Inicio / Predicas Cristianas / Sanando la lepra del alma

Sanando la lepra del alma

Mateo 1:1-16 – Lucas 17:19

I. En la genealogía de Jesús en Mateo cap., se hallan registradas las siguientes mujeres:

1. Tamar.

Anuncios

Esposa de Er y luego de Onán hijos de Judá. Onán por egoísmo no quiso cumplir con la ley de levirato, (Dt.25:5-10), y Dios le quitó la vida.

Cuando vio que el tercer hijo de Judá, llamado Zela, había crecido y Judá no se lo daba por esposo, ella fingiendo ser ramera tuvo relaciones con su suegro y tuvo dos gemelos, Fares y Zara. Fares aparece en la genealogía de Jesús.

2. Rahab. = Amplia. Prostituta de Jericó. colaboró con los soldados de Josué para preservarles la vida. Se casa con Salmón.

3. Rut. Moabita, gentil adoradora de dioses paganos. Se casa con Booz.

Anuncios

4. Betsabé. Mujer de Urías General de David, era hitita, quienes se dedicaban a la magia y ocultismo. Ella adulteró con David.

Mujeres heridas por su vida.

1. Tamar. Burlada, desechada por sus parientes.

Para afirmar su descendencia tuvo relación sexual con su suegro Judá.

2. Rahab. Segregada y ofendida.

Anuncios

Vivía de la prostitución religiosa.

3. Rut. Desplazada, de segunda clase.

Moabita, de condición gentil y con influencias de otros dioses.

4. Betsabé. Avergonzada y víctima.

Cayó bajo la influencia pasional de David el rey.

Como Dios se interesa en todas ellas, que viviendo con LEPRA ESPIRITUAL, las escoge para que sean la santa descendencia de Jesucristo.

Sanado de lepra

Jesús sana a los 10 leprosos.

En Nazareth (entre Samaria y Galilea).

1. ¨Y al entrar en una aldea le salieron al encuentro 10 hombres leprosos¨. v.12

 Lepra. Úlceras que poco a poco van disolviendo la piel.

Pecado doloroso, maloliente, vergonzoso. Que poco a poco va disolviendo el alma. Desalmado.

Se consideraba una enfermedad contagiosa e incurable (Chirimacha).

Pero el pecado si es contagioso e incurable bajo esfuerzo humano.

Enfermedad enviada por Dios por un pecado cometido.

a. María la hermana de Moisés.

Por haber criticado a su hermano al casarse con la mujer cusita y por tener celo del ministerio. Nm.12:19 – 12:1-2

b. A Giezi.

Por codiciar los regalos de Naamán que le quiso dar a su amo Eliseo. 2R.7:27

c. Al rey Uzías.

Por ofrecer incienso en el tabernáculo. Ministrar sin ser sacerdote. 2Cr.26:16-19

Critica y Celo

Codicia.

Ministrar sin ser sacerdote.

3. Dios envía lepra en el alma, nadie lo ve pero el pecador lo siente.

4. Toda persona con lepra, era expulsada de la ciudad

Obligada a morar fuera de los límites.

La lepra excluye al hombre de la sociedad, de la iglesia, de Dios.

II. La Distancia: ¨Los cuales se pararon de lejos¨. v.12

A. De acuerdo a la ley, todo leproso debía de pararse a 150 pies (50 metros) de las personas.

El pecado impide tener una comunicación entre las personas.

B. Llevaban la ropa de un color vivo, y una campana en el cuello.

El pecador siempre es reconocido.

III. El ruego: Y alzaron la voz diciendo: Jesús, maestro, ten misericordia de nosotros¨. v.13

Levantaron la voz para ser escuchados.

Las oraciones deben de estar relacionadas con nuestras necesidades.

Si tenemos grandes necesidades, oremos intensamente.

UN ACTO DE MISERICORDIA ERA LO ÚNICO QUE ESPERABAN.

El pecado no necesita apoyo ni comprensión nuestra, lo que precisa es la MISERICORDIA DE DIOS.

Dijeron: ¨Ten misericordia de nosotros¨.

La desgracia los había unido.

La desgracia une a los desgraciados, pero si no se dirigen a Dios es calamitoso.

IV. La respuesta de Cristo: ¨Cuando los vió¨. v.14

Jesús no sólo escuchó el clamor , sino además ¨vió¨la condición de sus vidas.

Id vosotros a los sacerdotes¨.

No oró, no los tocoó, no los ungió con aceite, ni reprendió la lepra.

Acerca Rev. Pedro Samanamud

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *