Inicio / Predicas Cristianas / Él prometió volver

Él prometió volver

Predicas Cristianas

Tito 2:12-13 (RVR1960) “…enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo…”

Tito 2:12-13 (TLA) “…pues les ha ofrecido la posibilidad de salvarse del castigo que merecen. 12 Ese amor de Dios nos enseña que debemos dejar de hacer el mal, y no desear lo malo de este mundo. También nos enseña que, en este mundo, debemos ser honestos y fieles a Dios, y pensar bien lo que hacemos. 13 Así debemos vivir, mientras llega ese día feliz y maravilloso que todos esperamos, cuando se manifestará nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo…”

Introducción

Anuncios

La “esperanza bienaventurada” del creyente es la seguridad de que Jesucristo viene otra vez (Tito 2:13). El apóstol Pablo, al hablar del retorno del Señor en su Carta a los Tesalonicenses, termino con las palabras “por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras”. Ciertamente, en este “valle de lagrimas” en que vivimos, la promesa de la segunda venida de Cristo es un consuelo y aliento para los que le esperan.

La iglesia primitiva esperaba ese día

En este pasaje el apóstol retrata lo que era el deseo común que tenía la iglesia primitiva, ellos vivían anhelando el regreso de Cristo Jesús , para ellos ese era el verdadero día feliz y maravilloso. Anhelaban ese día, esperaban ese día, sabían que Él vendría y lo esperaban.

Hechos 1:11 (RVR1960) “…los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo…”

Anuncios

Este pasaje refuerza lo que estamos viendo en esta noche, el segundo regreso de Jesús por su iglesia, los primeros creyentes vivían de esa forma, vivían esperando su regreso. En este pasaje estaban los discípulos mirando hacia el cielo y se aparecen unos ángeles y les dicen ese mismo Jesús que ustedes ven subir al cielo así mismo vendrá. Esto alentó a estos discípulos y vivían esperándolo todos los días.

Lo que la iglesia ha perdido

Tristemente vemos hoy en día que lo que era un día esperado por la iglesia, tristemente vemos que lo que era un día feliz y esperado por ellos en ese tiempo, ahora no lo es. La iglesia hoy en día no está esperando a Cristo, no lo estamos esperando, se nos ha olvidado que Él vuelve, no pensamos en eso. Para la iglesia antigua era algo primordial, para ellos era algo maravilloso, era su esperanza, esperaban ese día, yo me imagino cada día que amanecía se levantaban pensando en su regreso, Él prometió volver, puede que sea hoy y así vivían alegres, eso los alentaba, en medio de sus persecuciones esto los alentaba, puede que hoy regrese.

Pero la iglesia de hoy está tan acomodada en este mundo que no anhelamos Su regreso, estamos amañados aquí aún cuando la Biblia claramente expresa que somos extranjeros y peregrinos en esta tierra. No te acomodes tanto en este mundo que un día va a pasar, ya no estará, todo este sistema diabólico acabara un día, pero la iglesia nos hemos acomodado aquí, estamos bien chévere pero oye, Cristo viene nuevamente, estamos de paso.

Vivir cada día como si Él viniera hoy

Anuncios

El apóstol les habla en Tito vivan cada día como si ese día fuera el regreso de Jesús, así debemos vivir, como si Él viniera hoy, como si viniera en esta noche y si no viene esta noche vivamos mañana como en ese día. ¿Como vivirías un día si supieras que Cristo viniera ese día?. ¿Como vivirias el día de mañana si supieras que Cristo viene ese día?

¿Vivirias igual de afanado, vivirás igual de preocupado por afanes de la vida, vivirías igual de involucrado con el mundo?. Como viviríamos. Lutero decía vive cada día como si Cristo viniera ese día y programaremos como si se tardara en venir.

Su regreso será sin aviso

1 Tesalonicenses 5:1-2 (RVR1960) “Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. 2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche..”

El apóstol compara lo imprevisto del regreso del Señor como un ladrón llega a robar en una casa. Esto es interesante porque significa que no podemos saber el día de Su regreso, nadie puede saber cuándo un ladrón llegará. Y aún así muchos se han atrevido a dar fechas de Su regreso.

Pero hay algo aún más interesante, ¿como estarías si supieras que va a entrar un ladrón en la casa pero no sabes el día lógicamente? De seguro estarías vigilando todos las noches, y cada noche que pasará dirías está noche no vino el ladrón, pero de seguro la noche siguiente si, y esa tampoco y tú dirías pero me dijeron que vendría un ladrón a robar y de seguro vendrá una de estas noches.

Así mismo debe ser con la venida de Jesús, no vino en el siglo 15, no vino en el 16, no vino en el 17, no vino en el 18, no vino en el 19, no vino en el 20 pero de seguro en este siglo 21 si, pero no sabemos el día.

No vino antier, no vino ayer, no ha venido hoy todavía, pero puede que venga a penas termine este servicio, si no llega esta noche de seguro vendrá mañana, si no es mañana tal vez sea pasado, tal vez sea el festivo que viene, no sé qué día sea pero lo cierto es que la Biblia dice que Él volvería y debemos esperarlo así como esperarias a un ladrón que te dijeron que llegaría a robarte osea despierto.

A Jesús debemos esperarlo despiertos, espiritualmente despiertos, esforzándonos, buscándole hermanos.

Lucas 12:37 (RVR1960) “…Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles…”

¿Como es tu actitud cuando esperas a alguien? ¿Como es nuestra actitud cuando esperamos a alguien, cuando sabemos qué alguien vendrá?. ¿Esperamos de cualquier forma, esperamos con la casa desarreglada, lo esperamos sin tenerle algo de comer o beber?. De seguro que no, de seguro nos preparamos, de seguro tenemos todo en orden, la casa en orden, escondemos o botamos lo que no sirve, lo viejo.

Esa misma actitud debemos tener como iglesia esperando a Jesús, debemos tener nuestras vidas en orden, debemos estarlo esperando en santidad, esperándolo con una vida dispuesta, con una vida rendida a Él. Pero hay personas que no parece que esperarán al Señor, no se les nota, no parece. Oiga de verdad usted está esperando a Jesús, de verdad lo espera. ¿Cuando fue la última vez que medito en esto, en que Él viene? ¿Cuando fue, cuando fue que medito en esto de su regreso?

Mateo 25:1 (RVR1960) “Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo…”

Esta parábola habla de cómo será antes del regreso de Jesús, y lo que Jesús está hablando es sobre cómo se celebraban las bodas en ese tiempo.

Había un grupo de mujeres que esperaban al novio y cuando veían al novio debían salir a recibirle y gritar llegó el novio, llegó el novio. Ellas no sabían a qué hora iba a llegar el novio, lo cierto es que el novio llegaría a cualquier momento, por eso Jesús usa una parábola de una boda en oriente porque representaba muy bien como sería su regreso de improvisto. Por eso Jesús dice velen porque no saben a qué hora llegare.

Conclusión

Cristo viene, los cristianos decían Maranatha, que traducido es Cristo viene. Esperemoslo, que no pase un día sin pensar en Su regreso.

© Luis Ortiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise también

Predicas Cristianas... La Visión

La Visión

Predicas Cristianas... Hoy quiero hablarles acerca de algo de suma importancia, quiero hablarles acerca de la visión. Como todos sabemos Dios tiene un propósito..

2 comentarios

  1. Constanza Hernandez

    Desde que El Señor me rescato en 2001 ese ha sido el sentir y hoy mas que nunca. Gracias Pastor por compartir y para HOY esa gran Verdad. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *