Inicio / Predicas Cristianas / Niegan a Dios el único soberano

Niegan a Dios el único soberano

Hace tiempo que vengo predicando acerca de la necesidad de evangelizar.  Si se acuerdan, este fue uno de los puntos principales de la predicación de la semana pasada.  Necesitamos movernos, levantarnos, y obrar para Dios.  ¿Por qué tenemos que movernos, levantarnos, y obrar para Dios?

Tenemos que entrar en acción, porque la gran realidad es que vivimos en medio de una sociedad perversa y corrupta.  Vivimos en medio de una sociedad que niega la existencia de Dios, y que busca eliminar toda referencia a Dios de la vida de las personas.  El resultado directo de esto es el establecimiento de una generación degenerada, corrupta, e inmoral.  Una generación que no solamente aprueba la inmoralidad, perversión, y la falta de respeto a la vida, sino que lo anima. Vivimos en medio de una generación que se ha entregado completamente al mal.  ¿Por qué está sucediendo esto?  Este será el tema que estaremos explorando en el día de hoy.  Pasemos ahora a la Palabra de Dios.

Judas 1:4Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Anuncios

Para tener un mejor entendimiento del mensaje que Dios tiene para nosotros en el día de hoy, será necesario conocer dos pequeños detalles acerca de esta es epístola.  Primero; la identidad del autor.  Aunque entre los eruditos de la Palabra existe un poco de controversia acerca del autor, ya que él solo se identifica como: “…Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo…”  (Judas 1:1).  La opinión tradicional es que Judas fue uno de los hermanos del Señor[1].  Lo segundo que debemos saber es que la epístola consiste de solamente veinticinco versículos,  así que es uno de las escrituras más pequeñas que existen en la Biblia.  Pero su tamaño no significa que es menos importante que otras.  Es más, yo diría que es de tremenda importancia, especialmente para nuestra sociedad.  Digo esto porque el lema de esta epístola es: “¡Pelea! ¡Lucha!”  El lema de esta epístola es: cuando surjan falsos maestros, cuando le verdad de Dios sea atacada, ¡es hora de pelear y luchar por nuestra fe!  ¿Por qué este lema?  La razón es porque el propósito de la epístola es alentar a los creyentes a condenar las practicas impías que han infectado la iglesia y corrompido a los creyentes, y de aconsejar a los creyentes a pararse firmes en su fe y la verdad de Dios[2].  Así que manteniendo estos breves detalles en mente continuemos ahora con nuestro estudio de hoy.

Aquí vemos que se nos dice: “…Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos…”  Y esto continua siendo una gran realidad en nuestros días.  La iglesia, es decir, el Cuerpo de Cristo, ha sido, y está siendo invadida por líderes impíos manipulados por el diablo, con el fin de corromper y/o destruir la fe del hombre.  ¿Cómo han podido lograr esto?  Judas aquí nos dice que lo están logrando porque están entrando “encubiertamente”.  En otras palabras, con apariencia externa de bondad, pero que por dentro son servidores del diablo[3].  Permítanme una ilustración para que entiendan bien el punto que deseo hacer.

¿Cuántos han visto como se derrumba un rasca cielos?  Estoy seguro que la mayoría de nosotros hemos visto los documentales de cómo derrumban los edificios viejos, cómo derrumban los rasca cielos.  Todos hemos visto que nunca lo hacen desde arriba, siempre lo hacen plantando explosivos estratégicamente en los cimientos, o base.  Una vez que hacen esto, entonces detonan los explosivos y el edificio se derrumba ordenadamente en lugar.

Esto mismo es lo que nuestro enemigo está tratando de hacer con la fe Cristiana.  Nuestro enemigo esta estratégicamente plantando personas impías y sin compasión dentro de las iglesias, con el propósito de destruir los cimientos de la fe.  Y les voy a decir algo, no solamente está tratando, sino que lo ha logrado.

Anuncios

El enemigo ha logrado posicionar estratégicamente personas dentro de la iglesia, y en lugares que ejercen algún tipo de influencia en las vidas de las personas para encubiertamente adoctrinar a las personas en contra la verdad de Dios.  Y esto es algo que se nos fue advertido con claridad según encontramos en Romanos 16:17-18 cuando leemos: “…Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. 18Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos…”  En otras palabras, personas que le hablan a la gente con palabras bonitas (políticamente correcto), pero que son unos mentirosos y que engañan a los que no entienden.  Y es exactamente por esta razón que como creyentes fieles, tenemos que pelear y luchar por nuestra fe.  Dile a la persona que tienes a tu lado: ¡levántate y pelea!

Estamos viviendo en una época donde la verdad de Dios es vista como algo maligno, y lo maligno es fácilmente aceptado y promocionado como el bien.  Permítanme exponerles un pequeño ejemplo.  Como todos ustedes seguramente saben, el aborto es completamente legal aquí en los Estados Unidos de América[4].  La realidad es que el aborto es algo legal en la mayoría de todos los países, sino en todos, especialmente cuando este procedimiento es absolutamente necesario para salvar la vida de la mujer.  Pero, ¿sabían ustedes que el aborto es también completamente legal por conveniencia, o por elección?  Así mismo, es por eso que se oye hablar tanto del “Derecho a Escoger”; según la ley que legalizo el aborto a nivel nacional, la mujer tiene el derecho de escoger si desea tener la criatura o abortar.  Pero ahora viene lo que quizás sea lo más impactante de todo.

¿Sabían ustedes que una menor de edad puede tener un aborto sin conocimiento y aprobación de sus padres?  Si lo escucharon bien, según las leyes del estado de la Florida, una joven menor de edad puede fácilmente obtener lo que le llaman un “Desvío Judicial”, y este documento legal le autoriza a la clínica que procedan con el aborto sin aprobación o notificación de los padres.  ¿Cómo puede ser que esto suceda?  La razón es fácil, no se le da valor a la vida.  ¿Por qué no se le da valor a la vida?  La razón es porque las personas han sido adoctrinadas a concentrarse en el “Derecho de Escoger”, en vez de darle el valor que tiene una bella e inocente creación.  Y es por eso que podemos ver como algunas escogen terminar el embarazo, por el simple hecho de que no quieren tener familia en este momento.  Mientras que el resto dicen a toda voz: a mí la ley no me puede decir que hacer con mi cuerpo; yo tengo el derecho de escoger.

¿Sabes qué?  Si piensas así, tienes toda la razón en el mundo, el gobierno y las leyes de hombres no tienen derecho alguno de decirte lo que hacer con tu cuerpo.  Dios te dio el derecho de escoger, y siempre lo has tenido desde el principio de la creación[5].  Dios nos ha dado el libre albedrío; tú tienes el derecho de escoger entre ser una persona correcta y moral, o ser una persona incorrecta e inmoral.  Tú tienes el derecho a escoger entre conducir una vida en fornicación, o una vida que agrada a Dios.  Tú tienes el derecho de escoger lo que hacer con tu cuerpo, pero no el derecho de borrar una vida indiscriminadamente[6].  Tú tienes el derecho a elegir entre una eternidad en el cielo, o una eternidad en el infierno. ¡Tú tienes el derecho de escoger! ¡Dios te ha garantizado este derecho!

Acerca Jose Hernandez

Obispo José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Obispo Hernández y su esposa nacieron en Cuba, y son ciudadanos de los Estados Unidos de América. El Obispo Hernández y su esposa conocieron a Jesucristo en el año 1994, se integraron a una iglesia cristiana, y fueron bautizados. En el año 1999 fundaron el ministerio El Nuevo Pacto e iniciaron la obra del Señor.

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *