Inicio / Predicas Cristianas / Cuando Dios cambió de casa

Cuando Dios cambió de casa

Cuando se busca una casa para mudarse a ella se busca que la casa sea cómoda, que uno esté a gusto, que el  precio sea el adecuado, que esté bien ubicada, calidad de los materiales etc. Pero la razón por la que Dios se mudó varias veces de casa es para estar más cerca de ser que más quiere, el hombre.

Dios y el hombre vivían juntos  en armonía y comunión en el jardín del edén. Para habitar en ese lugar solo había una condición no tomar de un fruto prohibido. Desgraciadamente  el  hombre pecó y ya no  pudo gozar del jardín del Edén ni de la presencia y comunión plena con  Dios. Al tener que abandonar su morada con Dios su lejanía no fue solo física sino espiritual esto  los alejó no sólo de su hogar sino de la hermosa compañía del Creador. Fue como si se fueran a vivir a un lugar muy  lejano. Ahora el hombre y el Creador  estaban separados por una lejanía espiritual. La habitación del hombre ahora fue el mundo el del Creador seguía siendo el paraíso.

Pero Dios buscó la cercanía con el ser humano mudándose cada vez más cerca de él.

Anuncios

I.  PADRE nuestro que estas en cielo

En el cielo  (un Dios muy lejano del hombre).

Lucas 11:2 – Y les dijo: Cuando orareis, decíd: Padre nuestro, que estás en los cielos, sea tu nombre santificado. Venga tu reino: sea hecha tu voluntad como en el cielo así también en la tierra.

Por esta razón Dios decide hacerse de una habitación en la tierra.

Anuncios

II. DIOS HABITA EN EL TABERNACULO.

Dios habita en la tienda del desierto para manifestar su interés por el hombre. Es decir habitó en un Tabernáculo.

En el tabernáculo se manifestó la gloria de Dios. La SHEKINAH de Dios. Cuando esto sucedía nadie podía entrar.El tabernáculo la habitación de Dios en el desierto.

Dios acompañó a Israel en el desierto. El tabernáculo es una representación de la presencia de Dios en la vida de Israel.

Éxodo 40:33-35 – Finalmente erigió el atrio alrededor del tabernáculo y del altar, y puso la cortina a la entrada del atrio. Así acabó Moisés la obra. Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo.  Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba.

Anuncios

En esta habitación Dios estaba cercano pero ni aún Moisés podía entrar. Esta habitación del Creador era una tienda portátil que había que montar y desmontar en el peregrinar por el desierto.

Dios habita en el primer templo hecho por Salomón.

Cuando Israel llego a tener como cede la tierra de Israel Dios habitó en el templo de Jerusalén.Este es el templo que Salomón edificó, en el cual también se manifestó la gloria de Dios, fue muy lujoso y hecho de materiales mas sólidos, pero fue destruído y los judíos llevados a cautiverio.

Dios habita en el segundo templo.

Después siguió el Segundo templo iba a ser  aún más glorioso porque en este iba entrar el mesías esperado y deseado no solo por los judíos sino por todas las naciones.

Hag 2:3-7 – ¿Quién ha quedado entre vosotros que haya visto esta casa en su gloria primera, y cómo la veis ahora? ¿No es ella como nada delante de vuestros ojos?   Pues ahora, Zorobabel, esfuérzate, dice Jehová; esfuérzate también, Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote; y cobrad ánimo, pueblo todo de la tierra, dice Jehová, y trabajad; porque yo estoy con vosotros, dice Jehová de los ejércitos.  Según el pacto que hice con vosotros cuando salisteis de Egipto, así mi Espíritu estará en medio de vosotros, no temáis.  Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca;  y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Sin embargo, este templo también fue destruído.

Mateo 24:1,2 – Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.

III. EL HIJO (Dios con nosotros)

Dios con nosotros (Emmanuel) un Dios que se acerca más al hombre y le hace compañía con el plan de restaurar su relación con el hombre.

Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y vimos su gloria, una gloria como del unigénito del Padre, lleno de amor y verdad. Juan 1:14 VIN2011

Mateo 1:23 – He aquí, una vírgen concebirá, y parirá un hijo, y llamarán su nombre Emmanuel, que interpretado quiere decir: Dios con nosotros.

Acerca Pablo Ortega

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *