Anuncios

Inicio / Predicas Cristianas / Jesucristo: amigo eterno

Jesucristo: amigo eterno

Predicas Cristianas

Hay amigos que no son amigos, y hay amigos que son más que hermanos.” (Proverbios 18:24 RVC).

INTRODUCCIÓN

Dios diseñó al ser humano con todas las cualidades personales necesarias para desarrollar buenas relaciones de amistad con otras personas. Pero el problema está en que no siempre se utilizan o se desarrollan.

Dios mismo dijo que Abraham era su amigo (Isaías 41:8). El Señor Jesucristo tenía a Lázaro de Betania como un amigo. “Nuestro amigo Lázaro duerme” (Juan 11:11).

Anuncios

Hoy en día nos relacionamos con muchas personas, pero no a todas las consideramos nuestros amigos. No todas las personas con las que nos relacionamos pueden entrar a nuestro circulo de intimidad, no a todos los podemos considerar verdaderamente amigos. Un compañero de trabajo, el doctor que nos atiende, no es automáticamente un amigo.

El verdadero círculo social de cada individuo no tiene nada que ver con las relaciones que puede establecer en su vida virtual. No importa el número de amigos que las personas acumulen en Facebook, lo que cuenta es con cuántos de ellos se ve cara a cara. Porque los amigos son las personas con quienes compartes tu tiempo, a quienes ves a menudo y que están siempre a tu lado para ayudarte [1].

Te invito a que juntos valoremos cuatro principios que caracterizan una sincera amistad, según nos lo enseña la biblia.

1.Un verdadero amigo no te valora por lo que tienes sino por lo que eres.

Al pobre lo odian hasta sus amigos; al rico, todo el mundo lo quiere.” (Proverbios 14:20 RVC).

Enlaces Patrocinados

Creo que el proverbista describe una tendencia común en los seres humanos. ¿La gente querrá ser tu amigo por lo que eres o por lo que tienes? ¿Querrán ser tus amigos porque te aprecian o porque tienes trabajo y puedes invitarlos a comer? ¿Querrán ser tus amigos por tu integridad o por la posición que ocupas?

¿Que pasara cuando no tengas dinero? ¿Qué pasara cuando ya no ocupes esa posición? Muchas personas en este mundo lo único que andan buscando es su propio beneficio y no una sincera amistad. Incluyendo novios y novias, compañeros de trabajo y socios en los negocios.

Oremos al Señor para que esa tendencia nunca se manifieste en el seno de la iglesia. Que aprendamos a valorarnos los unos a los otros no por lo que tenemos sino por lo que somos: somos hijos de Dios (Juan 1:12); somos miembros de la familia de Dios (Efesios 2:19); somos herederos de Dios y coherederos con Cristo (Romanos 8:17).

JESUCRISTO no llamó a sus discípulos a ser sus amigos por lo que tenían. Poco o nada podían aportar para sus propósitos. La mayoría eran pescadores y galileos. Pero Él vio en ellos lo que ni el Sanedrín ni ellos mismos vieron (Hechos 4:13). Él les dijo: “Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.” (Juan 15:15).

Que tremendo ofrecimiento. No somos como los esclavos, que no tienen el menor derecho a entrar a la presencia de su amo; ni como las multitudes, que sólo consiguen vislumbrar al rey cuando pasa en alguna ocasión especial. El Señor ya no es para nosotros un extraño inasequible e inalcanzable, ahora es nuestro Amigo íntimo. No por lo que tenemos, sino por lo que somos.

Anuncios

2. Un verdadero amigo no te ayuda a cometer errores.

Jonadab le aconsejó a Amnón: Métete a la cama, y finge que estas enfermo.” (2 Samuel 13:5ss).

Amnón y Tamar eran hijos del rey David. Eran medios hermanos. Y Amnón se enamoró perdidamente de Tamar, lo cual es algo desagradable al Señor. Y Amnon tenía un amigo que se llamaba Jonadab que era su primo hermano.

Pero Jonadab era un hombre perverso y muy astuto, y su astucia la utilizó para lo malo. Jonadab no le dijo a su primo Amnón que estaba equivocado, que esos sentimientos eran pecaminosos y que Dios no los aprobaba. Todo lo contrario, Jonadab le explicó a Amnón que debía hacer para violar a Tamar, su prima hermana (2 Samuel 13:5).

¡¿Cuantos Jonadab pueden aparecer en nuestra vida?! Personas que aconsejan a otras a cometer errores. Personas que conocen tus errores y no te ayudan a corregirlas. Que conocen de tus conflictos matrimoniales y lo que hacen es hundirte con sus malos consejos. Hay gente que estimulan al fraude, a la infidelidad conyugal, al mal negocio, a los vicios. ¡Cuidémonos de los Jonadab!

No pasemos por alto que las consecuencias de nuestros errores se pagan personalmente. Los amigos no van a cargar con nuestros pecados, aunque nos ayuden a cometerlos. Amnón fue muerto por su medio hermano Absalón, mientras que Jonadab estaba en el palacio con su tío David haciéndose la buena gente (2 Samuel 13:28, 32). Así resultan esos amigos tan duros como para aconsejar perversidades. Jonadab no fue bueno para impedir el pecado de Amnón, tampoco lo fue para impedir su ruina, cuando pudo haber impedido ambas cosas [2].

JESUCRISTO no actúa así. El Señor nos corrige y disciplina cuando estamos equivocados. Él reprendió a los hermanos Juan y Jacobo cuando quisieron hacer descender fuego del cielo para consumir a los samaritanos: “Jesús los reprendió. —¿Qué clase de espíritu tienen ustedes? Yo, el Hijo del Hombre, no vine a destruir hombres, sino a salvarlos.” (Lucas 9:55-56 NTBAD).

El Señor no quiere vernos fracasar. Él nos llamó de las tinieblas a Su luz admirable, para cambiar nuestro carácter y conducta. Él es el amigo que su consejo siempre será justo lo que necesitamos. ¡Pero que poco le consultamos! Jamás Jesús nos ayudará a cometer errores.

3. Un verdadero amigo no solamente está en los momentos felices.

Mis mejores amigos se alejan de mis males; ¡hasta mis parientes se apartan de mí!” (Salmos 38:11 RVC).

Hay amigos que sólo aparecen cuando hay fiesta, cuando salimos de paseo, cuando todo marcha bien. Pero cuando llegan los momentos críticos de la vida no aparece ninguno.

Acerca Pastor David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA.
Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978.
Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Y concluye en el 2008 el currículo de estudios de la Licenciatura en Teología y Biblia del ISUM Internacional de las Asambleas de Dios.
El Pastor Zamora lleva 39 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo.
http://www.ministeriodavidzamora.com/Biografia.html

Revise también

Predicas cristianas - El poder de la oracion

La otra respuesta de Dios

Predicas Cristianas - Dios no siempre responde nuestra oraciones como nosotros queremos y deseamos. Esta es la otra respuesta del Señor, a la que quisiéramos ignorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *