La agonía de Cristo

Un llamado a huir de su ira

Por eso hoy yo te digo a ti que me escuchas en esta mañana, huye de su ira, escápate de esa ira, no intentes pagar tú mismo por tus pecados, no podrás soportarlo, le costó muchísimo a Cristo hacerlo, le costó todo a él, que era Dios mismo hacerlo, como lo vas hacer tu si te empeñas en desagradarle en vivir de espalda a él, no podrás, ven a Jesús, reconoce que eres pecador y ven a él, acepta que Jesús murió en tu lugar por fe, vive para él vive para agradarle y de esa forma escaparas de la ira que esta próxima a ser manifestada sobre todos los hijos de desobediencia.

Vía de escape

Por eso Dios ha dado una vía de escape, por eso Dios ha colocado a Jesús en nuestro lugar, para que no tengamos que pagar nosotros, sino que recibamos la salvación a través de su sacrificio, Dios ha realizado un camino de escape como lo hizo en los días pasados, cuando llamo a Noé y le dijo construye un arca.

En ese tiempo la vía de escape era el arca, y la biblia dice que esto paso porque Dios había determinado exterminar la vida sobre la tierra porque se habían corrompido delante de él, porque vivían de una forma errada, la biblia dice que se emborrachaban, se casaban y se daban en casamiento, pero hombres con hombres y mujer con mujer, cometían toda clase de actos impuros, homosexualismo, lesbianismo, zoofilia toda clase de perversión y Noé les advertía.

Noé les decía viene un diluvio, entren al arca, Dios va exterminar todo, la ira de Dios está encendida contra toda la humanidad y me mandó construir esta arca para que nos salvemos y no le creyeron, siguieron en sus vidas pero un día el diluvio vino sobre la tierra, un día la ira de Dios se derramo como aguas sobre todo el mundo y destruyo todo.

Nadie pudo salvarse, nadie pudo esconderse, no había lugar donde huir que la ira de Dios no los alcanzara, lo cubrió todo su ira, lo lleno todo.

Apocalipsis 6:16

«y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero«

Así mismo Dios ha establecido un día para traer a todos a juicio, juzgara a todos y si no has confesado con tu boca que Jesús es el Señor y no has creído en tu corazón entonces gustaras de su ira como la gustaron en el tiempo de Noé. No habrá lugar para esconderse, no habrá lugar para huir, te alcanzara, te aniquilara, gustaras lo que dice Jesús cuando dijo «temed más bien al que puede destruir tu alma y mandarla al infierno». Gustaras lo horrendo que es caer en manos de un Dios vivo.

Juan 3:36

«El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él«.

Vuelve a Jesús, vuélvete a él, decídete a creerle a él, arrepiéntete de tus malos caminos, vuelve tu cara al Señor, deja de caminar dándole la espalda, da un giro de 180 grados y camina hacia él.

Yo hoy me coloco en el lugar que decía pablo como si Dios estuviera rogando a través mío, hoy les ruego volvámonos a Dios de todo corazón, vuélvete a Dios, arrepiéntete y cree en el evangelio de Jesús, en sus buenas noticias de salvación para aquel que cree, vuelve a servirle como lo hacías antes, vuelve a enamorarte de él, vive para y por él.

Dios ha establecido un día donde su misericordia no va estar, donde su amor se ocultara, solo quedara juicio, ira contra todos los que se negaron y rechazaron al que el envió como medio de escape para su ira, Dios no quiere la muerte del pecador, pero si el pecador no se acoge a sus demandas entonces no queda más sino una terrible ira de Dios sobre su vida.

Ahora usted dirá, hermano Luis, usted esta mostrando a un Dios cruel, despiadado, no, no es así, al contrario, he mostrado un Dios de mucho amor.

La biblia dice que todos hemos pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios. La biblia dice que Dios mostró su amor por nosotros en que siendo aun pecadores Cristo murió por nosotros, nos ama tanto que no quiere que ninguno se pierda por eso dio a su hijo para que el tome su lugar, pero si tu no quieres aceptar ese regalo precioso no queda mas si no juicio. Tienes que entender esto.

La ira de Dios es inevitable, no se podrá contener, por eso Él dejó la vía de escape.

Romanos 1:18 «Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad«.

Romanos 1:18 (NTV) «Pero Dios muestra su ira desde el cielo contra todos los que son pecadores y perversos, que detienen la verdad con su perversión

Romanos 2:5 «Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios«

Romanos 2:5 (NTV) Pero eres terco y te niegas a arrepentirte y abandonar tu pecado, por eso vas acumulando un castigo terrible para ti mismo. Pues se acerca el día de la ira, en el cual se manifestará el justo juicio de Dios.

Sodoma y Gomorra dos ciudades puestas como ejemplo de su ira.

Vive agradecido

Imaginémonos por un momento si fue duro solamente el momento antes de la cruz, si fue tortuoso para Cristo la antesala cuanto mas el momento mismo de la cruz cuando Dios descarga toda su ira sobre el, cuando Dios lo quebranto a el.

Que cuadro mas impresionante en la cruz, todo se paralizo, una oración no contestada, el cielo enmudecio, «eli, eli, lama sabactani» que traducido es padre, padre porque me has desamparado, la biblia enfatiza el hecho que Cristo se hizo pecado por nosotros, el que no cometio pecado, por nosotros lo hizo pecado y Dios tomo lo nuestro y lo cargo en el. en el cargo el pecado de todos nosotros dice Isaías.

Como no vivir agradecidos.

Romanos 5:6-11 (RVR 1960) «Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación«.

Lo padeció por amor

Como no vivir agradecidos si Jesús en Getsemaní padeciendo todo lo que nos narra la Biblia no renuncio por nosotros, lo único que lo mantuvo en el camino a la Cruz fue su amor por usted y por mi, lo que hizo que el se sometiera a tan tremendo dolor de recibir toda la ira del padre fue porque nos ama, por puro amor.

Cristo murió por pecadores

Ahora quiero agregarle algo más, Jesús no estaba muriendo por sus mejores amigos, Jesús no estaba muriendo por gente buena, no moría por gente que le iba recompensar y agradecer su sacrificio, nooooooo la Biblia dice que estaba muriendo por pecadores, por gente mala, malos todos, ni uno solo bueno, ni uno solo digno y aún así no renuncio, sabía muy bien quiénes éramos y se sostuvo en su camino al calvario, se hizo obediente hasta la muerte y muerte de cruz.

Allá en Getsemaní presenciando la ira que vendría sobre el al mismo tiempo que nos presenciaba a nosotros los pecadores, podía escoger, podía escoger no pasar por tan terrible dolor, podría orar al padre y el le enviaría éngeles, podría elegir no pasar por eso al fin y al cabo era gente que no valía la pena, todos enemigos de él, enemigos de Dios pero no lo hizo por puro amor, se sostuvo hasta morir por puro amor.

«…Porque de tal manera.….»

No merecemos nada

Hay cristianos que viven como si ellos merecieron algo, como si ellos hubiesen tenido parte en la salvación de sus vidas, como si Dios nos debiera algún favor a nosotros, como si le estuviéramos haciendo un favor a el, como si el fuera Dios por nosotros. como si un día ellos estaban por ahí andando en la vida y de repente dijeron voy a buscar a Dios, voy a seguir a Dios y creen que lo hicieron por voluntad propia, porque nació de ellos el buscar de Dios y por eso no valoras lo que tienes, no valoramos la salvación tan grande que tenemos, porque creemos que vino de nosotros, Jesús murió pero tú escogiste seguirle, pero no es así.

¿Como fue tu salvación?

Te voy ha decir como fue tu salvación, andabas errante huyendole a Dios, te escondidas de el, no te gustaba oír de el, no te gustaba oír acerca de que eras pecador, te irritaba todo lo que se llamaba Dios, no te gustaba nada pero un día algo pasó, de repente el Espíritu Santo despertó tu espíritu y te coloco en la posición de poder responder al llamado que Dios te estaba haciendo, antes no tenías interés en el, ahora está en ti un deseo por buscar de él, pero eso no nació en ti, ese deseo te fue puesto en ti, fue puesto por Dios y ahora aceptaste y naciste de nuevo, ahora le buscas a el, ahora deseas ser más como el, pero eso no vino de ti, no nació en ti, fue su espíritu santo quien lo hizo, el querer como el hacer.

No sabemos cómo lo hace

No te puedo decir como lo hace, no te puedo decir como paso, como dijo el hombre que fue ciego de nacimiento allá en Juan 9 cuando le preguntaron acerca de cómo Jesús le había curado y el sólo respondió, «una cosa se, antes era ciego y ahora veo, eso es lo único que se», nosotros también podemos decir lo mismo.

No sé como paso, no sé como ocurrió, no sé cómo lo hizo, una cosa se, antes era ciego, antes no me gustaba nada de él, antes no tenía el deseo por santidad, antes no entendía su palabra pero ahora veo, no sé cómo lo hizo pero ahora soy diferente.

Como no vas a ser agradecido con él, como no le vas a agradecer por lo que ha hecho en tu vida, se agradecido. Si él no te hubiera llamado ¿donde estarías, donde andaríamos?, se agradecido, quizás si hubieras seguido en la vida que llevabas hoy estarías muerto seguramente y en el infierno, pero gracias al Señor que te escogió, te llamo, «…no me elegistes vosotros a mi sino que yo los elegí a vosotros…» (Juan 15:16).

No fuimos nosotros, fue él quien nos amo, nosotros éramos sus enemigos, vivíamos de espalda a Dios pero por su gracia ahora somos sus amigos. Se agradecido, se agradecido.

© Luis Ortiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

También Revise

Predicas Cristianas.. La sanidad que Dios dio a su pueblo

La sanidad que Dios dio a su pueblo

Predicas Cristianas. Tres pasos para llevar la palabra de Dios de Sanidad. Los pasos que vamos a ver a continuación nos van a dar la guía de lo que él Señor..

Un comentario

  1. Su sudor era como grandes gotas de sangre.se esta hablando de tamaño no que estaba sudando sangre.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.