Inicio / Predicas Cristianas / Mirando lo eterno

Mirando lo eterno

El problema con la mayoría de creyentes es que estamos tan acostumbrados a las cosas del mundo, que nos hemos olvidado acerca de lo eterno, no está mal atender asuntos en el mundo, pero vivir de tal forma como si sólo fuéramos a vivir en esta tierra es absurdo.

Quisiéramos vivir toda la vida pero aquí en esta tierra y eso no es así, un día todo lo que vemos desaparecerá, ya no estará,

Anuncios

Hebreos 11:8-16 (TLA)

“…Abraham confió en Dios, y por eso obedeció cuando Dios le ordenó que saliera de su tierra para ir al país que le daría, aun cuando no sabía hacia dónde iba. 9 Abraham confió tanto en Dios que vivió como un extranjero en el país que Dios le había prometido. Vivió en tiendas de campaña, igual que Isaac y Jacob, a quienes Dios también les había prometido ese país. 10 Abraham confiaba en que algún día vería la ciudad que Dios había planeado y construido sobre bases firmes. 11 Abraham confió en Dios y, por eso, aunque su esposa Sara no podía tener hijos y él era ya muy viejo, Dios le dio fuerzas para tener un hijo. Y es que Abraham confió en que Dios cumpliría su promesa. 12 Por eso Abraham, aun cuando ya iba a morir, pudo tener tantos descendientes como las estrellas del cielo y como la arena que hay a la orilla del mar. ¡Nadie puede contarlos! 13 Todas las personas que hemos mencionado murieron sin recibir las cosas que Dios les había prometido. Pero como ellos confiaban en Dios, las vieron desde lejos y se alegraron, pues sabían que en este mundo ellos estaban de paso, como los extranjeros. 14 Queda claro, entonces, que quienes reconocen esto todavía buscan un país propio, 15 y que no están pensando en volver al país de donde salieron, pues de otra manera hubieran regresado allá. 16 Lo que desean es tener un país mejor en el cielo. Por eso Dios les ha preparado una ciudad, y no tiene vergüenza de que le llamen su Dios.”

Lo que la palabra está diciendo es que Dios ordena a Abraham que salga de su tierra, del lugar donde nació y se vaya a un lugar nuevo, uno que Dios le mostraría, una tierra prometida pero la biblia da entender que Abraham llegó a ese lugar y no se sentía conforme, no se sentía a gusto con esa tierra porque él estaba esperando la verdadera, la celestial y por eso hábito en tiendas de campaña no fabrico casas y lo mismo hicieron Isaac y Jacob.

Una analogía de la vida de creyentes, fuimos tomados por Cristo del lugar donde estábamos, del lugar de donde pertenecíamos, teníamos nuestra parentela, éramos hijos del diablo.

Anuncios

Pero Cristo nos llamó a salir de ese lugar y nos llevó a otro distinto donde ahora somos hijos de Dios, es un lugar de bendición, una tierra especial pero al igual que Abraham el creyente no está a gusto porque sabe que hay algo mejor preparado, ahora es solo el abre bocas de lo que vendrá.

Al igual que Abraham estamos esperando esa patria celestial y mientras eso pasa aca abajo estamos haciendo lo agradable delante del Señor y sirviendole solo a Él.

El peligro más grande para el cristianismo hoy

Hoy por hoy nos enfrentamos a un asesino de la fe silencioso, nos enfrentamos ante algo que Satanás está usando con mucha astucia para evitar la comunión del creyente con Dios, y así tenerte debilitado y lleno de desánimo.

Estoy hablando del entretenimiento, para el creyente promedio es fácil evitar lo que claramente sabemos que es pecado, tenemos identificado todo lo que es pecado y nos apartamos, pero que tan fácil hemos caído en el entretenimiento.

¿A qué me refiero con entretenimiento?, bueno, todo lo que entretiene jejeje. Usted dirá, ¿hermano es pecado el entretenimiento?, yo le respondo que no.

Anuncios

  • El problema aparece cuando el tiempo dedicado al entretenimiento excede los límites y me roba el tiempo que debería dedicarle a Dios.
  • El problema es cuando tengo más pasión por hacer algo que me entretiene que de Dios.
  • El problema es que el entretenimiento te mantiene entretenido valga la redundancia en los asuntos del mundo y te quita la mirada a lo eterno.

Como cuando a los caballos que halaban zorras les colocaban algo que tapaba la visión horizontal y solo les permitía ver en una sola dirección, el entretenimiento solo nos permite ver en dirección a lo temporal.

El problema es cuando hacemos del entretenimiento una prioridad en mi vida y le sedo tiempo a algo que no me aporta en nada y le restó tiempo a cosas que si me edifican.

Todo el entretenimiento de este mundo no estará en lo eterno.

Filipenses 3:8 (NTV) “…Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo…”

Que pasión la de este hombre por Dios, realmente algo nos está faltando a nosotros hoy día y es pasión por Cristo, algo pasa al cristianismo de hoy en día, no tenemos pasión por Él.

  • Aún así queremos que nuestra familia le busque a el, cuando ellos no ven nada de pasión por Cristo.
  • Aún así queremos que nuestros hijos busquen de Dios, cuando ellos no han podido ver en nosotros pasión por Cristo.

Queremos que ellos le sirvan pero nosotros no lo hacemos o lo hacemos de cualquier forma. Queremos que ellos busquen de Dios pero no les enseñamos hacerlo, no les enseñamos a orar, a leer y practicar la palabra.

Queremos que ellos busquen lo eterno pero nos sentamos con ellos todas las noches frente al televisor y los exponemos a toda la basura que pasan por ella. El mundo práctica con más pasión el pecado que lo que nosotros los creyentes amamos al Señor.

Conclusión

La gente se preocupa por un buen lugar en la tierra, pero no en la eternidad.

Que triste que la mayoría de personas se preocupan en tener una buena posición social, se preocupan en un buen lugar para vivir aquí en la tierra, aquí donde todo será temporal, pero no sé preocupan por el lugar donde van a estar en la eternidad.

Jesús fue muy claro al hablar de esto, Él hablo de dos lugares, el cielo o el infierno, para ir al infierno no hay que hacer nada, solo vivir la vida, pero para ir al cielo hay que morir a esta vida.

Tenemos que negarnos a nosotros mismos, arrepentirnos y aceptar a Jesús como nuestro salvador, y vivir no conforme a mis deseos, sino conforme a los deseos de Dios.

© Luis Ortiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise también

Predicas Cristianas... Defiende la Fe

Defiende la Fe

Predicas Cristianas... Debemos defender a Dios y a Su palabra con argumentos firmes ya que Dios ha provisto razones legítimas para creer en Él, y nos ha mandado...

4 comentarios

  1. Excelente mensaje, muchas gracias por compartir Que Dios siga bendiciendo tu vida y la obra

  2. amen, gracias, la gloria sea al señor, igualmente bendiciones.

  3. El señor te bendiga y te guarde para que sigas bendiciendo vidas con tus predicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *