Inicio / Predicas Cristianas / Tu propósito en Dios es de Bendición

Tu propósito en Dios es de Bendición

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: Hebreos 2:6-8

Introducción:

Otra versión dice: En un lugar las Escrituras dicen: Dios, ¿por qué te acuerdas de los seres humanos? ¿Por qué te preocupas por el hijo del hombre? ¿Es El tan importante? Durante breve tiempo lo hiciste un poco menos que los ángeles. Tú lo coronaste de gloria y honor. Pusiste todo bajo su poder.

Anuncios

1. De la casualidad al propósito

Así que, aquí todo significa que no hay nada que El no gobierne, debemos comprender que no somos parte de una casualidad, sino de un propósito, esto quiere decir que Dios está intentando enseñarte, que no se puede vivir de la improvisación, esperando que algo bueno me suceda, sino que debo gestarlo, para después manifestarlo y disfrutar de los beneficios del Reino, una vida de improvisación es producto de un estado interno de casualidad.

En otras palabras, al no entender el sentido que tiene mi vida en la tierra, producto de pensar que uno es una casualidad de la naturaleza, terminamos divagando, intentando diferentes cosas para ver si podemos lograr algo, nunca Dios ha pensado en traerte a la tierra, solo para que vivas, sino para que saques provecho de ella.

Si pudiéramos tener la revelación de nuestro origen, digamos de dónde venimos, te aseguro que nunca te sentirías una casualidad. Propósito Sig.: Ánimo o intención de hacer algo. Casualidad sig.: Combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar, quiero que reciba esto: Nosotros no somos la obra de una combinación de circunstancias, nosotros no vinimos porque nadie lo pudo evitar.

Anuncios

Nosotros somos la manifestación de una determinación, nosotros estamos en la tierra porque Dios estableció un propósito que El quiere cumplir en nuestras vidas, la gente espera un golpe de suerte, Dios espera tu determinación para soltarte cosas sobrenaturales.

Debemos salir del estado interno de casualidad, la casualidad no es el área en la que fuimos diseñados para vivir, cuando una persona se siente una casualidad, está negando a un Dios de Propósito, quiero enseñarte esto: La casualidad alimenta tu incredulidad, la mentalidad de Propósito alimenta tu espíritu.

(1° Crónicas 4:9-10) (NVI) dice: Jabes fue más importante que sus hermanos. Cuando su madre le puso ese nombre, dijo: Con aflicción lo he dado a luz. Jabes le rogó al Dios de Israel: Bendíceme y ensancha mi territorio; ayúdame y líbrame del mal, para que no padezca aflicción. Y Dios le concedió su petición. Jabes es la demostración de una persona que siente que vino a la tierra por casualidad o por dolor.

La aflicción fue la marca de su vida, su nombre le recordaba que él era un dolor, que mejor hubiera no nacido, pero hubo un día, un día señalado, donde a él se le despertó un sentido de Propósito y entendió que no era una casualidad, que no estaba vivo por una casualidad, en medio de una vida de confusión, el pudo ver a un Dios que a pesar de estar en la tierra errante, lo había diseñado para ser diferente a los demás.

El libro de Hebreos, muestra algo que es clave, que te sirve para comprender que tú marca no es casualidad, sino propósito, sobre tu cabeza hay dos cosas: Lo coronaste de gloria y honor… Esto quiere decir que estas marcado para algo grande, que no eres cualquier persona, independientemente de lo que puedas estar viviendo, tienes la autoridad para cambiar el rumbo de las cosas.

Anuncios

Y en segundo lugar dice: Pusiste todo bajo su poder…La biblia dice: Todo, la autoridad que hay sobre nosotros es poderosa, debemos ejercerla, muchas veces por no ejercerla el enemigo se ha reído de nosotros y aun de nuestra Fe, pero se acabo ¡No más! Iglesia tenemos la fuerza para salir de la casualidad y entrar a una vida de propósito, este es el tiempo de los ganadores, o sea de usted y de mi.

2. Edifique en la palabra de Dios y no en la palabra de la gente

La gente hoy te dice: Hosanna al que viene en el nombre del Señor, y esa misma gente mañana te dice crucifícale, es decir si usted va a Edificar sobre lo que la gente está hablando usted será la primera víctima, un día Dios le dijo a Abraham estaré contigo donde quiera que vayas y Abraham edificó sobre esa palabra y Dios lo sostuvo le dio un hijo y lo sacó a victoria.

Si yo edifico sobre la palabra de Dios la victoria vendrá tarde que temprano.

No edifique donde la gente lo ponga a usted, sino donde Dios le pone, hay un tiempo que es cronológico y un tiempo que es espiritual, hay dos eternidades el ayer y el mañana en las cuales NO podemos vivir, si usted edifica sobre lo que la gente habla, usted será la primera víctima.

Si Dios le pone de jefe nadie le podrá mover, la gente le sube y le baja, un día yo puedo ser para la gente la cuarta persona de la trinidad, pero al otro día puedo ser la versión dos del anticristo, entonces, usted no puede edificar sobre si la gente le sube y le baja, comience a edificar sobre donde Dios le pone, usted está sentado juntamente con El en los lugares celestiales en Cristo Jesús.

Ahora bien, todos cometemos errores, si cometió un error la gente le crucifica, pero con Dios se puede volver a empezar, si le abandonaron, le negaron, le fallaron, que nada le importe, que lo único que le importe es que Dios esté con usted y edifique donde Dios le puso, no edifique sobre situaciones, sino sobre la roca que es el Señor.

Porque si usted edifica sobre una situación determinada eso va a fallar, la gente fallará las circunstancias fallarán, hoy usted tiene dinero mañana no lo tiene, hoy puede tener algo mañana se lo quitan, pero edifique sobre el Señor, Pedro trabajó toda la noche sin pescar nada, pero apareció el Señor y el edificó sobre la palabra del Señor y todo cambió.

Edifique sobre la persona de Jesucristo, Elías estaba en un arroyo, había sequía en Israel y dice que unos cuervos le traían comida todo el día y ¿sabe de dónde? De la casa de Jezabel, Dios siempre usará nuestros enemigos para bendecirte a ti cuando tú no estás edificado sobre situaciones, sino en la palabra del Señor.

Anuncios

No edifique sobre lo que la gente ve o dice de usted, sino sobre la visión que Dios le ha dado, hay mucha gente que se deja llevar por: Me dijo fulana, me dijo fulano, y están siempre confundidos, nunca van para ningún lado y esto está probado en la palabra y en la psicología, que es imposible que una persona por brillante que sea, pueda pensar en dos cosas, no se puede.

Tiene que obligatoriamente dejar de pensar en una cosa para poder pensar en la otra, no edifique sobre lo que usted siente sino sobre su experiencia con Cristo, hoy no siento, hoy me llamó por teléfono me siento feliz, hoy no me llamó me siento triste, hoy me miró me siento feliz, hoy no me saludo me siento triste, si usted se deja llevar por el sentir siempre estará en un sube y baja.

Durante muchos años se creyó que en el ser humano primero tenía que haber un sentimiento, un deseo, de hacer algo y de ese sentimiento y ese deseo le iba a generar una acción, si yo pregunto a una persona usted ¿por qué no va a la iglesia? La respuesta frecuente sería, porque no lo siento ¿por qué no ora? porque no siento de orar, y eso está metido en el pensamiento popular, en la conciencia colectiva de la gente.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas.. Justicia en el reino

Justicia en el reino

Predicas Cristianas.. El poder de la justicia en el reino de Dios; este poder nace del corazón de Dios para el cumplimiento de su propósito eterno. El propósito...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *