Anuncios

Inicio / Predicas Cristianas / Levantemonos del sueño

Levantemonos del sueño

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Romanos 13:11-14

INTRODUCCIÓN:

Este es un pasaje sorprendente. La forma como Pablo termina el capítulo nos revela una aplicación para un soldado cristiano, después de habernos hablados de las autoridades a quienes le debemos obediencia, respeto y honra. El primer asunto del cual se habla es acerca del uso del tiempo.

Un análisis de los cuatro textos nos indica que somos llamados a conocer el tiempo. Pero no se trata de conocer las estaciones del año, sino las estaciones divinas. El tiempo para el hombre es el crono, de allí las nominaciones del llamado tiempo cronológico que se mide a través del reloj. Pero el tiempo de Dios es el Kairos, esto es un tiempo que no puede ser contado por horas, días y años. Así, pues, Pablo no está hablándonos de pasar una noche de descanso o de desvelo.

Anuncios

Lo primero que se nos dice es que ya es hora de levantarnos del sueño. No es tiempo de seguir en la cama. Además se nos exhorta que el día de nuestra salvación ahora está más cerca que nunca. De igual manera Pablo dice que la noche está avanzada, eso es una referencia al dominio de las tinieblas sobre este mundo. Y el otro aspecto acerca de ese tiempo es que el “día se acerca”.

Por lo general tenemos en la vida los días de expectativa. La llegada de un bebé es un día anhelado. El día de finalizar las clases es un gran día para los niños. El día de casarse es un día de expectativa para los novios. Pero también hay días que no los deseamos, por ejemplo el que tiene que ver con alguna sentencia condenatoria, el de una noticia que cambiará todo en la vida, el día de la muerte… que nadie sabe cuándo llegará, pero llegará.

De modo que el pedido del apóstol de levantarnos se justifica. No es tiempo para seguir durmiendo el sueño espiritual. La pregunta que formularemos hoy será por qué debemos levantarnos del sueño.

I. PORQUE EL TIEMPO DE NUESTRA REDENCIÓN ESTÁ CERCANO

1. Conociendo el tiempo (vers. 11).

Enlaces Patrocinados

Nos hemos hecho expertos en conocer los tiempos. Hoy los indicadores que nos muestran acerca de lo que va suceder con el tiempo para el día o la semana son asuntos ya probados. Las distintas aplicaciones que nos ofrecen le ayudan al lector a ver cómo estará el tiempo para hoy. Así, pues, se conoce muy bien si lloverá o hará sol, si nevará o será un día muy frío, si va ocurrir algún tornado, huracán o algún otro fenómeno.

Los satélites se convirtieron en nuestros guías. Pero al igual que en los tiempos de Jesús los hombres pudieran conocer las señales de los tiempos del crono, pero ignorar los tiempos divinos. Como los fariseos y saduceos que probaban al Señor pidiendo señales o milagros del cielo. Y en la respuesta del Maestro él los encaró diciéndoles que eran muy conocedores de los tiempos (Mateo 16:2-3) pero no de las señales del cielo que incluía la llegada su presencia.

Al igual que los fariseos del tiempo de Jesús, hoy vemos todavía a una generación pidiendo señales para creer en el Señor.

El creyente debe saber distinguir esos tiempos. Muchas veces vivimos ignorando lo que nos viene. Conozcamos el tiempo de Dios.

2. La hora ha llegado (vers. 11b).

Anuncios

En la vida siempre tenemos una gran expectativa acerca de la frase “la hora ha llegado”. Y el no saber que viene detrás hace que esto sea más intrigante. Tenemos muchos acontecimientos donde algo o alguien nos llega y nos dice: “La hora ha llegado”. Es en efecto saber que ya no hay más tiempo.

Tengo que pensar que cuando hablamos de esa hora en nuestras vidas muchas cosas cambian. Imagínese por un momento el tener que inmigrar a otro país sin saber lo que le viene adelante. En relación a nuestra redención “la hora ha llegado”. Y no se trata de una fecha puesta por los pronosticadores sino lo que la Biblia nos dice.

La segunda venida es la más grande y bendita esperanza que tiene la iglesia de Cristo. Pablo registró esa esperanza con estas palabras: “Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y del Salvador Jesucristo” (Tito 2:13). De modo que podemos afirmar que la segunda venida de Cristo y el establecimiento de su reino son dos de los temas más importantes de la Biblia. Llegó la hora.

3. La salvación más cercana (vers. 11c).

El sueño del cual Pablo habla acá no es una referencia al acto de llegar a la cama, tomar la almohada y comenzar a roncar, más bien es una metáfora vívida para un estado de estupor que es el opuesto a la disposición a hacer frente a una crisis.

La salvación de la que se habla en este pasaje es una clara referencia al acto final de nuestra redención en la segunda venida. Esta es una clara referencia a la salvación final, lo que Pablo habla de la adopción que estamos esperando, “la redención de nuestro cuerpo(8:23). La declaración más cercana no es una referencia a una venida de manera inmediata.

El asunto central de esto es el de reconocer que para todo creyente cada día nos acerca más al gran día. Esto nos dice que como hijos de Dios siempre viviremos en el borde de la historia. La Biblia nos habla de una segunda venida siempre cercana (Filipenses 4:5), a la puerta. Por lo tanto nuestra esperanza de la segunda venida de cristo debería conducirnos a una mayor motivación a la fidelidad (Filipenses 4:4–7). Vivamos en la cercanía de su segunda venida.

II. PORQUE EL PODER DEL MAL ESTÁ MUY AVANZADO

1. Hay una noche muy avanzada (vers. 12).

Esta es una figura que nos ilustra al mundo de las tinieblas y el dominio de Satanás con el pecado. Todos nosotros sabemos que las noches más peligrosas de la vida son aquellas avanzadas, donde el sueño domina y donde reinan el miedo y el misterio.

La noche avanzada es el tiempo para que aparezca todo aquello que intimida y es misterioso.

En la noche más avanzada aparecen los animales más extraños en busca de su presa. En la noche más avanzada se dan los crímenes más horrendos, el pecado parece activarse en proporciones desbordante, la prostitución y la homosexualidad desarrollan su gran negocio.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590 o escríbale a pastorjulioruiz55@gmail.com.

Revise también

Predicas cristianas - El poder de la oracion

La otra respuesta de Dios

Predicas Cristianas - Dios no siempre responde nuestra oraciones como nosotros queremos y deseamos. Esta es la otra respuesta del Señor, a la que quisiéramos ignorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *