Inicio / Predicas Cristianas / ¿Habla Dios hoy?

¿Habla Dios hoy?

Predicas Cristianas

El Salmo 81 es un triste relato acerca de un pueblo que se negaba a escuchar a Dios. El misericordioso corazón del Padre, con sus numerosos intentos de lograr la atención y la devoción de Israel, y el persistente rechazo por parte de ellos, se ponen de manifiesto en los versículos 8-14: leer

En medio de nuestra vida tan compleja y ajetreada no hay nada más urgente, nada más necesario, nada más provechoso que escuchar lo que Dios tiene que decirnos. Además, la Biblia es muy explícita y Dios nos habla con tanto poder hoy como en los días cuando fue escrita. Su voz espera ser escuchada y, cuando la escuchamos, nos vemos lanzados a la aventura más grandiosa y más emocionante que podamos imaginar.

¿Por qué habla Dios hoy?

Quizá nos preguntemos: ¿Por qué Dios querría hablarnos hoy? ¿Acaso no ha dicho suficiente desde Génesis hasta Apocalipsis? Hay varias razones convincentes que explican por qué Dios todavía tiene abiertas sus líneas de comunicación con su pueblo.

Anuncios

La primera y principal es que Dios nos ama tanto como amaba a su pueblo en los días del Antiguo y Nuevo Testamentos. Desea tener comunión con nosotros tanto corno deseaba tenerla con ellos. Si nuestra relación con Él es unidireccional, y no hay comunicación ni diálogo entre nosotros y el Señor Jesucristo, poca comunión puede haber. La comunión es nula cuando sólo una persona habla y la otra se limita a escuchar. Dios nos habla todavía porque quiere desarrollar una relación de amor que consista en una conversación entre dos personas. Por medio de la oración.

La segunda razón que explica por qué Dios todavía habla hoy es que necesitamos su dirección clara y concreta para nuestra vida, así como la requerían Josué, Moisés, Jacob o Noé. Como hijos suyos necesitamos sus consejos para tornar decisiones efectivas. Ya que Él quiere que hagamos elecciones acertadas, sigue siendo responsable de proporcionarnos la información correcta, y esto ocurre cuando nos habla.

Una tercera razón por la cual Dios todavía habla hoy en día es que Él sabe que necesitamos consuelo y certidumbre tanto como los creyentes de la antigüedad. Nosotros también tenemos experiencias como la del Mar Rojo, cuando estamos entre la espada y la pared y no sabemos qué camino seguir. Tenemos fracasos corno los tuvieron Josué y el pueblo de Israel en Hai. Cuando sufrimos derrotas de esta clase, Dios conoce nuestra necesidad de certidumbre y confianza.

Si dejara de hablar, dudo que jamás pudiéramos descubrir cómo es Dios realmente. Si la prioridad de todos nuestros objetivos es conocer a Dios, entonces tiene que haber algo más que un camino en una sola dirección. Más bien tiene que haber una línea de comunicación en la que Él nos hable y nosotros escuchemos, o en la que hablemos nosotros y Él nos escuche. Si Dios todavía habla, ¿cómo lo hace? Podernos descubrir sus métodos repasando las diversas formas en las que se revelaba en los días del Antiguo y del Nuevo Testamentos.

Primero, hablaba mediante revelaciones directas. Mediante su Espíritu hablaba al espíritu de hombres como Abraham, aquel que un día oyó que Dios le decía directamente que abandonara la tierra en la cual vivía y se dirigiera a una tierra que Dios le mostraría: (Génesis 12:1-3)

Enlaces Patrocinados

Segundo, la Biblia dice que Dios hablaba por medio de sueños. Un buen ejemplo es, sin duda, el caso de las experiencias de Daniel, a quien Dios reveló su plan para el mundo en una serie de sueños. Mediante visiones Daniel vio los imperios que vendrían. De esta manera Dios le dio a Daniel una tremenda perspectiva de los acontecimientos mundiales futuros que están todavía hoy en proceso de cumplimiento.

Tercero, Dios hablaba por medio de sus palabras escritas, como cuando entregó a Moisés los Diez Mandamientos y luego usó la Ley para comunicarse con su pueblo. Dios también hablaba audiblemente en los días de la Biblia. Saulo de Tarso estaba en camino a Damasco persiguiendo a los creyentes de aquella ciudad. Dice la Biblia que «cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?» (Hechos 9.4).

Cuarto, Dios hablaba por medio de sus profetas. Estos exclamaban: «Así dice Jehová», y el pueblo obedecía porque sabía que eran mensajes enviados directamente por Dios. Quinto, Dios hablaba por medio de las circunstancias.

Hebreos 1:1-2 ¿Habla Dios en estos días?

El método principal de que se vale el Señor para hablar con nosotros en el día de hoy es su Palabra. Ya tenemos la revelación completa de Dios. El no necesita agregar algo más a este libro. La revelación de Dios es la verdad expuesta de Dios por Dios acerca de sí mismo. Es la inspiración del Espíritu Santo controlando las mentes de los hombres que escribieron las páginas que conforman la Biblia. Ella es el soplo de Dios a aquellos hombres a fin de que conocieran la verdad.

Anuncios

Un segundo método empleado por Dios para hablarnos hoy en día es por medio del Espíritu Santo. En efecto, la forma principal empleada por Jesús para expresarse en el Nuevo Testamento fue a través del Espíritu Santo. Hoy Dios sigue hablando a nuestro espíritu por medio de su propio Espíritu, que ahora vive, mora y permanece en nosotros.

Un segundo método empleado por Dios para hablarnos hoy en día es por medio del Espíritu Santo. En efecto, la forma principal empleada por Jesús para expresarse en el Nuevo Testamento fue a través del Espíritu Santo. Hoy Dios sigue hablando a nuestro espíritu por medio de su propio Espíritu, que ahora vive, mora y permanece en nosotros.

La respuesta no se ha de encontrar en el ruido o en, el retumbar (terremoto, viento y fuego) del mundo o la religión. Raras veces hemos de oír con precisión la voz de Dios en el ajetreo del tránsito, en el alboroto de la oficina o en el parloteo de los amigos. Él desea hablamos individualmente y para eso tenemos que comprometemos a buscar la soledad, aunque sea brevemente.

Sólo unos minutos ante el Dios que habla pueden transformar una vida, cambiar una mente y reorientar el propósito y la dirección necesarios para la eternidad. El corazón entristecido es alentado, la mente confundida es reordenada, la perspectiva pesimista es eliminada, el espíritu solitario es acompañado, la voluntad rebelde es aquietada y el buscador desorientado es satisfecho.

© Juan Carlos Jimenez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Juan Carlos Jimenez

Dios ha sido fiel conmigo a pesar de que fui en mi vida pasada tan desagradecido. Mostro su amor y misericordia enviando a su hijo Jesucristo a morir por mi. No podre pagar lo que hizo por mi, solamente obedeciendole y predicando su palabra tal deuda podre yo pagar. Lo que soy hoy se lo debo a mi amado salvador y su espiritu santo que me ha guiado durante este tiempo. Fui maestro de jovenes maestro de adultos en la escuela dominical. Ahora Pastor Evangelista. Todo se lo debo a Jesus y espero que estos escritos sean de abundante edificacion para el lector.

Revise también

El hijo pródigo en la Actualidad - Mensajes Cristianos

Una madre llamada María

Predicaciones Cristianas.. Un mensaje con motivo del dia de la madre basado en la vida de María, la madre de Jesús. Una de las cosas hermosa de la palabra de Dios es distinguir a muchas mujeres valientes, capacitadas, generosas, humildes, abnegadas y llenas de fe. Son muchas las que podemos escoger y todas...

4 comentarios

  1. José Luis ferrer

    Excelente mensaje me gusta mucho más en la forma que lo explica me ha motivado más a saber que Dios hoy sigue hablando a nuestras vidas, reciba un fuerte abrazo.

    • José Raúl Herrera Fajardo

      Comprendo que muchas veces podemos ver en nuestras vidas, la ignorancia que nos sucede, cuando no sabemos como nos puede hablar el SEÑOR, y doy gracias por tan clara explicación. Adelante.

  2. Justo hoy ese fue mi clamor, Espíritu Santo déjame escuchar tu voz.
    Dios le bendiga.

  3. Muy bonita palabra es verdad el señor nos sigue buscando porque no quiere que sigamos en el mundo sin el ay que buscar cada día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *