Un México fuerte

Hebreos 11:13-16

INTRODUCCIÓN BÍBLICA

Este pasaje nos habla de hombres y mujeres de fe que marcaron la historia bíblica, los versos considerados nos señalan que hombres como Abraham, Isaac y Jacob murieron sin recibir lo prometido ¿Qué es lo que no recibieron? Los versos siguientes señalan que esperaban una patria celestial. Y cuando hablamos de una patria celestial tenemos que aclarar que buscaban una patria donde Dios se estableciera sobre ellos.

Génesis 12 y 35 nos habla de la promesa inicial que Dios le habló a Abraham sobre hacer y formar una nación por medio de Abraham y el capitulo 35 reconfirma la promesa a Jacob en Betel que por medio de Jacob una nación y conjunto de naciones procederían.

De acuerdo a Deuteronomio 9.27 Israel llegó a ser constituido como Nación por la intervención de Moisés al recordarle a Dios la fortaleza de FE que trabajaron Abraham, Isaac y Jacob; aún Romanos 4 declara que Abraham se fortaleció en Fe y no permitió que se debilitara esta.

Hoy en base a estos patriarcas y héroes de Fe, me gustaría tomar el ejemplo de estos hombres para de igual forma ahora nosotros podamos fortalecer a nuestra patria, a nuestra nación, a nuestro México.

El verso 13 que consideramos menciona que los patriarcas miraron de lejos la promesa de una patria

Fortalecemos nuestra patria.

1. Cuando miramos y soñamos con un México ya no independiente sino Dependiente de Dios.

LOS QUE MIRAN MAS HAYA DE SU ENTORNO

Una de las características que marcan la vida de los hombres que transforman y marcan la historia es que tienen una visión más amplia de lo que hoy su presente les muestra.

LOS QUE MIRARON Y SOÑARON CON UN MÉXICO LIBRE

Si recordamos la historia de la independencia podemos ver a hombres como Miguel Hidalgo, José María Morelos, que fueron hombres que su presente de imposición española, no les nubló para ver en un futuro una independencia del yugo español. Muchos estuvieron en la misma condición pero solo ellos miraban más lejos.

Mientras unos miraba una NUEVA ESPAÑA, nuestros héroes patrios miraban un nuevo México independiente.

LO QUE MIRAMOS HOY

Hoy lo que miramos y contemplamos con nuestros ojos es un presente

• Donde nuestra patria se mancha de sangre inocente,

• Donde la intranquilidad gobierna

• Donde los titulares de las noticias nos recuerdan que nuestro presente está lleno de violencia.

Como iglesia debemos tener mucho cuidado de no alimentarnos de lo que el mundo nos dice o aun nos habla, tu y yo caminamos y vivimos por fe, y cuando digo que caminamos y vivimos por fe, estoy declarando que mi entorno hoy no puede nublar la esperanza de una patria sometida y gobernada por Dios,

LO QUE DEBEMOS MIRAR

Hoy muchos podemos declarar que donde abundó el pecado sobreabundó la gracia, pero por fe miro a mi nación no solo siendo objeto de la gracia de Dios, sino mejor aun siendo instrumento de Dios.

LO QUE MIRÓ PEDRO

A diferencia de otros, miro iglesias que dejan las bancas y las sillas y se colocan en la brecha, como Pedro y Juan dejando la pasividad y solo mirar la condición triste de otros, sino que ahora se vuelven protagonistas del cambio invitando a otros a voltear a mirar a su pueblo y decirles como Pedro “Mírenos” hoy puedo ver a mis hijos y a tus hijos como aquellos que levantaran a una nación en ruinas.

LO QUE MIRÓ ELISEO

Hoy nuestro estado y nuestra nación a sido sitiada por hombres fuertes que incluso llegan atemorizar a muchos, la realidad no la podemos esconder, pero como Iglesia debemos aprender a mirar con el espíritu, en 2 Reyes 6 notamos que mientras el siervo de Eliseo miraba a un gran ejército Sirio, Eliseo miraba mas allá de su entorno la protección de Dios su pueblo.

El verso 13 declara que aquello que miraron de lejos, se concretaría Creyéndolo

Fortalecemos nuestra patria

2. Cuando por FE, le damos vida a las ilusiones y sueños de un México sometido al gobierno de Dios.

Hebreos 11.1 inicia declarando:

LOS PATRIARCAS QUE CREYERON EN ALCANZAR UNA PATRIA

La escritura nos muestra que tanto Abraham, Isaac y Jacob, no lograron ver con sus ojos físicos la patria que Dios les prometió. Lo único que tenían a la mano era mirarlo y esperarlo y creerlo por medio de la FE, por ello Abraham le habló de la promesa a Isaac e Isaac le habló de la promesa a Jacob.

LOS QUE CREYERON EN UNA INDEPENDENCIA

Si recordamos la historia de la independencia notaremos que Miguel Domínguez y Josefa Ortiz de Domínguez prestaban su casa para las juntas donde se iniciaba la estrategia para la independencia organizada por Miguel Hidalgo. Este matrimonio tuvo que creer en lo que un simple hombre hablaba, lo que miraban, era sometimientos, abusos, robos y esclavitud del yugo español, pero a lo lejos miraban un México libre y dueño de su propia tierra y al final después de 11 años aquel sueño se hizo realidad porque creyeron en él.

UN HÉROE DE FE, MÁS QUE UN HÉROE PATRIO

Si este matrimonio le creyó a un hombre y fueron marcados como héroes de la independencia del yugo español y hoy se recuerdan, mi anhelo es que un día se me recuerde no como un héroe patrio, sino mejor aún como un héroe de FE, creo en ser recordado por mis generaciones y creo que tu serás recordado como héroe de Fe que provocó en México un verdadero avivamiento, no un avivamiento temporal o efímero sino un avivamiento bíblico de arrepentimiento en nuestra Nación.

PARA ELLO NECESITO CREERLE A DIOS.

• Le creo a Dios cuando le dijo a Abraham en tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra,

• Le creo a Jesús cuando dijo y conocerán la verdad y la verdad les hará libres,

• Le creo a la palabra de Dios y me apropio de ella cuando dice:

• Le creo a su palabra porque a diferencia de la nuestra, su palabra no está sujeta a un tiempo o espacio.

Su palabra es eterna, viva y eficaz, trasciende los tiempos y las edades y por ello es necesario creer a su palabra y creer en una patria, y una nación sometida al gobierno de Dios.

La tercera acción que subraya el escritor en el verso (13) es que la promesa de una patria la Saludaban.

El saludo expresado en el AT indicaba respeto, reverencia y familiaridad en un sentido más cercano. Los buenos deseos en las salutaciones eran inseparables, el saludo era un hábito diario y continuo. El saludo tenía que ser favorable y deseando lo mejor a otros, incluso cuando uno mismo estaba en crisis.

Fortalecemos nuestra patria

1. Cuando favorecemos continuamente a otros respecto a una patria bendecida por Dios.

EL BUEN FAVOR DE LIBERTAD ENTRE NUESTROS HÉROES

El buen deseo de libertad tenía que contagiarse entre miles de criollos, indios y mestizos. Aquello que inicio con 300 hombres en pocos días se transformó en 30,000, de una ciudad a otra se contagio el buen favor de libertad. Lo que un día se soñó por uno, ahora de creía y se consolidaba entre millares.

EL BUEN FAVOR DE LIBERTAD ENTRE HÉROES DE FE

Aquello que deseamos, soñamos y aun anhelamos por nuestro México y nuestra patria, debe de comunicarse y contagiarse a los demás, día tras día y momento tras momento debemos expresarlo a los demás; cuando lo que escuchamos de otros es que esto va de mal en peor, nosotros debemos contagiar a otros que Dios y solo Dios por medio de su Iglesia puede transformar no solamente a un individuo, sino también a una ciudad y mejor aun a una nación.

Cada vez que tengo encuentros con personas y me hablan de pura tristeza y ruina, busco hablarles de bendición, de nuevas misericordias, de nuevos comienzos, de nueva vida, y todo ese lamento solo puede ser transformado por el poder de Dios. Nuestra boca debe de abrirse para la necesaria edificación, nuestras palabras deben de ser sazonadas con sal, filtradas por la palabra, debemos dar vida y no muerte, debemos bendecir y no maldecir, hoy es necesario crear un habito de hablar paz, amor, tolerancia, cuidemos lo que escuchamos de otros y si no edifica tu vida, deséchalo.

• Declárales a otros que tu patria será cambiada, y no te contagies de la zozobra y temor que la sociedad ofrece

• Declárales a otros que las acciones que el gobierno dicta y hace, son favorables porque Dios les estableció

• Declárales a otros que las marchas pacifistas son buenas pero mejor aun la humillación y oración de la sociedad

• Declárales a otros que cada vez que recuerdan los tiempos antiguos y los añoran, bíblicamente no están viviendo sabiamente

• Declárales a otros que mientras muchos jóvenes son presa de la delincuencia, muchos otros son instrumentos de Dios

• Habla y declárale a tus hijos que ellos serán los que edificarán las ruinas de la sociedad por el poder de Dios

Por último el escritor menciona que los patriarcas confesaban la promesa de una patria, sobre la realidad.

Para algunos todo este desarrollo temático puede sonar a emocionalismo, y precisamente por eso es que me quiero detener en esta última acción.

LA CONFESIÓN DE LOS PATRIARCAS

El escritor declara que los patriarcas confesaban que eran peregrinos y extranjeros sobre la tierra. Lo que hasta sus días veían era una sola realidad, no tenían patria, Génesis 23 declara que Abraham para sepultar a Sara tuvo que reconocer ante los hijos de Het que era extranjero y forastero. La realidad que hoy vivimos no podemos ocultarla, pero esto jamás me limitará para mirar una mejor patria, para creer en una mejor patria y para decirles a otros que tendremos una mejor patria.

LA CONFESIÓN DE LOS HOMBRES ANTE UN HIJO DE DIOS

Si observamos Génesis 23, Abraham se consideraba forastero, pero los hijos de Het le confesaban como príncipe de Dios.

Hoy nosotros debemos caminar sobre nuestra patria con humildad y

Ella misma nos confesará como hijos de Dios, Ella nos confesará como aquellos que pueden recordarles a sus compatriotas que hay un Dios que tiene dominio no solo sobre México sino sobre toda la tierra.

LA CONFESIÓN QUE NUESTRA PATRIA ESTA DECLARANDO

• Este es el tiempo donde nuestra patria confesará por medio de su Iglesia que hay un solo Dios, que hay un solo mediador entre Dios y los hombres.

• Este es el tiempo donde nuestra patria confesará que hay un pueblo que está reflejando en medio de las tinieblas la luz admirable de Dios.

• Este es el tiempo donde nuestro presidente y nuestros gobernantes se rodean de príncipes de Dios para marcar una mejor directriz a nuestra patria.

• Este es el tiempo donde nuestros medios están reconociendo a los hombres y mujeres de Dios como los que pueden dar palabras de consuelo y mejor aun de vida a una patria enferma.

• Este es el tiempo donde se están abriendo espacios televisivos y de radio a los príncipes y princesas de Dios para llenar toda la tierra con la gloria de Dios.

Acerca Eduardo Cavazos Cavazos

Inspirando a través de la Biblia.

También Revise

La recompensa que nos espera.. Predicas Cristianas

La recompensa que nos espera

Predicas Cristianas. ¿Qué nos enseña la Biblia al respecto a la recompensa que nos espera? El mensaje de la palabra del Señor más predicado durante la reforma..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *