Inicio / Predicas Cristianas / ¿Es Dios injusto?

¿Es Dios injusto?

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Romanos 9:8-29

INTRODUCCIÓN:

Ya hemos dicho que la carta a los romanos es la llamada “constitución del cristiano”. ¿Por qué decimos esto? Porque esta carta le expresa al individuo que está bajo el juicio del pecado (cap. 3). Además, es esta carta la que nos dice la manera cómo somos justificados delante de Dios (cap. 3 y 4). De igual forma nos habla de los beneficios de esa justificación (cap. 5), así como la unión con Cristo por medio de la fe.

Anuncios


El capítulo 7 nos habla de la lucha de la carne y el espíritu, pero luego vemos cómo obtenemos la victoria en el capítulo 8. Todo esto para llegar al capítulo 9 donde nos encontramos con el gran tema de la elección incondicional para la salvación. Y es en este capítulo donde se nos revela uno de los temas doctrinales más grande acerca de la salvación como es la elección.

Y es este tema que ha llevado a algunos a pensar que Dios es “injusto” en lo que hace, sobre todo cuando pensamos que él debe actuar de acuerdo a lo que nosotros consideramos como bueno o malo. Así que no será fácil digerir la idea de la actuación de Dios en lo que respecta a su tema de elegir algunos para que se salven y a otros para que se pierdan. En el presente pasaje hay un contexto con el Antiguo Testamento.

Como los judíos no podían entender este asunto de la elección, Pablo está explicando algo que era incómodo para ellos y para nosotros. Para entender esto él nos presenta dos ejemplos históricos de modo que se pueda demostrar la elección soberana de Dios. Como sabemos Sara quiso ayudar a Dios en este asunto teniendo a Ismael, pero la Biblia nos dice que fue Isaac (el menor y menos indicado) quien fue elegido e Ismael rechazado (vers. 12). Y por el otro lado tenemos a Jacob (el menor y menos indicado) elegido y Esaú rechazado (vers. 13).

De esta manera el lector podría llegar a la conclusión que Dios caprichosamente hizo una elección injusta. Pero, ¿será cierto que Dios es injusto? ¿Podemos medir la justicia de Dios como la nuestra? Bueno esto será nuestra tema para hoy.

I. COMO DIOS SOBERANO ES INACEPTABLE PENSAR QUE ÉL TRATE A ALGUNOS INJUSTAMENTE

Anuncios


1. Los que son hijos según la promesa (vers. 8).

El contexto de este pasaje nos habla del papel de Israel en la historia de la escogencia y el rechazo que ellos hicieron de Dios cuando llegó el Mesías. Pero el fracaso en su respuesta al evangelio no significó que la palabra de Dios había fallado. En todo caso el “repudio” de Israel al evangelio fue un ejemplo para ilustrar la manera cómo actúa la elección soberana de Dios.

En este sentido Pablo hace un recordatorio por demás interesante cuando dice que “no todos los que descienden de Israel son israelitas”, es decir, del Israel espiritual (2:28–29). ¿Cómo se explica esto? Bueno el mismo apóstol va a decir que los auténticos descendientes israelitas son los hijos de la promesa, eso es lo que vienen de Isaac. De esta manera comprobamos que ser un descendiente físico de Abraham no es suficiente; por lo tanto tiene que haber una elección por parte de Dios. Esto es lo que nos dice Romanos 8:33.

Pero además de esto la persona tiene que creer en él (Romanos 4:3, 22–24). Esto significa que el judío no es salvo por ser israelita o porque alguien haya nacido en la religión de sus padres. Seremos salvos por la elección divina a través de la fe en Cristo.

Anuncios


2. Escogidos antes de nacer (vers. 11).

Uno de los atributos divinos que a veces desconocemos es aquel que tiene que ver con la soberanía de Dios. Nuestra tendencia es mirar lo que está delante de nosotros y lo que pasa ahora. La mirada de Dios es universal y él es el único que ya sabe lo que vendrá en el futuro. Es así que en este pasaje se nos presentan dos mujeres y cuatro hijos.

La pregunta será ¿a quién escoger para los designios finales de Dios? De los hijos de Abraham lo justo sería que Dios escogiera a Ismael, pero escogió a Isaac. De los hijos de Rebeca e Isaac lo justo sería que Dios escogiera a Esaú, el hijo mayor, pero no fue así.

Dios escogió al segundo en ambas partes. La primera argumentación que se haría a este respecto es que como Dios sabía lo que cada uno de estos hombres haría en el futuro, entonces fue necesario hacer esta escogencia previa. Pero eso tampoco sería justo. El texto nos dice que antes que hubieran nacido, cuando ni habían hecho aún ni bien ni mal, Dios lo había escogido. La actuación de Dios no estaba basada en las obras venideras de estos hombres, sino en su plan eterno de salvación (Romanos 8:28; 9:11). Dios sigue siendo justo.

3. “A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí” (vers. 13).

Cualquier lector prejuiciado e incrédulo al leer este texto va a concluir que Dios hace acepción de personas. Las preguntas serán muy obvias. ¿Significa que Dios odia a unos y ama a otros  sin razón ni motivo alguno? ¿Significa que es Dios quien determina desde el principio el destino final de cada uno?

Bueno al parecer esto es lo que Pablo está diciendo. Si le damos seguimiento a sus argumentos, entenderemos que Dios, en efecto, escoge (ama) a unos y rechaza (odia) a otros de antemano independientemente de lo que ellos vayan a hacer, sea bueno o sea malo. Si entendimos otra cosa a lo mejor no hemos seguido a Pablo correctamente.

Por supuesto que lo que Pablo nos está diciendo no es fácil de digerir, de allí que necesitamos seguir leyendo lo que el apóstol nos dice sobre este tema. En Génesis 18:25 anticipadamente ya se había confirmado lo que Dios es respecto a este asunto de su justicia. Abraham dejó para todos la pregunta que califica la soberanía de Dio: “El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?”. El amor y el aborrecimiento de Dios va acorde con el llamado que hace.

II. COMO DIOS ES SOBERANO ÉL ESTÁ LIBRE DE MOSTRAR MISERICORDIA A QUIEN QUIERA

Anuncios


1. Entonces, ¿es Dios injusto? (vers. 14).

Bueno esto era lo que pensaban algunos judíos durante el tiempo de Pablo y lo sigue pensando mucha gente hoy. Todo tiene que ver con el razonamiento “lógico” y humano acerca de por qué Dios amó a Jacob y odió a Esaú. Sin embargo hay que enfatizar que el tema de la elección divina no está basado en lo que hacemos, pensamos, sentimos o en lo que decidimos, sino que está basada en el Dios que llama.

De esta manera la respuesta a la pregunta del versículo 14 surge de la enseñanza de Pablo acerca de la elección incondicional que Dios por su gracia elige a quien quiere antes de que nazca. Esto plantea que el asunto de ser elegidos para vida eterna no depende de lo que decidamos o de lo que hagamos.

La elección es un acto absolutamente divino.

Tiene que ver con los que creerán en Cristo y se salvarán y quienes rechazarán a Cristo y se perderán. Esta decisión al final pertenece a Dios. La pregunta que haremos no será si Dios es injusto o no, sino si yo formo parte de la elección divina. La única manera de saber esto es viniendo a Cristo y aceptándolo como mi salvador. Mi garantía está en mi decisión de aceptar a Cristo.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

La oración en boca de un hambriento

Debemos ser mejores

Predicas Cristianas Escritas; Este es el tiempo en que el Señor te llama para que hagas los cambios necesarios e incorpores las mejoras que te convertirán en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *