Inicio / Predicas Cristianas / ¿Como están los tiempos?

¿Como están los tiempos?

Predicas Cristianas

Conociendo bien el tiempo

Romanos 13:11

Vamos hablar en este primer tema en base al texto lema de este año, donde la Biblia nos habla sobre la preparación, y los problemas frecuente de la Iglesia en cuanto a estos últimos tiempos.

En cuanto a reprensiones la Biblia nos da detalles sobre la Apatía, desidia, falta de interés que ha llenado la Iglesia en estos días. Estuvo presente en la Iglesia primitiva, donde el Señor reprendió en Apoc. 2:4 a la Iglesia de Éfeso (“pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor” y en Apoc. 3:15-16 a la Iglesia de Laodicea (“yo conozco tus obras que ni eres frio ni caliente”). Los mismos síntomas presenta la Iglesia en estos días.

Pablo en la carta a los Romanos nos aconseja y nos amonesta a conocer el tiempo y a despertar de lo que nos mantiene dormidos. En Romanos 12:2  “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta“.  /Romanos 12:2 “No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta.“. (NTV)

Dice “no os conforméis a este siglo” de que siglo está hablando de este tiempo, ¿Cómo están los tiempos? ¿Si le preguntara a un político o un gran inversionista acerca de estos tiempos que me diría? ¿Y si le preguntara a un Pastor o algún creyente piadoso sobre los tiempos que me diría? Como conocedor de la Palabra me respondiera que los tiempos están mal. Para nosotros este tiempo es malo, y si seguimos imitándolo pereceremos igual al mundo.

Jesús mismo nos vuelve hablar como les hablo a las 7 Iglesias allá en apocalipsis. “Despiértate del letargo, del sueño de la indiferencia” estas amonestaciones tanto para la iglesia de Roma como para las 7 Iglesia son para nosotros ahora.

Jesús dijo que haríamos muchas señales en su nombre; pero estos tiempos donde están esas señales.  La Biblia nos recomienda despertar del sueño y levantarnos hacer la obra de Cristo nos mandó.

Tenemos que despertar para el amor de Dios

Tenemos que despertarnos al amor de Dios, muchos siguen dormidos hacia el amor a Dios, hacia amar a Dios con toda nuestra alma,  nuestro corazón,  nuestra mente,  nuestra fuerza.  (Deuteronomio 6:5; Mateo 22: 37).

Muchos siguen en un sueño profundo sobre el amor a Dios, como dijo Jesús en Mateo 15:7-9 “muchos con sus labios me honran pero su corazón está lejos de mi”; amar a Dios es guardar sus mandamientos. Es amar también al hermano (1 Juan 4:20), si  decimos amar a Dios vamos a demostrarlo amando al hermano,  el que no ama a su hermano todavía está dormido; amor a Dios,  porque el amor a Dios es amar al hermano. (1 Juan 3:16-1 7).

Tenemos que despertar al Estudio de la Palabra

Lamentablemente muchos siguen dormidos hacia la palabra de Dios, no han despertados al estudio de la palabra de Dios. Tenemos que despertarnos del sueño y estudiar dedicar tiempo a la palabra de Dios, ya que ella nos ayuda a crecer para nuestra salvación.

1 Pedro 2:2Como bebés recién nacidos, deseen con ganas la leche espiritual pura para que crezcan a una experiencia plena de la salvación. Pidan a gritos ese alimento nutritivo“.

Una característica de los niños es que quieren crecer como sus padre, la característica de todo creyente es desear crecer espiritualmente por eso Debemos de dedicar tiempo a la palabra de Dios.

Debemos de ser como los de Berea (Hechos 17:11). Estos judíos no tenían una mente cerrada: recibían la palabra con toda solicitud. No eran negligentes; sino escudriñaban cada día las Escrituras. Que investigaron diligentemente lo que el apóstol Pablo enseño.

La palabra de Dios es la que alumbras nuestras  vidas (2 Pedro 1: 19).  Ella es como una lámpara en nuestras vidas,  ella nos ilumina,  pero si estamos dormidos al estudio de ella,  no nos va poder alumbrar para saber por dónde ir.  La palabra de Dios debe ser nuestro deleite (Salmo 119:16, 24).  La palabra de Dios debe ser nuestro deleite, sino es nuestro deleite entonces quiere decir que no nos hemos despertado del sueño seguimos dormidos.

Debemos de anhelar el estudio de la palabra de Dios (Salmo 119:20, 40, 131).  La palabra de Dios debe ser nuestro anhelo en todo tiempo. Despertemos al estudio de la palabra de Dios, el tiempo que dedicamos a la televisión, la música, dediquémosla a la palabra de Dios.

Tenemos que despertarnos a orar

La oración es el medio que Dios nos ha dado para podernos comunicar con Él, a través  de la oración nosotros podemos  llegar a Dios para la ayuda oportuna (Hebreos 4:6).  “Acerquémonos” Jesús era un hombre de oración siempre lo estamos viendo orando en todo momento.  Él dio  una parábola a sus discípulos  para que entendieran lo importante que es la oración (Lucas 18:1-9).  “La importancia de orar y no desmayar”

Los discípulos estaban durmiendo a la hora que Jesús iba ser entregado mientras Jesús está dedicado por completo a la oración. (Mateo 26:38, 40, 43, 45). ¿Cuántos de nosotros a la  hora de la prueba de la tentación estamos durmiendo?  ¿Porque no estamos alertar ante nuestro enemigo?

Debemos orar si cesar, (1 Tesalonicenses 5:17) nadie a orado lo suficiente, ni nadie ora más que otro. Dios pone un sentir de orar ya sea 10 minutos, 1 hora, 6 horas. Constantes en la oración (Efesios 6:18) ¿cómo podemos orar en todo tiempo?

No es necesario que se aislé a cada rato de sus quehaceres rutinarios. Orando en su mente, dándole gracias a Dios por todo lo que hace, etc.  En resumen Dios nos sigue hablando y preparando nos está enseñando que viene y que pueda venir mas adelante.

© Juan Carlos Jimenez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca la grancomicion

sin entradas

Revise también

El fruto del espíritu santo - Estudios Biblicos

El fruto con sabor a Dios

Predicaciones Cristianas.. Un sermon basado en las nueve virtudes del fruto del Espíritu. El fruto del Espíritu nos hace creyentes auténticos, genuinos...

2 comentarios

  1. Constanza Hernandez

    Que necesaria predica para ESTE TIEMPO.Gracias Pastor.Bendiciones

  2. Lionel Lozano Jr.

    felicidades bonita enseñanza, propia para estos días en los que muchos podemos sin darnos cuenta estar conformándonos al mundo, sirviendo a Dios por tradición y no por convicción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *