Inicio / Predicas Cristianas / El Huerto de Getsemaní

El Huerto de Getsemaní

Predicas Cristianas

Mateo 26:30-36

Todos tenemos lugares especiales a donde hemos ido.  Lugares que hemos querido visitar por largo tiempo. Siempre quise ir a ver los arboles gigantes de California.  Las secoyas.  Había visto un grabado cuando era niño y esa imagen se quedo fija en mi memoria.  Que gozo fue el día que pude ir y visitar este lugar con my familia. Hay lugares también que se quedan en nuestra mente por siempre; no por el deseo que teníamos de ir allí, sino por las circunstancias que ocurrieron al estar allí.

Ese es el caso del Jardín de Getsemaní.

Getsemaní (griego Γεθσημανἰ, Getsemaní hebreo:גת שמנים, arameo:גת שמני, Gath-Šmânê, siriaco ܓܕܣܡܢ, Gat Šmānê, lit. “prensa de aceite”) fue el jardín donde Jesús oró la última noche antes de ser arrestado.

La Oración de Jesús en el huerto se conmemora todos los años el Jueves Santo: Después de la Última Cena, Jesús se dirigió al huerto, donde acostumbraba reunirse con sus discípulos a orar. Según los evangelios era un lugar que tanto Jesús como sus discípulos visitaban frecuentemente lo que permitió a Judas encontrarle allí.

Los Evangelios describen la tristeza agónica que lo asaltó en ese momento, y la actitud del Nazareno de orar y anunciar a los Apóstoles que ya llegarían los soldados que lo iban a detener, guiados por Judas Iscariote. (Wikipedia)

Los cuatro evangelistas nos narran de este pasaje en sus evangelios.

O.T.: ¿Qué paso en ese lugar que impactó sus vidas e impacta las nuestras hoy?

Fue un lugar donde Jesús se reunió con sus discípulos a orar.

Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro.  37 Y tomando a Pedro, y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. 38 Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo“.

Dios ha escogido a un grupo de hombres y mujeres y los ha invitado a tener comunión con Él; de ese grupo ha escogido a algunos para servir en el liderazgo. A todos nos ha invitado a mantenernos despiertos mientras el ora. Él dijo que fue a preparar lugar para nosotros y mientras regresa debemos velar y orar para no entrar en tentación.

Fue un lugar donde Jesús expresó sus sentimientos al Padre

Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. Otra vez fue, y oró por segunda vez, diciendo: Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad. 44. Y dejándolos, se fue de nuevo, y oró por tercera vez, diciendo las mismas palabras“.

Honestamente le habló. Le expresó lo que sentía, sabiendo que el buen Padre celestial nos conoce en lo íntimo. No fue deshonesto.  No fue hipócrita. Expreso lo que sentía, pero se supo sobreponer y dejar que la obediencia ganara.

Me recuerda al profeta Habacuc al darse cuenta de los planes justos y perfectos de Dios: Con todo yo me alegrare en Jehová… ¡aunque no haya nada!

Fue un lugar donde el desánimo y la falta de apoyo de sus discípulos se mostró en su más alta expresión.

Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? 41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil…. 43 Vino otra vez y los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño“. (Lucas dice: 45 “Cuando se levantó de la oración, y vino a sus discípulos, los halló durmiendo a causa de la tristeza) 45  Entonces vino a sus discípulos y les dijo: Dormid ya, y descansad. He aquí ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores. 46  Levantaos, vamos; ved, se acerca el que me entrega“.

Jesús les exhorto.  Y por eso nos manda a exhortarnos unos a otros. Jesús les tuvo paciencia.  Tres veces les dio la oportunidad de acompañarlo en oración. Se dio cuenta de lo solo que estaba, pero continuo adelante, sabiendo que Dios Padre estaba con El.

No se desanimo por la actitud de los otros… el sabía a quién servía.

 Fue un lugar donde la traición se volvió real.

Mientras todavía hablaba, vino Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo. 48 Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle. 49 Y en seguida se acercó a Jesús y dijo: ¡Salve, Maestro! Y le besó. 50 Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes? Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y le prendieron“.

Judas había estado con él durante su ministerio. Había logrado la confianza del grupo al tener la custodia del dinero. Judas demostró amistad, pero falsa. Pero Jesús no le maltrató.

Fue un lugar donde el hombre quiso hacer su propia justicia, pero Jesús se lo impidió.

Pero uno de los que estaban con Jesús, extendiendo la mano, sacó su espada, e hiriendo a un siervo del sumo sacerdote, le quitó la oreja. 52 Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán. 53 ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? 54 ¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga?

Nuestras desesperaciones y quereres no dirigen los pasos de Dios. Dios quiere que entendamos que es con su Espíritu. Dios tiene el control de todas las situaciones de nuestras vidas. La oración abre las puertas del trono, pero debemos saber que todo tiene su tiempo.

Fue el mejor lugar para demostrar que todo lo que nos ocurre es para que se cumplan las Escrituras.

En aquella hora dijo Jesús a la gente: ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y con palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el templo, y no me prendisteis. 56 Mas todo esto sucede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas. Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron“.

Todo ocurre en el preciso momento que Dios lo dirige. Dios está en control. La Biblia no es simplemente un libro de historias, es la regla de fe y practica del cristiano. Tengamos claro que vivimos dentro de un esquema de acontecimientos trazados desde la antigüedad y que al final viviremos con Él por la eternidad… y que todo esto esta bien expresado en la Biblia.

Conclusión

Lo que más me agrada de este pasaje

Lo que más llena mi corazón y me anima a seguir adelante en medio de cualquier situación difícil que me haya tocado vivir es esto: Marcos 14:36  “Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú“.

El conocimiento que adquirimos semana tras semana debe servirnos para los momentos difíciles.  Al conocer más a Dios debemos tener más confidencia en que no hay nada imposible para Él. Nuestra relación con Dios debe fortalecernos.  No dejemos que las situaciones nos debiliten. Lucas 22:43  “Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle“.

Los ángeles son espíritus ministradores.  Nosotros no necesariamente los vemos, pero podemos estar seguros de que Dios, que nos ama, que todo lo puede, que nos dio su maravillosa gracia, tiene cuidado de nosotros.

Lucas 22:44  “Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra“. Cuando los problemas nos ataquen más fieramente, oremos más fervorosamente.

Aplicación

Todos necesitamos un Getsemaní. Todos tenemos un Getsemaní. Un lugar donde nos hemos encontrado a solas con Dios y hemos cuestionado… llorado… sufrido… un lugar donde nos hemos desalentado por la actitud de otros…  pero un lugar del cual hemos salido fortalecidos.

No importa lo que hayas pasado o estés pasando en Getsemaní, recuerda que es un lugar para prensar el aceite. El aceite es símbolo del Espíritu Santo.  El cual va a brotar de ti mientras la situación se vuelva más apretada.

Dios está con nosotros y aunque suframos, podemos encontrar alivio en la oración.  Angeles vendrán a servirnos, aunque no los veamos, y podremos decir como el Señor: Hágase, Padre, tu voluntad.

© Sunmer Cuesta. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Sunmer Cuesta

Un gran pecador con un más grande Salvador. Avergonzado del pasado, agradecido del presente y futuro!

Revise también

¡Es porque te amo tanto! - Predica Cristiana

¡Es porque te amo tanto!

Predicaciones Cristianas - Cristo hizo algo para Lázaro que no hizo para nadie más en la historia de la humanidad, no solamente lo resucitó de entre los muertos, algo que...

Un comentario

  1. Es un lindo mensaje. Es un encuentro con Dios. Tiempo de intimidad con Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *