrarnos su poder y alejar al hombre de todo intento de vanagloria.

No culpo a Joás, simplemente porque me veo reflejado en él, cuando la batalla y la prueba están a la puerta, aun los hombres mas grandes en fe pueden vacilar.

  • ¡Recordemos al Elías escondiéndose de una mujer, después de evidencias poderosas!
  • ¡Recordemos a Juan el Bautista preguntando ¿esperamos a otro Mesías?

En su desespero, Juan buscaba que Jesús interviniera para librarlo, quizá buscaba urgentemente la mano poderosa del maestro, pero lo que recibe como respuesta son las evidencias de misericordia sobre otros, el mundo no gira entorno mio, sino entorno a Dios.

Base Bíblica.

15 Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. Romanos 9

Recuerda: El hombre de Dios, da palabras de salvación. Mientras nuestra naturaleza esté dominada por la condicionante real, lo natural cobrará mas relevancia a los sobrenatural, a no ser, que acudamos a aquel que todo lo puede.

Acerca Eduardo Cavazo Sánchez

Revise también

Predicas cristianas - El poder de la oracion

Escogiendo a Dios para hablarle

Predicaciones Cristianas... Una cosa es saber que he sido salvo por su gracia y otra muy distinta es buscar  la comunión con Dios. Esto pudiera ser una contradicción para un creyente..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *