Inicio / Predicas Cristianas / Cuando la Tarea Parece Imposible

Cuando la Tarea Parece Imposible

Predicas Cristianas

Introducción

Quiero compartir contigo algunas observaciones personales sobre algunos detalles de la biografía de hombres a quienes Dios le dio una asignación y se sintieron indignos de cumplir con la tarea. Espero que estos breves comentarios te inspiren a seguir adelante en tu llamado y no tires la toalla ni lo des todo por perdido.

A. La Asignación de Moisés. [1]

Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel. “(Éxodo 3:10).

Anuncios

Dios no enviaba a Moisés solamente como profeta a Israel, sino también como embajador a Faraón, para que tratara con él. Además, lo comisionaba como príncipe a Israel, para que les condujera y fuera su líder.

Reacción de Moisés

Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?” (Éxodo 3:11). Se cree indigno de tal honor. Cree que le falta coraje y también talento y que, por tanto, no está capacitado para sacar de Egipto a los hijos de Israel; y ellos están desarmados, indisciplinados, desanimados completamente.

Moisés era el hombre más adecuado de su tiempo para esta tarea, eminente por su erudición, sabiduría, experiencia, valor, fe y santidad; sin embargo, dice: ¿Quién soy yo?

Anuncios

Las dificultades de la obra eran ciertamente muy grandes. Pero, al fin, Moisés es el hombre que la lleva a cabo; porque Dios da su gracia a los humildes (Santiago 4:6).

Ordinariamente, cuanto más apta es una persona para un servicio, tanto más baja es la opinión que tiene de sí misma para asumir la tarea asignada. (Leer la fábula de Jueces 9:8-15).

Respuesta de Dios a las objeciones de Moisés (Éxodo 3:12)

  • Le promete su presencia: Yo estaré contigo, y eso es bastante.
  • Le asegura el éxito, y le dice que los israelitas habrán de servirle en este monte (adorarle).
  • Moisés quiere saber en nombre de quien va. Dios le dice: “Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.” (Éxodo 3:14ss).

Cuando Dios garantiza su presencia, el éxito está asegurado. Nuestras objeciones no cambian el propósito de Dios. [2]

B. La Asignación de Gedeón.

Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?” (Jueces 6:14).

Anuncios

Dios le da la tarea a Gedeón de libertar a Israel de la dominación madianita. La misma fuerza que empleaba para sacudir el trigo, debía emplearla en otra tarea más noble. Dios le dice te voy a hacer trillador de hombres; no vas a ir con tu fuerza, sin con esta tu fuerza, la que acabas de recibir de Dios y con la que has de fortalecerte a ti mismo. [3]

Reacción de Gedeón

Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre.” (Jueces 6:15).

¿Con qué salvaré yo a Israel?» Con esta pregunta daba a entender una humilde desconfianza de sí mismo, como le había ocurrido a Moisés.

Aunque el ángel le había honrado y exaltado, Gedeón se ve todavía pequeño e insignificante para asumir semejante liderazgo: He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre. ¿Qué voy a intentar hacer yo, cuando me falta toda cualificación para ese servicio y, además, soy indigno de tal honor? Pero a Dios le place exaltar a los humildes.

Respuesta de Dios a las objeciones de Gedeón (Jueces 6:16).

Le promete su presencia: Yo estaré contigo, [instruirte y fortalecerte] y eso es suficiente. [Moisés y Josué].

Le asegura el éxito, y le dice derrotarás a los madianitas como a un solo hombre. Tan fácil como si en realidad tuviese que luchar con un solo madianita.

Gedeón deseaba una señal. Tanto en la historia de Moisés como en la de Gedeón, la revelación era tan rara y la impiedad prevalecía tanto que deseaban una certeza total del llamado de Dios. Dios en su gracia la dio (Jueces 6:17-40). [4]

Dios logró su deseo a pesar de la debilidad de Gedeón, y Él puede hacer lo mismo a través de nosotros. [5]

Cuando Dios garantiza su presencia, el éxito está asegurado.

C. La Asignación de Jeremías.

Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo: Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.” (Jeremías 1:4).

Dios había marcado a Jeremías desde su concepción y lo había reservado para una tarea especial: fue dado por profeta a las naciones. Aunque proclamó la palabra de Dios a Judá (caps. 2-45), su ministerio como vocero de Dios se extendió más allá de ella, hasta las naciones gentiles (caps. 46-51). [6]

Reacción de Jeremías

Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño.” (Jeremías 1:6).

Jeremías le estaba diciendo al Señor que se sentía incapaz de hablar, es decir, falto de toda idoneidad natural para guiar o para interpretar sucesos para toda la nación. [7]. Aún no tenía la edad requerida para participar activamente en la vida pública.

En el antiguo Israel, era muy apreciada la sabiduría de los ancianos y las personas de poca edad debían guardar silencio en presencia de los mayores (cf. Job 32:4-6); por eso Jeremías objeta que sus palabras, por ser las de alguien demasiado joven, carecerían de autoridad. Sería un joven de unos 20 años.

Respuesta de Dios a las objeciones de Jeremías

El Señor no acepta la objeción de Jeremías, porque él tiene poder para hacer oír sus palabras por medio de quién él quiere (1:7, Cf. El asna de Balaam. Número 22:28).

Le asegura el éxito, y le dice contigo estoy para librarte. (Jeremías 1:8, LEER 1:19). Dos veces en el llamado de Jeremías, Dios asegura al profeta de su presencia y protección. [8]

Jeremías fue un ejemplo de obediencia, dedicación, y sacrificio por amor a Dios y a su pueblo. El permaneció fiel a Dios y a su llamado. Fue el hombre que Dios levantó y capacitó para ese momento.

Aplicación

Dios nunca promoverá a una persona en su reino, a cualquier nivel de servicio, en el cual será incompetente, inútil e inepto. Dios capacita. Como dijera el apóstol Pablo “nuestra competencia proviene de Dios” (2 Corintios 3:5).

“El camino de la exaltación es la humillación”. Nuestro mejor paradigma es JESUCRISTO (Filipenses 2:5-11).

[1] Henry, M., & Lacueva, F. (1999). Comentario Bíblico de Matthew Henry (p. 80). 08224 TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.
[2] Trenchard, E., & Ruiz, A. (1994). El libro de Éxodo (p. 58). Grand Rapids, MI: Centro Evangélico de Formación Bíblica.
[3] Henry, M., & Lacueva, F. (1999). Comentario Bı́blico de Matthew Henry (p. 250). 08224 TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.
[4] MacArthur, J. (1997). Biblia de Estudio MacArthur (Jue 6.17). Nashville, TN: Thomas Nelson.
[5] Nuevo comentario ilustrado de la biblia. (2003). (p. 308). Nashville: Editorial Caribe.
[6] Walvoord, J. F., & Zuck, R. B. (2000). El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 5: Isaías-Ezequiel (p. 133). Puebla, México: Ediciones Las Américas, A.C.
[7] Carson, D. A., France, R. T., Motyer, J. A., & Wenham, G. J. (2000). Nuevo comentario Bı́blico: Siglo veintiuno (electronic ed., Jeremías 1.1–19). Miami: Sociedades Bíblicas Unidas.
[8] Nuevo comentario ilustrado de la biblia. (2003). (p. 860). Nashville: Editorial Caribe.

© David N. Zamora. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicaciones Cristianas

Acerca Pastor David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Obtiene su Licenciatura en Teología por medio del Instituto de Superación Ministerial de las Asambleas de Dios de América Latina (ISUM). El Pastor Zamora lleva 41 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo. http://www.ministeriodavidzamora.com/Biografia.html

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

Tierra de prosperidad

Predicas Cristianas.. No vamos a hablar del evangelio de la prosperidad; no lo comparto de ninguna manera, pero sí debemos creer en la prosperidad del evangelio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *